Tag : dermatitis

tratamientos naturales para la rosacea

Tratamientos naturales para la rosácea

tratamientos naturales para la rosácea

Llevas una temporada con la cara muy enrojecida. Al principio no le das mucha importancia, pues piensas, ya se quitará. Pero te das cuenta, que la rojez de tu cara, va a más. A veces te pica.  A veces incluso te salen algún granito. Decides ir al dermatólogo. Y te dice. Tienes una rosácea. ¿Una qué? Una rosácea. Además tu rosácea es de libro. ¡Madre mía!, qué voy a hacer. Pues lo primero calma. Lo segundo ocuparte de tu rosácea y no preocuparte. Eso es lo más importante.

Para empezar, decirte que yo tengo una rosácea. Un extra más.

Me gustaría que entendieras, que le pasa a tu cara. Verás. La rosácea en una enfermedad crónica, en la que se ve implicada tu piel. Y a veces en algunos casos (son raros), también tus ojos.


¿Cuáles son los síntomas de la rosácea?

  • La rosácea suele afectar más a las mujeres, que a los hombres.
  • Suele salir entre los 30 a los 60 años.
  • Más en personas con piel clara
  • Con frecuencia en la menopausia.

Los síntomas de la rosácea comienzan con:

– un enrojecimiento de zona de las mejillas, nariz, frente y barbilla. No se tiene que dar en todas las zonas. A mí me afecta a los mofletes y la nariz. La verdad es que cuando empezó, me parecía hasta gracioso. Tener un toque de “rubor”, sin tener que utilizar colorete, molaba. El problema es que pasé de estar “ruborizada”, a parecer que me había bebido una bodega de vino. ¡Un horror! Y lo de menos era el color. Lo peor es esa sensación de que tienes la cara ardiendo. ¿A qué me comprendes? El enrojecimiento facial, se ha visto que es por la inflamación de los vasos sanguíneos faciales, que se hinchan y se hacen visibles.

– tu piel está muy sensible y te pica

– tienes una sensación de que te arde la cara. Si la tocas, está calentísima. A veces, tienes sensación de tirantez. Hay inflamación.

– en algunas personas cursa con acné (yo afortunadamente, no lo tengo). Aparecen como unos granos rojos e hinchados. A veces estos granos de rosácea, contienen pus, por lo que se pueden confundir fácilmente con un acné vulgar. Por ello, si te pasa, te recomiendo consultes con tu médico o tu dermatólogo.

– se pueden presentar pápalas y pústulas

– también pueden aparecer pequeñas venitas en la cara, también llamadas arañas vasculares o telangiectasias.

– inflamación de la nariz o rinofima con la piel engrosada, de esta zona. En casos extremos, donde la rosácea no está controlada, pueden llegar, incluso aumentar el tamaño de tu nariz. Son casos donde la enfermedad, está muy avanzada. Se da más en los hombres esta situación (lo achaco, a que no te cuidas nada de nada, aunque la tendencia es ir cambiando poco a poco). ¡Sólo tienes una piel, mímala!

– hay algunos casos donde la rosácea, está también en los ojos. Entonces estos se ven enrojecidos, con una sensación de sequedad, picazón, lagrimeo, sensación de tener arenilla dentro de tus ojos. Los párpados están inflamados e hinchados. Todo esto termina derivando en problemas de vista, como visión borrosa. Espero que no sea tu caso.

Desgraciadamente, no se sabe por qué aparece y cual es la causa que desencadena tener un brote de rosácea.

Algunos dicen que es de tipo hereditario, si tienes la piel blanquita y además algún familiar tuyo, la padece, es fácil que la puedas desarrollar. En mi caso, mi abuela y mi padre, la han tenido.

La rosácea, NO se contagia. Y desgraciadamente NO tiene cura, a día de hoy. Pero hay unos tratamientos magníficos, que hacen que tu dermatitis, esté controlada y el aspecto de tu piel, sea más “estético”, minimizando al máximo, los signos de un brote.


Se sabe, que hay causas, que la empeoran este tipo de dermatitis, como son:

– el alcohol, es muy mal amigo de tu rosácea. La comida picante.

– el sol hace que aparezca un brote, en tu cara; la culpa de todo esto, la tiene la luz ultravioleta.

– los cambios de temperatura o hacer ejercicio intenso, la desencadenan

– tener alguna enfermedad autoinmune. Pues tu sistema defensivo, está exacerbado, por lo que las defensas celulares de tu cuerpo, están en pie de guerra. Pudiendo producir inflamación cutánea.

– el estrés y las situaciones de tensión, pueden desencadenar un brote.

– parece ser que un ácaro, llamado Demodex folliculorum, puede colonizar la piel de tu cara, produciendo una infección cutánea.


Las recomendaciones para seguir un tratamiento contra la rosácea, pero que sea natural, son las siguientes:

ácidos grasos omega 3,6,9 estos ácidos son fundamentales, están constituidos por ácidos poliinsaturados. Estos se ha visto clínicamente, que mejoran los problemas de piel.

vitamina C, es un maravilloso antioxidante. Con las enfermedades dérmicas, se generan un gran número de radicales libres, que empeoran la patología o incluso, pueden derivar en otras.

probióticos, son maravillosos, para equilibrar, la posible disbiosis intestinal, que suele verse en pacientes, con este tipo de patologías.

Estos tratamientos los voy alternando en función de cómo me veo la rosácea.

Pero otra de las recomendaciones que te hago, es ¿cómo tratas tu piel? Es importantísimo, cuidarla por fuera y por dentro. Por dentro lo hemos visto antes.


Y por fuera, te digo mi rutina para tratar y cuidar la piel con rosácea:

1º paso de mi rutina, limpio mi piel con un aceite desmaquillante, déjalo un rato para gue se descompongan y te sea más fácil eliminar, piel muerta, restos de maquillaje, sudor, restos de polución, restos de fotoprotector. Aplícalo, sobre la piel húmeda, crearás una emulsión, que es capaz de retirar, toda la mugre y suciedad, que se te haya depositado a lo largo del día en la cara. Luego, retíralo con agua calentita. Hay unos aceites vegetales, alucinantes, para estos menesteres. El aceite vegetal de jojoba, el de coco y el de ricino, pueden ser un gran aliado para ti. Aquí meto tanto a ti hombre, cómo a ti mujer. Deberías de limpiar tu piel, independientemente, de tú sexo. Si tienes problemas dermatológicos, con mucha más razón.

2º paso de mi rutina, limpio mi rostro con un limpiador al agua. Específico. Y respetuoso con el Ph de tu piel. Los hay en leche, en jabón sólido, en espuma. Buscamos que respeten la capa hidrolipídica de tu piel. Por supuesto con ingredientes naturales. Los hay maravillosos. A mí me encanta, en formato espuma. Te deja la piel, limpia. Sin sensación de tirantez.

3º paso de mi rutina, tonifico la piel. Los tónicos bien formulados están diseñados para para limpiar y reajustar el equilibrio del pH de tu piel, después de haber usado un limpiador. Para tu información. Los tónicos se centran en hidratar y reforzar la barrera lipidica de la piel. Es decir, tu manto ácido. Tienen una capacidad regeneradora, muy importante. Para mantener, tu piel suave y protegida busca tónicos que lleven vitamina B3, aceite esencial de rosa de damasco, aloe vera. Evita que lleven alcohol, perfumes. Para que no te irrite más la cara. Los hay naturales magníficos. Te digo que tu piel estará suave, elástica, la sentirás hidratada, calmada, fresca. Además tu piel ya está preparada, para recibir su tratamiento para la rosácea.

4º paso de mi rutina, utilizo una crema tratante. Ayuda a restablecer el manto ácido de tu piel. En la rosácea, esta capa hidrolipídica, está dañada. Y necesitas mucha hidratación. Yo la que estoy usando es de 5punto5. Te deja la piel relajada, sin picor, fresca, hidratada, elástica. Y en unas semanas he controlado el brote de rosácea, que tenía. Busca cremas que estén formuladas con manteca de karité o aloe vera (te darán hidratación), con aceite vegetal de caléndula (te calmará la inflamación y el quemazón), o con aceites esenciales de lavanda o manzanilla romana (calman, suavizan tu piel)

5º y último paso, utiliza SIEMPRE un buen fotoprotector. Aunque sea invierno. Aunque esté el día nublado. Aunque no vayas a salir a la calle. Y si lo buscas que sea físico, mejor. Pues no penetra en las capas profundas de la piel y no tendrás problemas de sensibilidad o alergia.

Ahora puedes controlar los brotes de rosácea, ¡naturalmente! Si tienes más dudas, ¡pregúntame!

Piensa diferente. Piensa en verde

Referencias:

fitoterapia.net

Categorie: Belleza y cuidado corporal

receta de la semana en blanco banner

Receta: Champú anticaspa natural

Es increíble el poder de una palabra. Mira, por ejemplo la palabra “Viernes”. Cuando al despertarte te das cuenta que el último día laboral de la semana, ¿a qué te levantas de mucho mejor humor?

happy wake up amy schumer

Sin embargo no quiero menospreciar el Lunes, ya que fue el día de publicar mi nuevo post, y ya sabes que me hace muchísima ilusión hacerlo. Esta vez he tocado un tema, relacionado con la salud del cabello, te he explicado porque ocurren problemas capilares y como puedes tratarlas de forma natural:

Soluciones naturales para los problemas de tu pelo

Y si ya te has puesto al día, sabrás que en ese post también te hablé de la caspa. Ya sabes, que no se trata de una enfermedad grave sino simplemente de partículas de la piel que se desprenden del cuero cabelludo, a menudo, acumuládnose en los hombros, lo que provoca un complejo para las personas que la sufren.

A veces la caspa en adultos es una forma de la dermatitis seborreica, y cursa con los síntomas como escamas en el cuero cabelludo (a veces incluso en las cejas, barba o bigote), acompañado por un picazón.

Ya te expliqué, que existen varios tipos de caspa:

caspa seca, suele ser mas visible y aparecer en forma de “nieve” en los hombros, también puede ser acompañada por la presencia de un hongo, que empeora la situación.

caspa grasa produce escamas menos visibles en ropa, pero mas visibles en el cabello, ya que se mezcla con el sebo del cuero cabelludo formando una especie de costra.

Posibles causas, que pueden provocar la aparición de la caspa puede ser:

  • piel grasa o piel seca
  • falta de higiene capilar
  • sensibilidad a los cosméticos
  • psoriasis, eccemas, dermatitis de contacto
  • hongos

Y en esta nueva Receta de la Semana te traigo un fórmula anticaspa natural, que fácilmente puedes preparar en tu casa, usando:

Receta Champú anticaspa natural


¿Cómo preparar tu propio champú anticaspa natural?

En 200ml de champú (es más aconsejable que use el de arcilla, ya que arcilla absorbe el exceso sebo, desinfecta y calma), añade la sinergia de los aceites esenciales. Lava tu cabello de forma habitual con ese champú anticaspa, pero esta vez no olvides realizar masajes del cuero cabelludo y deja que actué durante 2 minutos y a continuación aclara.


¿Por qué usar estos aceites esenciales para preparar un champú anticaspa?

Aceite Esencial del Árbol de Té conocido por sus propiedades antibacterianas y fungicidas

Aceite Esencial de Geranio Rosat o Geranio de Bourbon previene la caída de cabello, es reafirmante de los tejidos y resulta util para las pieles grasas y con acné.

Aceite Esencial de Cedro de Atlas la grasa del cabello, es drenante y tiene efecto antimanchas

Aceite Esencial de Enebro es descongestionante, favorece la circulación y drenante.


Otros consejos para combatir la caspa

– aunque es muy difícil, intenta controlar tu estrés diario

– incorpora en tu dieta minerales como zinc y vitaminas del tipo B

– lava con frecuencia tu cabello con un champú anticaspa suave

– limita el uso de productos de belleza capilar como lacas, espumas o gominas, estos suelen engrasar la cabellera

 

¿Qué te ha parecido? Si pruebas esta Receta de la Semana, cuéntame como te ha ido.

Nos vemos el Lunes ¡piensa en verde!

¡No olvides de informarte sobre las posibles contraindicaciones de los aceites, que menciono! Puedes encontrar más información en nuestra web o usar enlaces, proporcionados en este post!

Referencias:
Mi biblia de los aceites esenciales por Danièle Fessty
Por Una Cosmética Inteligente. Aceites Esenciales y Vegetales de Dominique Baudoux
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/dandruff/symptoms-causes/syc-20353850?p=1
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/dandruff/diagnosis-treatment/drc-20353854?p=1

¿Te ha gustado esta receta? Aquí puedes encontrar más

Categorie: Receta de la semana

inmunidad y 7 plantas medicinales

Inmunidad y 7 plantas medicinales

inmunidad y 7 plantas medicinales

Y de repente un tiempo terrible. Frío. Cambios bruscos de temperatura. Pasamos del frío al calor, en cero coma uno. Y tu inmunidad, comienza a bramarte pidiendo que hagas algo. Pero tú pasas. Llega el primer resfriado. Llega la infección de garganta. Incluso se repite la sinusitis tan terrible, que pasaste el año pasado.

¿Todavía no te has enterado, que debes mimar tu sistema inmunológico? ¿Todavía no sabes, que la 1º barrera de inmunidad está en tu intestino?

Bueno no es cierto, la 1º está en la piel, se llama inmunidad innata, uno nace con ella. La inmunidad del intestino, es la llamada adquirida. Cuando nacemos, a través del canal uterino, la adquieres a partir, de la de tu madre (digamos que es la “parte” de inmunidad, que nos ayuda a “tirar para adelante”, los primeros meses de vida). Por ello los bebes nacidos por cesárea, tienen más tendencia a tener dermatitis, alergias, cólicos. Porque no ha adquirido parte de esta microbiota.

A lo largo de tu vida, tu sistema inmunológico, va desarrollándose y mejorando, gracias a esta inmunidad adquirida.

Verás, cuando estás en contacto con una sustancia patógena (virus, bacterias, hongos, sustancias químicas nocivas, que son son los antígenos), éstas van a ser capaces de desencadenar en tu cuerpo una respuesta inmunitaria. Dando comienzo a la formación de células específicas (los linfocitos T y los linfocitos B), para este antígeno. Se produce siempre después del primer contacto. Y de esta manera, tu cuerpo, recordará durante toda la vida, que esa sustancia patógena, es mala para ti y hay que estar alerta con ella.

¿Y cómo lo hacen estas células? Pues de varias maneras

– los linfocitos B, al ver el cuerpo extraño se activan. Comienzan a producir una células llamadas, inmunoglobulinas. Estas se unen al antígeno, inactivándolo. Y produce tu respuesta inmunitaria.

– los linfocitos T, para actuar necesitan de otras células, llamadas macrófagos (estos destruyen sustancias tóxicas, porque los fagocitan, se los “tragan”). Los macrófagos, sintetizan unas proteínas, llamadas citoquinas, que son las responsables de regular su función. Consiguiendo, que los macrófagos actúen de mediadores. Los van a presentar al antígeno (sustancia tóxica). Entonces se produce la respuesta inmunitaria. Pero aquí puede suceder que:

  • se activan los linfocitos T helper Th (son colaboradores), que producen inflamación y aniquilan al antígeno.
  • si se activan los linfocitos T citotóxicos Tc, estos eliminan al macrófago que lleva el antígeno. Produciendo su muerte (apoptosis). Es el método que tu cuerpo utiliza, para deshacerse de células “anormales”, como pueden ser las células cancerosas.

¿Qué sucede cuando se ven por segunda vez estos linfocitos con los antígenos?

La respuesta que produce tu cuerpo, es rapidísima y pontentísima, gracias a tus ganglios linfáticos (amígdalas, timo, vasos linfáticos, bazo, médula osea, hay racimos de ganglios linfáticos en el cuello, axilas, ingles, mamas…). Allí se reconocen, filtran y combaten a los antígenos (virus, bacterias, sustancias tóxicas…).

Bueno, pues hasta aquí un poco de fisiología de tu cuerpo, para que entiendas cómo las plantas medicinales, pueden ayudar a tu sistema inmunológico.

Para empezar, las que yo destacaría por su acción sobre tu inmunidad, serían:

  • Raiz de Echinacea tenemos varias variedades Echinacea angustifolia, Echinacea pallida, Echinacea purpurea se usan tanto las raíces de esta planta, como la sumida florida de la E. purpurea. 

Esta planta medicinal estimula la producción de citoquina, que estimula la formación a sus vez, de linfocitos. Con esto se consigue una acción inmunomoduladora. Es decir, estimula o deprime al sistema inmunológico (actuando sobre los factores celulares), en función de si hay infección o no. Se ha visto que las drogas constituidas por raíz de echinacea, son muy potentes frente a virus. Por ello, te lo recomiendo para reducir los síntomas de gripes y resfriados; para tratar herpes, pues van a impedir el crecimiento del virus, y la producción de citoquinas proinflamatorias. Úsalo, cómo preventivo de infecciones.

Te recomiendo su uso durante 8 semanas y luego descansa otras 8, para volver a empezar un nuevo tratamiento. Trata de buscar productos con extractos estandarizados de echinacea, son más potentes, con menos dosis.

Por cierto. Si tienes una enfermedad autoinmune, o tienes un tratamiento con inmunosupresores o tienes una enfermedad en la que tus niveles de leucocitos están muy altos, NO lo utilices.

  • Raiz de Uña de gato Uncaria tomentosa tiene una acción antiinflamatoria y estimulante sobre tu inmunidad. Te lo aconsejo también, por su acción antiviral, que regula la producción de linfocitos. Aumenta actividad fagocítica de los macrófagos y se aumenta la producción de linfocitos T.

También (¡Dios no lo quiera!), lo podrías utilizar, tras un tratamiento de quimioterapia. Pues se ha demostrado en numerosos estudios, que tiene un efecto citostático, es decir, retrasa o detiene el crecimiento de células (incluso las cancerosas), sin destruirlas (los estudios que se están realizando a día de hoy son muy esperanzadores, pero hay que seguir investigando).

¿Sabías que a dosis muy altas la raíz de uña de gato, es un anticonceptivo? Y todo esto es gracias a que en su composición hay un grupo de moléculas como son los alcaloides oxindolicos y los tetracíclicos.

  • Ajo Allium sativum tiene un efecto antimicrobiano y antifúngico. Se sabe desde la antigüedad, de esta propiedad. También te lo recomiendo, pues en distintos estudios, se ha demostrado su capacidad para aumentar el número de linfocitos y la fagocitosis de macrófagos, produciéndose una liberación del interferon-gamma. Todas estas acciones hacen que aumente tu inmunidad.
  • Raiz de Ginseng Panax ginseng C.A. Meyer es un adaptógeno, es decir cuando tu estás estresado (ya sea por estrés mental, por estrés ”corporal”, a consecuencia de una enfermedad, o sufres estrés “por el medioambiente”, por que hace mucho frío, o mucho calor…) gracias a al raíz de ginseng, tu cuerpo se “repone”, haciendo frente de forma muy eficaz a dicho estrés. También tiene una acción inmunomoduladora, por lo que mantendrá a tu alerta sistema inmunológico.
  • reishi Ganoderma lucidum. se utiliza como coadyuvante en tratamientos en cánceres de pulmón y cómo preventivo del cáncer colo-rectal. Estimula tu inmunidad, sin producir toxicidad, ni efectos secundarios.
  • Cordiceps o gusano de invierno Ophiocordyceps sinensis si tienes la desgracia de tener un cáncer, te recomiendo como inmunoestimulante el cordiceps. Se toma conjuntamente con la quimioterapia. De esta manera aumentarás tu resistencia física e inmunitaria. Búscalo en forma de extracto, pues necesitaras menos dosis, al ir muy concentrados.
  • aceite esencial ravintsara cinnamomum camphora este aceite esencial me parece maravilloso, a parte de ser un magnífico expectorante, te lo recomiendo como estimulante del sistema inmunológico. Frente a infecciones por virus o bacterias, es muy eficaz. Ponte una gota todas las mañanas en las muñecas, y haz respiraciones profundas, inhalandolo.

Aquí están las plantas medicinales, que mejor le van a tu inmunidad. ¿Las vas a probar? ¡Piensa diferente, piensa en verde!

Referencias bibliográficas:

fitoterapia.net

Sánchez C, Gupta M, Santana A. Actividad inmunomoduladora de las  plantas (I). Revista de Fitoterapia. 2002;2:151-63.

Arteche A, Vanaclocha B, Güenechea JI. Fitoterapia (3.ª edición). Vade-mecum de prescripción. Plantas medicinales. Barcelona: Masson; 1998.

Bruneton J. Elementos de fitoquímica y de farmacognosia. Zaragoza: Acribia; 2001.

Cayunao C, Erazo S, Backhouse N, Bachiller L, Zaldívar M, García R.

Estudio de la actividad antimicrobiana de un alcaloide oxindólico y actividad antioxidante de diferentes extractos de Uncaria tomentosa

(Willd.) DC. Revista de Fitoterapia. 2004;2:152-4.

Peris JB, Stübing G, Vanaclocha B. Fitoterapia aplicada. Valencia: MICOF Valencia; 1995.

Sánchez C, Gupta M, Santana A. Actividad inmunomoduladora de las  plantas (I). Revista de Fitoterapia. 2002;2:151-63.

Ha KC, Kim MG, Oh MR, Choi EK, Back HI, Kim SY, et al. A placebo-controlled trial of Korean red ginseng extract for preventing influenza-like illness in healthy adults. BMC Complement Altern Med. 2012; 12: 10. doi: 10.1186/1472-6882-12-10.

Gill BS, Navgeet, Mehra R, Kumar V, Kumar S. Ganoderic acid, lanostanoid triterpene: a key player in apoptosis. Invest New Drugs. 2018; 36 (1): 136-143. doi: 10.1007/s10637-017-0526-0.

Categorie: Vida sana

receta de la semana en blanco banner

Receta:Tratamos eccemas de forma natural

Muy buenas a todos! Qué bien… por fin estamos de vuelta para contaros más cosillas! A ver…a ver que es lo que nos ha preparado este Viernes…

Si os ha dado tiempo de leernos ya sabréis que en al principio de la semana os hablamos sobre que es la dermatitis. Se sabe que la dermatitis o eccema son una lesión y inflamación de la piel, producidos por varias causas (de allí diferentes tipos de dermatitis). Además os invito a conocer diferentes remedios seguros, eficaces y, por supuesto, naturales para tratar los eccemas y la dermatitis.

Remedios naturales para la dermatitis

Y para terminar esta semana como es debido, os quiero dejar nuestra nueva Receta de la Semana, que vamos usar como otro remedio natural para curar las placas de eccema. Y otra vez más lo haremos con la ayuda de los aceites esenciales. ¿Y sabéis que es lo mejor de usar los aceites esenciales apara tratar los eccemas cutáneos? Pues que los aceites no solo tratan sus  síntomas sino además le devuelven a la piel su capacidad natural de defenderse, lo que desgraciadamente, las cremas y pomadas de cortisona no suelen hacer. Así que apuntad éstos ingredientes:

Receta de la semana:Tratamos eccemas de forma natural

Aceite Esencial de Espliego Macho

Aceite Vegetal de Almendras Dulces o Aceite Vegetal de Caléndula


¿Cómo preparar la receta?


Mezcla 2 gotas de cada unos de los aceites. Aplica 2 gotas de la sinergia directamente sobre las placas 2 o 3 veces al día. Aceite Esencial de Espliego Macho, en el post sobre la dermatitis ya dije que este aceites esencial posee unas propiedades regeneradoras espectaculares, además siendo un antibacteriano ayudará a que los eccemas se infecten. Y si le añadimos Aceite Vegetal de Almendras Dulces ayudaremos a hidratar y nutrir esa piel tan sensible, y si optáis por el Aceite Vegetal de Caléndula, éste ayudara a reforzar la protección natural de la piel y además aliviará la inflamación.


Otros consejos para mejorar los síntomas de los eccemas cutáneos


– muchas veces las crisis de eccemas pueden ocurrir por el estrés, por tanto es muy recomendable intentar encontrar el equilibrio emocional.

– en algunas ocasiones los eccemas en niños pueden ser producidas por intolerancias a algunos alimentos, como pueden ser trigo o leche, por tanto recomiendo consultar con vuestro médico pediatra y si es posible suprimir la ingesta de éstos.

eccemas en adultos puede ser una alergia de contacto y ¡ojo! no necesariamente se trata una reacción inmediata (la alergia puede tardar varios días hasta en manifestarse en forma de los eccemas), así aconsejo repasar y revisar bien lo que habéis comprado recientemente, puede ser una joya, ropa o un producto cosmético. Y en cuanto sepáis cual la causa, es muy conviviente evitar el contacto con este objeto o producto en el futuro.

– ¡Higiene! ¡Higiene! y otra vez ¡higiene! pero por supuesto siempre sin restregar ni rascar las lesiones, ni aplicar sustancias grasas ni ducharse con agua demasiado caliente.

Bueno creo que todo por hoy. Espero que os sirva y si tienes más dudas o necesitas más información pregunta, estaré encantada en aconsejar!

¡Hasta pronto! ¡Pensemos en verde juntos!

choca estos cinco

Referencias:
Guía Práctica De Aromaterapia Familiar Y Científica Por Dominique Baudoux
Por Una Cosmética Inteligente. Aceites Esenciales Y Vegetales de Dominique Baudoux
Aromaterpia Científica. Aceites Esenciales Quimiotipados por Dominique Baudoux y M.L. Breda
Mi biblia de los aceites esenciales por Danièle Fessty

Categorie: Receta de la semana

remdios naturales dermatitis

Remedios naturales para la dermatitis

Remedios naturales para la dermatitis

Hola a todos! El otro día llegó a la farmacia una consulta, de una señora que tenía las manos ¡hechas polvo! Tenía dermatitis de contacto también llamado eccemas de contacto, y la pobre las tenía levantadas, con eccemas, grietas e infinidad de pellejos, decía que le dolían, ¡madre mía! Ella quería algo natural para tratarlas, pues estaba harta de las cremas de corticoides y quería buscar algo diferente, ¡y me puse a estudiar!

Para los que no sepáis, los eccemas es una lesión en la piel, por la que ésta se enrojece o se inflama después de estar en contacto con alguna sustancia. Lo que les ocurre a estos pacientes, es que tienen disminuida la concentración de ácidos grasos esenciales en su piel, por lo que la piel no funciona, como “una coraza”, que les defiende del exterior, dejando pasar entonces, muchas sustancias irritantes y alérgenos. También se produce una pérdida de agua a través de la epidermis y por ello se presenta esa sequedad de piel, tan intensa, en este tipo de pacientes.

Se ha demostrado, que la piel de las personas con eccema o dermatitis, presentan una mayor cantidad de Stafilococo aureus, por ello es muy fácil que estas lesiones se sobreinfecten.


Tenemos de dos tipos de eccemas o dermatitis:

– dermatitis de contacto, este es el de nuestra paciente de la farmacia. Este tipo de dermatitis se produce cuando la piel se pone en contacto con alguna sustancia irritante, como pueden ser los detergentes, tintes, champús, disolventes químicos, telas, guantes de caucho, estar en contacto mucho tiempo con pañales húmedos… Se sabe que las personas con dermatitis atópica, tienen mayor posibilidad de desarrollar dermatitis de contacto.

– dermatitis de alergia, son lesiones en la piel que se producen cuando esta entra en contacto con sustancias que desencadenan una reacción alérgica por ejemplo, los pegamentos de algunos esparadrapos, el níquel que esta entre otros en pendientes, perfumes, jabones, cremas, esmaltes de uñas, formaldehido … Un alérgico no tiene porque desarrollar esta alergia en el primer contacto con el agente que desencadena la misma, sino que con las repetidas exposiciones al mismo, comienzan a aparecer las reacciones en la piel.


¿Cómo sabemos que tenemos un eccema?

Si tenemos dermatitis suelen aparecer los siguientes síntomas

– picor intenso (en todos los pacientes), por lo que se suelen rascar, formando pequeñas ampollas, hay veces, que estas, se suelen sobreinfectar con Staphylococcus y Streptococcus, formándose unas costras amarillentas

– sequedad en la piel (xerosis)

– descamación de la piel

– enrojecimiento


Normalmente, en caso de la dermatitis y eccemas suelo recomendar el tratamiento con:

ácidos grasos omega, nos servirán para impedir la pérdida excesiva del agua aportando flexibilidad a la piel, también tienen una acción reparadora. Las ácidos grasos omega reparan heridas que se producen en la dermatitis, por ello os aconsejo el uso de estos. Os insisto que está demostrado, su déficit produce enfermedades de la piel, como en este caso serían los eccemas.

omega 3 los más importantes son el ácido alfa-linolénico ALA (este es esencial), el ácido eicosapentaenoico EPA, y el ácido docosahexaenoico DHA, se obtienen del aceite del pescado (salmón, trucha, caballa…) y de algunas algas.

omega 6 los más representativos son el ácido linoleico LA (este es esencial, es decir, sino se toman a través de la dieta, el organismo no es capaz de producirlo) y el ácido gamma linolénico GLA (se encuentran en el aceite de germen de trigo, en el de nuez, en el aceite de borraja, en el aceite de zanahoria…)

vitamina D3, se ha demostrado una relación entre niveles de vitamina D sanguíneos y brotes de dermatitis atópica. La vitamina D hace que la epidermis funcione correctamente como barrera, que es justamente lo que tiene alterado las personas con dermatitis o eccemas. Cuando se administra vitamina D, se ha observado una mejoría muy significativa en las lesiones, que aparecen en la piel con las distintas dermatitis.

aceite esencial lavanda o alhucema Lavandula spica aplicar sobre las placas 2 o 3 veces al día directamente sobre el eccema. Este aceite esencial a parte de combatir los síntomas de la dermatitis, ayuda a que la piel vuelva a tener su estructura para defenderse ella misma, cosa que con los medicamentos como los corticoides, ¡desgraciadamente, no lo hacen! A parte el aceite esencial de lavanda tiene propiedades antibacterianas que impedirán la sobreinfección, es supereficaz con los staphylococcus.

aceite esencial de espliego Lavandula officinalis o angustifolia tiene una potencia muy grande para regenerar la piel, es antibacteriano que también combate a los staphylococcus, ¡los aniquila! Suelo recomendar este aceite cuando aparecen eccemas donde ya existen ampollas (debido a la sobreinfección) si lo vas a usar durante una temporada larga, es mejor diluirlo en un aceite vegetal.

aceite vegetal de almendras dulces Prunus amygdalus, penetra en la epidermis de nuestra piel, suaviza y calma la piel, reduce el picor (buenísimo para los eccemas). Lo suelo recomendar mucho, cuando hay dermatitis en niños ya que tiene un olor muy suave y combina muy bien con el aceite esencial de espliego.

aceite vegetal de hipérico Hypericum perforatum calma la piel y la regenera, es cicatrizante, es descongestionante y antiinflamatorio. Puedes hacer una sinergia estupenda con el aceite esencial de alhucema. Pero hay que tener mucho cuidado si lo usamos, ¡de no exponernos al sol, pues es fotosensibilizante!

probióticos son microorganismos vivos que se encuentran formando parte de la microbiota de nuestro organismo, al tomarlos, obtenemos un beneficio para nuestra salud. En niños sanos, en su microbiota intestinal predominan los lactobacilos, mientras que en niños con problemas de dermatitis, se ha visto que hay un mayor número de Gram-negativas y Staphylococcus aureus. Lo que parece ser aumenta la posibilidad de sufrir estos eccemas y problemas de piel. Por tanto si utilizamos los probióticos disminuimos la posibilidad de padecer brotes de eccemas.

Por último os aconsejaría tener una higiene rigurosa, dicen que en dermatitis es mejor limpiar que hidratar la piel, utiliza jabón sin productos químicos, ¡nunca restriegues la piel, con esponja, la puedes dañar aún más! y se puede sobreinfectar. Siempre seca la piel dando ligeros toques sobre ella.

Bueno esto es todo por hoy. Espero que mi post os haya sido de ayuda y si aún tenéis dudas o preguntas, preguntad!

¿Aún no piensas en verde?

Referencias:

Medlineplus

fitoterapia.net

Min Jung Kim, Soo-Nyung Kim, Yang Won Lee, Yong Beom Choe and Kyu Joong Ahn, « Vitamin D Status and Efficacy of Vitamin D Supplementation in Atopic Dermatitis: A Systematic Review and Meta-Analysis », Nutrients, 2016, 8(12), 789.

Schilchte M. Diet and eczema: a review of dietary suplements for the treatment of atopic dermatitis. Dermatol Pract Concept 2016

Mi biblia de los aceites esenciales. Daniele Fessty

Aromaterapia científica. Collage international d´Aromatherapie Dominique Baudoux

Categorie: Belleza y cuidado corporal

microbiota new 1

¿Por qué cuidar nuestra microbiota?

microbiota new 1

Hola a todos con el invierno que llevamos…con el frío intenso y lluvias, muchos comenzamos con las gripes y los resfriados ¡a lo bestia! Ya hemos hablado más de una vez de la importancia de nuestro intestino, pues allí se encuentra una de nuestras primeras barreras de defensa, ¡ayudemos a nuestro sistema inmunológico a estar preparado!

El sistema inmunológico es el encargado de defendernos frente a cuerpos extraños (antígenos) como pueden ser bacterias y virus. Nuestro cuerpo produce unas partículas llamadas anticuerpos que los atacan y destruyen, evitando enfermedades.

¿Sabias que el 60% de nuestro sistema inmunitario lo encontramos en el intestino? ¿Y que en él, encontramos mas de 2000 especies diferentes de bacterias, hongos y levaduras que nos ayudan a obtener nutrientes de los alimentos que comemos?


A este conjunto de microorganismos, se les llama microbiota.


Las bacterias, hongos y levaduras de nuestra microbiota conviven en perfecta armonía con nosotros, hay una simbiosis perfecta (estado eubiótico, es cuando estamos SANOS). Además del intestino las podemos encontrar en la piel, en las mucosas de todo nuestro cuerpo, como es boca, vagina, nasofaringea… etc.

Pero si el equilibrio de esta microbiota se rompe (a esto se llama disbiosis) ¡y es cuando aparecen las enfermedades!

¿Sabías que nacemos sin microbiota? ¿Y una vez que estamos en este mundo, en función de cómo sea el parto (cesárea o natural) y el tipo de alimentación (leche materna o artificial) adquirimos diferentes tipos de bacterias?

Hay distintos tipos de microbiota, que además realizan funciones diferentes, aquí encontraríamos:

 

Microbiota protectora

(constituyen entre el 60-90% de todos los microorganismos) los más numerosos son los Lactobacillus, Bifidobacterium y Bacteroides.

Estos están forrando las paredes del intestino junto con el mucus, protegiéndolo, impiden que germenes patógenos colonicen y nos invadan. Cuando se produce un desequilibrio en esta población de microorganismos, tendremos diarrea, colitis ulcerosas, problemas de piel (como dermatitis, eccemas…), entre otras.


Microbiota inmunomoduladora

(constituyen el 10-30% de los microorganismos del intestino) aquí encontramos a la Escherichia coli y a Enterococcus faecalis, éstos van a mejorar nuestra respuesta inmune.

La más conocida es la E. coli, sin ella nosotros no seríamos capaces de sintetizar y absorber la vitamina K y algunas vitaminas del complejo B. En la zona del intestino, en la que vive, al pegarse a la pared intestinal hace que esa zona se vuelva ligeramente ácida, por lo que los organismos patógenos no sobreviven en ese ambiente.

De esta manera las células del sistema inmunológico pueden emplear su fuerza en otras partes del cuerpo. ¿Veis lo listo que es nuestro cuerpo? Los problemas aparecerán cuando tengamos más cantidad o menos de esta bacteria, se rompe el equilibrio y vienen las enfermedades.


Microbiota mucoprotectora

(representan el 5-10%) Faecalibacterium prausnitzii y Akkermansia muciniphila son importantísimos pues mantienen la capa de de mucosa, donde viven los microorganismos. Son los encargados de la respuesta inflamatoria de la pared. Cuando hay disminución de estos, se inflama la mucosa, se altera su permeabilidad y hay una sobrecarga hepática muy importante.


Microbiota proteolítica

(representan el 0,001% del total) viven en el intestino grueso en equilibrio, aquí tenemos: E. coli Biovare, Clostridium, Proteus, Pseudomona, Enterobacter, Citrobacter , Klebsiella y Candida  entre otras.

Nos ayudan a la digestión de las proteínas, produciendo productos de desecho. Aquí si el equilibrio se rompe y predominan unos microorganismos sobre otros, es cuando aparece síntomas como meteorismo, diarreas, cefaleas, fatiga crónica.

Buenos creo que por hoy está bien, el próximo día os explico lo que nuestro intestino necesita para mantener el equilibrio.

¡Piensa en verde!

Referencias

Bäckhed F, Fraser CM, Ringel Y, et al. (2012). Defining a healthy human gut microbiome: current concepts, future directions, and clinical applications. Cell Host Microbe 12(5):611-622.

Calder, P.C., Albers, R., Antoine, J.M., Blum, S., Bourdet-Sicard, R., Ferns, G.A., Folkerts, G., Friedmann, P.S., Frost, G.S., Guarner, F., Løvik, M., Macfarlane, S., Meyer, P.D., M’Rabet, L., Serafini, M., Van Eden, W., Van Loo, J., Vas Dias, W., Vidry, S., Winklhofer-Roob, B.M. y Zhao, J. (2009). Inflammatory disease proccesses and interactions with nutrition. British Journal of Nutrition, 101, pp: S1-S45.

So, J.S., Lee, C.G., Kwon, H.K., Yi, H.J., Chae, C.S., Park, J.A., Hwang, K.C. y Im, S.H(2008). Lactobacillus casei potentiates induction of oral tolerance in experimental arthritis. Molecular Immunology, 46, pp: 172-180.

Categorie: Vida sana

proteccion solar 2

NO al fotoprotector convencional!

NO a los fotoprotectores convencionales!

Llega el buen tiempo y todos nos lanzamos a la calle ¡el sol da vida! Gracias a él

  • sintetizamos la vitamina D ¡tan necesaria para los huesos!
  • gracias a la vitamina D se sintetiza también calcitriol, que es el encargado de regular el metabolismo del calcio y fósforo.
  • refuerza nuestras defensas, activando los linfocitos T
  • el sol modifica sustancias como la serotonina, tan importantes para nuestro estado de ánimo

Esto entre otras cosas, pero también tiene su parte negativa, los excesos de sol nos pueden:

  • manchar la piel
  • produce quemaduras
  • produce cáncer de piel
Por todo ello se aconseja exponerse al sol con cabeza. ¿Y cómo hacerlo? Para empezar:
  • Utiliza fotoprotector todo el año, sobre todo si estás tomando algún anticonceptivo, antidepresivo, antibiótico, o diurético, estos medicamentos potencian el que se nos MANCHE la piel.
  • Si tienes un tatuaje, debes de saber que las radiaciones UV (ultravioletas) pueden decolorarlos, pues éstos absorben más radiaciones solares que el restos de la piel sin tatuar. Por lo que utiliza un fotoprotector muy hidratante para evitar que se deshidrate la piel del tatuaje.
  • Usa un fotoprotector libre de perfumes, conservantes ni colorantes, estos pueden hacer que se nos irrite la piel
  • Elige el fotoprotector que se adapte mejor a tu tipo de piel (tipo gel o crema).
  • Si estas embarazada, utiliza un fotoprotector con filtro físico, dan menos problemas de intolerancia en la piel.
  • Recordad que hay que aplicar el fotoprotector media hora antes de exponerse al sol y una buena capa, ¡qué cubra bien la piel! y si te vas a poner al sol como los lagartos (no os lo aconsejo), vuelve a aplicártelo con frecuencia.

Búscate un fotoprotector que te proteja frente a radiaciones UVA, IR-A ¡recuerda que no todos lo hacen!

 

A día de hoy muchas son las marcas de fotoprotectores, ¡¡PERO NO TODAS SON IGUALES!!  Y os voy a explicar el por qué. Coge tu fotoprotector y lee la etiqueta, este NO DEBE DE LLEVAR los siguientes componentes:

  • ⚠️parabenos⚠️, en las etiquetas los puedes encontrar como ⚠️methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben⚠️ se ha asociado con cáncer de mama.
  • ⚠️octocrileno⚠️ es un filtro solar sintético, se utiliza para estabilizar a la avobenzona. Además  es muy resistente al agua. El problema es que el octocrileno se ha asociado a dermatitis de contacto y para colmo…esto se potencia si estás tomando algún antiinflamatorio como puede ser el ketoprofeno. Además ha asociado a presentar un efecto xenoestrogénico.
  • ⚠️dióxido de titanio en NANO partículas⚠️, se utiliza como un filtro físico solar UV, también sirve para estabilizar al octocrileno. Éstas no deben penetrar a través de la  piel, pero se pueden inhalar dando toxicidad e inflamación de los pulmones (los fotoprotectores en spray o en polvo), pudiendo desarrollar un cáncer. Puede producir irritación de la piel o los ojos. Puede generar radicales libres y ¡todos sabemos que no son muy buenos para la salud!
  • ⚠️avobenzona (butyl methoxydibenzoylmethane)⚠️ es un filtro químico que puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de piel por la formación de radicales libres. También se sabe que éstos aceleran el envejecimiento de la piel y la investigación también se ha asociado a una gran cantidad de alergias.
  • ⚠️triazinas⚠️ las podemos encontrar como ⚠️ethylhexyl triazone⚠️, se sospecha que puede ser fotoalérgeno y el ⚠️diethylhexyl butamido triazone⚠️ en Japón está restringido su uso por la posible toxicidad!
  • ⚠️oxibenzona⚠️ su función es de un filtro y es de absorber la luz ultravioleta y proteger contra los rayos UVA. Pero algunas investigaciones muestran que penetra a través de la piel y pasa al torrente sanguíneo, relacionándose con trastornos hormonales, potencialmente puede dañar las células, lo que podría ocasionar cáncer de piel.
  • ⚠️vitamina A  en forma de palmitato de retinol⚠️, cuando se expone a la luz UV se crea radicales libres que aumentan el riesgo de cáncer. El uso diario de palmitato de retinol en embarazadas también puede ser tóxico para el feto.

¡Pero no os preocupéis!, cada vez la industria está más concienciada con el tema y los va sustituyendo por otros productos dentro de sus fórmulas. ¡¡Recordad hay alternativas muy interesantes y con un costo más que razonable!!

Leed bien la fórmula y si veis que vuestro fotoprotector lleva algunos de elementos anteriormente mencionados  ¡¡buscar otro libre de toda esta basura!!

Hasta el próximo día! Yo pienso en verde, ¿y tú?

Referencias

Weir A, Westerhoff P, Fabricius L, Hristovski K, von Goetz N: Titanium dioxide nanoparticles in food and personal care products. Environmental Science&Technol 2012, 46:2242–2250. Disponible en. http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/es204168d NIOSH (2011) Occupational Exposure to Titanium Dioxide. Disponible en: http://www.cdc.gov/niosh/docs/2011-160/pdfs/2011-160.pdf

Bennàssar A, Grimalt R, Romaguera C, Vilaplana J, Two cases of photocontact allergy to the new sun filter octocrylene, Dermatol Online J., 15(12):14, 2009.

Avenel-Audran, M., Dutartre H y otros, Octocrylene, an Emerging Photoallergen, Arch Dermatol.,46(7):753-757, 2010.

Gilaberte Y, Carrascosa JM, Sun protection in children: realities and challenges, Actas Dermosifiliogr., 105(3):253-62, 2014.

http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/es204415a Urinary Concentrations of Benzophenone-type UV Filters in U.S. Women and Their Association with Endometriosis

Earth Working Group (EWG). Avobenzone. EWG. Fact Sheet.

Karlsson I, Hillerström L, Stenfeldt AL, Mårtensson J, Börje A. Photodegradation of dibenzoylmethanes: potential cause of photocontact allergy to sunscreens. Chemical Research in Toxicology. November 2009. doi: 10.1021/tx900284e.

Earth Working Group (EWG). Retinyl Palmitate (Vitamin A Palmitate). EWG. Fact Sheet

Categorie: Belleza y cuidado corporal, Vida sana