Tag : celiacos

disbiosis

Tratamiento natural de la disbiosis intestinal

Tratamiento natural de la disbiosis intestinal

¡Holaaaaa!, el otro día le diagnosticaron, a una paciente de la farmacia disbiosis intestinal, ¡casi le da un infarto…disbiosis intestinal, qué “palabro”!. Tenía molestias en el estómago, estreñimiento, déficit de vitamina B12, dolor en las articulaciones, estaba cansadísima y tenía problemas para dormir.

Y vino para preguntarnos que es lo que era aquello de la disbiosis…  porque el médico, le había explicado cosas, pero no se enteró muy bien. ¡La pobre con los nervios!…

Y me pareció, que escribir sobre la disbiosis intestinal, sería un buen tema.

Pero antes.. ¿sabéis qué es la disbiosis intestinal?

Se trata, de una alteración de nuestra microbiota intestinal, esto va a producir o bien una disfunción en el metabolismo o una inflamación crónica. Hay mucha gente con disbiosis intestinal, ¡ pero no lo sabe!

Desgraciadamente por el tipo de vida que llevamos; la alimentación, antibióticos y el exceso de higiene, se produce una alteración en los organismos que componen nuestra microbiota intestinal; se sabe que tenemos un 85% de microbiota “buena” y un 15% de “mala” ¡pero es necesaria!

Nuestra microbiota está constituida por:

– microbiota residente normal: Enterococcus, Lactobacillus, Bifidubacterium , Bacteroides, E. coli entre otros.

– microbiota pasajera: E. coli lactosa negativa, Pseudomonas, Klebsiella pneumoniae, Staphilococcus, Streptococcus,…

– Levaduras: como la Cándida Albicans.

– Mohos: Aspergillus sp

Todos viven en armonía en el intestino, existen más de 100 millones de bacterias que se dividen en más de 300 especies distintas. Todos ellos protegen la mucosa de la pared intestinal, que es la 1º barrera de defensa frente a microorganismos patógenos y sustancias tóxicas, pues van a desequilibrar la armonía en el ecosistema intestinal, en el que viven. ¡Y es entonces, cuando comienzan los problemas!; empieza a producirse un intestino permeable o disbiosis o también llamado leaky gut.


¿Qué ocurre cuando tienes disbiosis intestinal?

Las paredes de tu intestino funcionan, como una barrera selectiva, dejan pasar nutrientes y rechazan sustancias tóxicas (imagínatela, cómo si fuera un colador). Estos nutrientes deben de tener un tamaño adecuado para pasar, si tu intestino, está en óptimas condiciones, los nutrientes que superen ese tamaño no pasan, ¡pero si tienes disbiosis intestinal, SI que se van a colar! (tu colador tiene un agujero y va a dejar pasar partículas de mayor tamaño, del que debería).

Parece ser que la pared intestinal se encuentra dañada en un 80% de la población, por culpa de la alimentación que tenemos, el estrés, la excesiva ingesta de antibióticos y el medioambiente.

¿Y te preguntarás, cómo se pueden originar estos “agujeros” en la membrana de la pared intestinal, que causan la disbiosis?. Verás, todos sabemos que la pared intestinal está constituida por capas de células (imagínatela, como una pared de ladrillos, unidos por cemento), entre célula y célula se ha visto que existen unas uniones. El Dr. Alesio Fassano, descubrió la existencia de una proteína llamada ZONULINA, que le indica a estas uniones cuando debe de abrirse y cuando cerrarse, para que puedan pasar los nutrientes.

Cuando se produce demasiada Zonulina, estas uniones quedan abiertas y no son capaces de cerrarse, penetran moléculas que no deben de entrar, por su gran tamaño o por ser tóxicas. Estas moléculas pasan a tu torrente sanguíneo y desde allí son transportadas, hasta distintas zonas de tu cuerpo, como puede ser los cartílagos y huesos, la tiroides, el páncreas… Aquí el tema se empieza a complicar, pues tus células, encargadas de mantener nuestra inmunidad (macrófagos, células T, células B…) al detectar estas moléculas cómo cuerpos extraños, comienzan a atacarlas (también el órgano o el tejido donde se han depositado), desencadenando una hiperactividad inmune, la cual deriva en una respuesta inflamatoria totalmente inapropiada. Si esto persiste en el tiempo, se termina desarrollando las enfermedades autoinmunes como son la celiaquía, la tiroiditis de Hashimoto, la psoriasis, la artritis reumatoide, fibromialgias, diabetes mellitus 1


¿Qué puedes hacer para mejorar la disbiosis intestinal?

Está clarísimo por tanto, que una buena salud intestinal, va a condicionar mucho el desarrollo de las enfermedades autoinmunes y también de desarrollar una inflamación sistémica, por lo que desde la farmacia siempre propongo para mantener el estado de tu microbiota intestinal lo siguiente:

– uso de probióticos puede ser muy beneficios para los casos de la disbiosis, búscalos siempre que contengan cepas de Bifidobacterias y Lactobacilos (sobre todo la cepa L. rhamnosus, pues es la única cepa, capaz de anclarse al intestino) y utiliza probióticos SIEMPRE, después de haber tomado antibióticos o antiinflamatorios.

– el molibdeno es un oligoelemento, que protege a los lactobacilus de nuestra microbiota intestinal de oxidarse, por lo que favorece su equilibrio y buen funcionamiento

– toma L-glutamina, es un aminoácido, que interviene en la formación de proteínas. Es una fuente de energía para los linfocitos y las células intestinales, mejora la calidad de la mucosa intestinal, tiene una función antioxidante, e interviene en procesos inmunológicos (secreta inmunoglobulina A).

raíz de cúrcuma, este tiene un principio activo, llamado curcumina, que disminuye la inflamación y el estrés oxidativo


Además para controlar tu disbiosis SIEMPRE recomiendo cambiar de forma RADICAL los hábitos de vida como es:

NO consumas azúcares refinados, NI hidratos de carbono procedentes de grano (cereales), NI comida procesada, NI gluten (zonulina)

– aumenta el consumo de fruta y verdura, por su riqueza en fibra

– intenta llevar una vida con poco estrés, haz ejercicio, practica el yoga o el mindflullness

– evita la ingesta de antibióticos si NO SON NECESARIOS (recuerda que estos sólo son efectivos frente a infecciones producidas por bacterias, NUNCA frente a virus u hongos).

– realiza al menos dos veces al año una limpieza hepática, para disminuir la sobrecarga hepática. Puede ser que comas muy sano, pero nos rodean muchas sustancias tóxicas que están dispersas en el ambiente y pueden sobrecargar tu hígado

Bueno, creo que ya está claro lo que significa la disbiosis intestinal y todas las consecuencias que te puede acarrear si no se controla. Y espero que te sirva de mucha ayuda, los consejos y tratamientos naturales para controlarla.

¡¡Es bueno pensar en verde!! Hasta el próximo día

Referencias:

Wallace DJ, Hallegua DS Fibromyalgia: the gastrointestinal link.Curr Pain Headache Rep. 2004 Oct;8(5):364-8. Review.

PMID: 15361320

  1. Petersen and J. L. Round, “Defining dysbiosis and its influence on host immunity and disease,” Cell. Microbiol., vol. 16, no. June, pp. 1024–1033, 2014.
  1. Cerf-Bensussan and V. Gaboriau-Routhiau, “The immune system and the gut microbiota: friends or foes?,” Nat. Rev. Immunol., vol. 10, no. 10, pp. 735–744, 2010.

Escobedo G, López-Ortiz E, Torres-Castro I

La microbiota como agente inductor de la obesidad, la inflamación sistémica y la resistencia a la insulina Rev Invest Clin 2014; 66 (5)

Hrncir, et al. “Gut microbiota and lipopolysaccharide content of the diet influence development of regulatory T cells: studies in germ-free mice.,” BMC Immunol., vol. 9, no. 1, p. 65, Jan. 2008.

M.-A. von Schillde, et al. “Lactocepin secreted by Lactobacillus exerts anti-inflammatory effects by selectively degrading proinflammatory chemokines.,” Cell Host Microbe, vol. 11, no. 4, pp. 387–96, Apr. 2012.
J. L. Round and S. K. Mazmanian, “The gut microbiota shapes intestinal immune responses during health and disease.,” Nat. Rev. Immunol., vol. 9, no. 5, pp. 313–23, May 2009.

Categorie: Vida sana

lisina

Qué son la L-Prolina y la L-Lisina?

Qué son la L-Prolina y la L-Lisina?

Buenos días a todos, hoy os voy a contar algo que despertó gran curiosidad en mí. Veréis, el otro día llegó a la Farmacia un paciente, pidiéndome L-lisina con L-prolina, la verdad es que se activó mi vena Sherlock Holmes, de saber para qué los querría y me puse a investigar.

Parto de la base de que tanto la L-lisina como la L-prolina son aminoácidos.

La L-prolina, cuando nuestro cuerpo está en óptimas condiciones es capaz de producirla (por eso se dice que es un aminoácido NO esencial, pero aún así es importante), también se pueden encontrar en algunos alimentos como las carnes y en alimentos como las nueces, castañas, avellanas, guisantes, maíz, centeno, cebada, cebollas, ajo, remolacha, zanahoria, calabazas, setas, nabos.

La L-lisina a diferencia del anterior es un aminoácido ESENCIAL, es decir si no somos capaces de tomarlo a través de los alimentos como las legumbres y altramuces, ¡vamos a tener problemas!

Lo curioso de estos dos aminoácidos, tan IMPORTANTES, es que gracias a ellos se produce la formación de otra proteína  llamada COLÁGENO. Que ¡cómo ya sabéis forma parte de los huesos, piel, tendones…! Y deciros también que aquí necesitamos que se asocien a la vitamina C.

Bueno y os preguntareis ¿Y para qué se toma?

  • fundamentalmente la toman para potenciar la formación de cartílago, ligamentos y tendones, por lo que personas con artrosis, para los deportistas, ¡puede ser un gran aliado!
  • si se administran junto a vitamina C potencian la absorción del calcio y funcionan muy bien en tratamientos para la osteoporosis, ¡doy fe de ello, pues tengo un paciente que parece otro, desde que lo toma!
  • ambas disminuyen las grasas adheridas a las paredes de las arterias (las lipoproteínas), por lo que  disminuimos el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • favorecen la cicatrización de las heridas, activa la formación de piel nueva en quemaduras, como hemos dicho, esto se debe a la estimulación de la formación de colágeno
  • como forman colágeno, mejora la piel y por tanto, las arrugas, previene el envejecimiento prematuro de la piel, (¡¡yo después de esto me tomo un trailer!! jajaja)
  • la L-lisina es un  POTENTE ANTIVIRAL, tanto para los herpes labiales, como para las temidas culebrillas, varicela…etc ¡¡va de fábula!! Lo que hacen es impedir el crecimiento de estos virus, “matándolos de hambre”. Para que no os confundáis os lo voy a explicar de forma más detallada: la L-lisina se parece químicamente a la arginina (ésta es vital para el virus), entonces el virus usa la L-lisina, la cual frena su replicación y de esta manera disminuye los síntomas y reduce la frecuencia de los ataques de herpes! ¿A qué mola?

¡Pero ojo, no todo son maravillas con estos dos aminoácidos! Y deben de tener cuidado:

  • las personas con problemas hepáticas o renales no deben tomar grandes cantidades de aminoácidos
  • las personas con desórdenes del sistema nervioso deben evitar el aporte extraordinario de La Prolina, pues se ha visto que un exceso de esta, en enfermedades mentales y esquizofrénicos.
  • Los celíacos, deben evitar tomar La Prolina, ya que forma parte del gluten.

Bueno y aquí corto hoy, ¡qué me enrollo más que una persiana!

¡¡Pensad en verde¡¡, es bueno para la salud.

Categorie: Vida sana

chia semillas

Semillas de chía ¿para qué sirven?

Semillas de chía ¿para qué sirven?

Buenos días a todos, el otro día llegó una señora a la farmacia preguntándonos ¿para qué servían las semillas de chía? Bueno ¡me hizo el tercer grado en plantas medicinales! Pero me llamó la atención esta pregunta, pues las semillas de chía ¡están muy de moda! Ahora  ¡es una planta “cool” como dice ahora la gente! Y cómo a mí me “cae” muy bien, he pensado que es buena idea hablar en el post de hoy sobre la chía.

Como curiosidad deciros que la planta Chia o Salvia hispanica L. es una planta procedente de México. Allí los mayas y los aztecas eran grandes consumidores de sus semillas, pues descubrieron que les aportaba mucha energía. Como curiosidad, deciros que la palabra Chía en azteca significaba FUERZA.

Con el tiempo se ha visto que las semillas de chía son ricos en ácidos grasos Omega 3 (alfa-linolénico ALA) y 6, tienen muchísima fibra (unos 3 gr por cucharada sopera), además de varias vitaminas del grupo B, hierro, calcio (6 veces más que el calcio procedente de la leche), potasio (6 veces más que los plátanos), magnesio, fósforo y Zinc.

 

Actualmente las semillas de Chía, se utilizan para distintos fines, como:

🔸 pérdida de peso, son famosísimas pues son hidrófilas…¿Y qué es esto? Pues les encanta el agua y si tu tomas una cucharada de semillas junto a un gran vaso de agua (¡esto es IMPORTANTÍSIMO!), estas semillas absorberán el agua y aumentaran 10 veces su peso, produciéndose una sensación de saciedad muy rápido!

Por lo que si seguimos una dieta, evitaremos los “picoteos entre comidas” y retrasaremos los picos glucémicos, que tanta hambre nos dan y tantas “trasgresiones de dieta terminamos teniendo”. Así que como resultado al estar llenos, no tenemos hambre y no metemos la pata.

🔸 regula el tránsito intestinal para personas que padezcan de estreñimiento. Las semillas de chía tienen una función laxante, debido a su alto contenido en fibra. A este tipo de laxantes se les llama laxantes formadores de masa, pues aumentan el tamaño del bolo fecal (la caca), esto se produce por su propiedad de absorber el agua, lo que hacen es hidratar las heces por lo que se expulsan mucho mejor. Por último van a estimular los movimientos en el colon para expulsar estas heces.

🔸 regulan la absorción intestinal esto puede ser una ventaja o un GRAN PROBLEMA, pues por una parte dificultan la absorción de algunos nutrientes como son las grasas ( favoreciendo tener unos niveles muy aceptables de colesterol en sangre). Pero por contra puede dificultar la absorción de fármacos para controlar la glucosa en sangre (hipoglucemiantes), anticoagulantes (evitan que se forme un coágulo como la aspirina o el clopidogrel) y anticoagregantes. Esto es muy PELIGROSO, pues aumentan los niveles de medicamento en sangre, pudiendo llegar a tener reacciones indeseadas!

💡Pero esto se soluciona tomando los fármacos una hora antes de tomar las semillas de Chía o dos horas después, NO OLVIDÉIS DE ESTO!💡

🔸 es un potente antioxidante, va a prevenir el envejecimiento de nuestras células, capturando los radicales libres.

🔸 muchos deportistas las suelen consumir por su alto contenido en proteínas, que aportan aminoácidos esenciales tan fundamentales para el equilibrio de huesos y músculos.

🔸 no contiene GLUTEN, por lo que es apto para celiacos.

Pero no todo es oro lo que reluce! Con esto os digo que si sufrís de colon irritable, divertículos NO lo consumáis!

También deciros que hay que hacer descansos de esta droga, no sobrepases los 15 gr al día pues contienen oxalatos y pueden producir piedras en los riñones.

Bueno esto es todo por hoy, espero que os haya gustado ¡¡ seguimos pensando en verde!!

Referencias

Vuksan V1, Jenkins AL, Dias AG, Reduction in postprandial glucose excursion and prolongation of satiety: possible explanation of the long-term effects of whole grain Salba (Salvia Hispanica L.). Eur J Clin Nutr. 2010 Apr;64(4):436-8. doi: 10.1038/ejcn.2009.159. Epub 2010 Jan 20.

Tavares Toscano L1, Tavares Toscano L2, Leite Tavares R Chia induces clinically discrete weight loss and improves lipid profile only in altered previous values. Nutr Hosp. 2014 Dec 14;31(3):1176-82. doi: 10.3305/nh.2015.31.3.8242.

Espada CE1, Berra MA, Martinez MJ, Effect of Chia oil (Salvia Hispanica) rich in omega-3 fatty acids on the eicosanoid release, apoptosis and T-lymphocyte tumor infiltration in a murine mammary gland adenocarcinoma. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 2007 Jul;77(1):21-8. Epub 2007 Jul 6.

Categorie: Dieta y nutrición

prebioticos

Qué son los prebióticos?

Qué son los prebióticos?

Feliz día, queridos lectores. Recuerdo que hace tiempo hablamos de nuestra microbiota, si os acordáis son las bacterias de nuestro intestino que ayudan a mantener nuestra salud. Y además que cada uno de nosotros tiene microbiota diferente (es como un sello de identidad). Incluso a lo largo de nuestra vida ésta va cambiando en función de nuestro estado de salud, los hábitos alimenticios, los medicamentos que tomamos, todo influye en ella.

Por lo que habrá que cuidarla y mimarla, ¿no? Pero ¿y cómo lo hacemos? Pues muy sencillo, lo podemos hacer usando:

  • Probióticos. Son microorganismos vivos, cuando hay alguna patología como diarrea, infecciones vaginales, entre otros ¡van estupendamente¡ En personas sanas se sabe que estimulan nuestro sistema inmunológico. ¡Además, acordaos por qué es bueno tomarlos!
  • Prebióticos son sustancias que proceden de la dieta y sirven de comida a las bacterias de nuestra microbiota, favoreciendo su crecimiento y su proliferación. Son un tipo de fibras alimenticias.

¿Os dais cuenta de lo importante que son estas dos sustancias? Hoy principalmente vamos a hablar de los prebióticos, las fibras prebióticas más importantes son:

  • inulina
  • fructooligosacáridos (FOS)
  • galactooligosacáridos (GOS)

Se sabe que las propiedades de los prebióticos son:

  • influir en la composición de la microbiota intestinal, llegando incluso a restaurar el equilibrio bacteriano. Después de una enfermedad es aconsejable tomarlos, pues te van a ayudar a recuperar antes o después de un tratamiento con antibióticos o antifúngicos ¡yo los suelo recomendar¡
  • mejoran la colitis ulcerosa, pues disminuyen la inflamación
  • en personas con estreñimiento mejoran el tránsito intestinal, ya que aumentan el bolo fecal, relajan las paredes del tracto gastrointestinal y se produce la expulsión de la “caca”
  • disminuye el colesterol total
  • dan sensación de saciedad, por lo que personas con sobrepeso ¡les va de maravilla¡
  • según varios estudios son quimiopreventivos, pues capturan sustancias cancerígenas del colon.

Deciros que a algunas personas el consumo de esta fibra prebiótica les puede producir algo de gases y para ello, un pequeño truco, ir metiéndola, poco a poco con abundante agua.

Si eres celíaco, tienes anemia y osteoporosis o tienes obstrucción intestinal ¡los prebióticos no son para ti!

Y solo para concluir, deciros que: ¡¡Me encantan los prebióticos!!

¿Aún no piensas en verde? Pues empieza ahora! Nos vemos pronto!

Para más información:
Charlas de 8º congreso de la SEFIT en Zaragoza

Brahe LK, Le Chatelier E, Prifti E

Dietary modulation of the gut microbiota–a randomised controlled trial in obese postmenopausal women. Br J Nutr. 2015 Aug 14;114(3):406-17. doi: 10.1017/S0007114515001786. Epub 2015 Jul 2.

Bermon S, Petriz B, Kajėnienė A

The microbiota: an exercise immunology perspective.

Exerc Immunol Rev. 2015;21:70-9.

Meyer D Health benefits of prebiotic fibers. Adv Food Nutr Res. 2015;74:47-91. doi: 10.1016/bs.afnr.2014.11.002. Epub 2015 Jan 7.

Categorie: Vida sana