Tag : ganoderma-lucidum

inmunidad y 7 plantas medicinales

Inmunidad y 7 plantas medicinales

inmunidad y 7 plantas medicinales

Y de repente un tiempo terrible. Frío. Cambios bruscos de temperatura. Pasamos del frío al calor, en cero coma uno. Y tu inmunidad, comienza a bramarte pidiendo que hagas algo. Pero tú pasas. Llega el primer resfriado. Llega la infección de garganta. Incluso se repite la sinusitis tan terrible, que pasaste el año pasado.

¿Todavía no te has enterado, que debes mimar tu sistema inmunológico? ¿Todavía no sabes, que la 1º barrera de inmunidad está en tu intestino?

Bueno no es cierto, la 1º está en la piel, se llama inmunidad innata, uno nace con ella. La inmunidad del intestino, es la llamada adquirida. Cuando nacemos, a través del canal uterino, la adquieres a partir, de la de tu madre (digamos que es la “parte” de inmunidad, que nos ayuda a “tirar para adelante”, los primeros meses de vida). Por ello los bebes nacidos por cesárea, tienen más tendencia a tener dermatitis, alergias, cólicos. Porque no ha adquirido parte de esta microbiota.

A lo largo de tu vida, tu sistema inmunológico, va desarrollándose y mejorando, gracias a esta inmunidad adquirida.

Verás, cuando estás en contacto con una sustancia patógena (virus, bacterias, hongos, sustancias químicas nocivas, que son son los antígenos), éstas van a ser capaces de desencadenar en tu cuerpo una respuesta inmunitaria. Dando comienzo a la formación de células específicas (los linfocitos T y los linfocitos B), para este antígeno. Se produce siempre después del primer contacto. Y de esta manera, tu cuerpo, recordará durante toda la vida, que esa sustancia patógena, es mala para ti y hay que estar alerta con ella.

¿Y cómo lo hacen estas células? Pues de varias maneras

– los linfocitos B, al ver el cuerpo extraño se activan. Comienzan a producir una células llamadas, inmunoglobulinas. Estas se unen al antígeno, inactivándolo. Y produce tu respuesta inmunitaria.

– los linfocitos T, para actuar necesitan de otras células, llamadas macrófagos (estos destruyen sustancias tóxicas, porque los fagocitan, se los “tragan”). Los macrófagos, sintetizan unas proteínas, llamadas citoquinas, que son las responsables de regular su función. Consiguiendo, que los macrófagos actúen de mediadores. Los van a presentar al antígeno (sustancia tóxica). Entonces se produce la respuesta inmunitaria. Pero aquí puede suceder que:

  • se activan los linfocitos T helper Th (son colaboradores), que producen inflamación y aniquilan al antígeno.
  • si se activan los linfocitos T citotóxicos Tc, estos eliminan al macrófago que lleva el antígeno. Produciendo su muerte (apoptosis). Es el método que tu cuerpo utiliza, para deshacerse de células “anormales”, como pueden ser las células cancerosas.

¿Qué sucede cuando se ven por segunda vez estos linfocitos con los antígenos?

La respuesta que produce tu cuerpo, es rapidísima y pontentísima, gracias a tus ganglios linfáticos (amígdalas, timo, vasos linfáticos, bazo, médula osea, hay racimos de ganglios linfáticos en el cuello, axilas, ingles, mamas…). Allí se reconocen, filtran y combaten a los antígenos (virus, bacterias, sustancias tóxicas…).

Bueno, pues hasta aquí un poco de fisiología de tu cuerpo, para que entiendas cómo las plantas medicinales, pueden ayudar a tu sistema inmunológico.

Para empezar, las que yo destacaría por su acción sobre tu inmunidad, serían:

  • Raiz de Echinacea tenemos varias variedades Echinacea angustifolia, Echinacea pallida, Echinacea purpurea se usan tanto las raíces de esta planta, como la sumida florida de la E. purpurea. 

Esta planta medicinal estimula la producción de citoquina, que estimula la formación a sus vez, de linfocitos. Con esto se consigue una acción inmunomoduladora. Es decir, estimula o deprime al sistema inmunológico (actuando sobre los factores celulares), en función de si hay infección o no. Se ha visto que las drogas constituidas por raíz de echinacea, son muy potentes frente a virus. Por ello, te lo recomiendo para reducir los síntomas de gripes y resfriados; para tratar herpes, pues van a impedir el crecimiento del virus, y la producción de citoquinas proinflamatorias. Úsalo, cómo preventivo de infecciones.

Te recomiendo su uso durante 8 semanas y luego descansa otras 8, para volver a empezar un nuevo tratamiento. Trata de buscar productos con extractos estandarizados de echinacea, son más potentes, con menos dosis.

Por cierto. Si tienes una enfermedad autoinmune, o tienes un tratamiento con inmunosupresores o tienes una enfermedad en la que tus niveles de leucocitos están muy altos, NO lo utilices.

  • Raiz de Uña de gato Uncaria tomentosa tiene una acción antiinflamatoria y estimulante sobre tu inmunidad. Te lo aconsejo también, por su acción antiviral, que regula la producción de linfocitos. Aumenta actividad fagocítica de los macrófagos y se aumenta la producción de linfocitos T.

También (¡Dios no lo quiera!), lo podrías utilizar, tras un tratamiento de quimioterapia. Pues se ha demostrado en numerosos estudios, que tiene un efecto citostático, es decir, retrasa o detiene el crecimiento de células (incluso las cancerosas), sin destruirlas (los estudios que se están realizando a día de hoy son muy esperanzadores, pero hay que seguir investigando).

¿Sabías que a dosis muy altas la raíz de uña de gato, es un anticonceptivo? Y todo esto es gracias a que en su composición hay un grupo de moléculas como son los alcaloides oxindolicos y los tetracíclicos.

  • Ajo Allium sativum tiene un efecto antimicrobiano y antifúngico. Se sabe desde la antigüedad, de esta propiedad. También te lo recomiendo, pues en distintos estudios, se ha demostrado su capacidad para aumentar el número de linfocitos y la fagocitosis de macrófagos, produciéndose una liberación del interferon-gamma. Todas estas acciones hacen que aumente tu inmunidad.
  • Raiz de Ginseng Panax ginseng C.A. Meyer es un adaptógeno, es decir cuando tu estás estresado (ya sea por estrés mental, por estrés ”corporal”, a consecuencia de una enfermedad, o sufres estrés “por el medioambiente”, por que hace mucho frío, o mucho calor…) gracias a al raíz de ginseng, tu cuerpo se “repone”, haciendo frente de forma muy eficaz a dicho estrés. También tiene una acción inmunomoduladora, por lo que mantendrá a tu alerta sistema inmunológico.
  • reishi Ganoderma lucidum. se utiliza como coadyuvante en tratamientos en cánceres de pulmón y cómo preventivo del cáncer colo-rectal. Estimula tu inmunidad, sin producir toxicidad, ni efectos secundarios.
  • Cordiceps o gusano de invierno Ophiocordyceps sinensis si tienes la desgracia de tener un cáncer, te recomiendo como inmunoestimulante el cordiceps. Se toma conjuntamente con la quimioterapia. De esta manera aumentarás tu resistencia física e inmunitaria. Búscalo en forma de extracto, pues necesitaras menos dosis, al ir muy concentrados.
  • aceite esencial ravintsara cinnamomum camphora este aceite esencial me parece maravilloso, a parte de ser un magnífico expectorante, te lo recomiendo como estimulante del sistema inmunológico. Frente a infecciones por virus o bacterias, es muy eficaz. Ponte una gota todas las mañanas en las muñecas, y haz respiraciones profundas, inhalandolo.

Aquí están las plantas medicinales, que mejor le van a tu inmunidad. ¿Las vas a probar? ¡Piensa diferente, piensa en verde!

Referencias bibliográficas:

fitoterapia.net

Sánchez C, Gupta M, Santana A. Actividad inmunomoduladora de las  plantas (I). Revista de Fitoterapia. 2002;2:151-63.

Arteche A, Vanaclocha B, Güenechea JI. Fitoterapia (3.ª edición). Vade-mecum de prescripción. Plantas medicinales. Barcelona: Masson; 1998.

Bruneton J. Elementos de fitoquímica y de farmacognosia. Zaragoza: Acribia; 2001.

Cayunao C, Erazo S, Backhouse N, Bachiller L, Zaldívar M, García R.

Estudio de la actividad antimicrobiana de un alcaloide oxindólico y actividad antioxidante de diferentes extractos de Uncaria tomentosa

(Willd.) DC. Revista de Fitoterapia. 2004;2:152-4.

Peris JB, Stübing G, Vanaclocha B. Fitoterapia aplicada. Valencia: MICOF Valencia; 1995.

Sánchez C, Gupta M, Santana A. Actividad inmunomoduladora de las  plantas (I). Revista de Fitoterapia. 2002;2:151-63.

Ha KC, Kim MG, Oh MR, Choi EK, Back HI, Kim SY, et al. A placebo-controlled trial of Korean red ginseng extract for preventing influenza-like illness in healthy adults. BMC Complement Altern Med. 2012; 12: 10. doi: 10.1186/1472-6882-12-10.

Gill BS, Navgeet, Mehra R, Kumar V, Kumar S. Ganoderic acid, lanostanoid triterpene: a key player in apoptosis. Invest New Drugs. 2018; 36 (1): 136-143. doi: 10.1007/s10637-017-0526-0.

Categorie: Vida sana

que es el reishi

¿Qué es el Reishi, una moda o una realidad?

que es el reishi

La pregunta de la semana, ¿qué es el reishi? Tanto en redes sociales, como en la farmacia, me lo habéis preguntado. Decirte, que el reishi o ganoderma lucidum es un superalimento, con propiedades para tu salud, maravillosas. ¿Moda o salud?

Si cae en tus manos, una revista de belleza, puedes leer titulares como, “el hongo de la eterna juventud”, “reishi contra el cáncer”, “el superalimento que te alarga la vida”… ¡madre mía! ¿Realidad o ficción? Te explico y juzga tú, por ti mismo.

Para tu curiosidad, hongo reishi proviene de China. Crece de manera salvaje en los troncos de los árboles en descomposición. Puedes encontrarlo a día de hoy en 6 colores diferentes. Pero el de color rojo, es el más abundante. Tiene una composición química muy compleja, con más de 400 compuestos diferentes como polisacáridos (45%, entre los que destacamos los ganoderanos), terpenos (ácido ganodérico) y el ergosterol, entre otros.

Desde hace 4000 años, el Ganoderma lucidum lo usaba la realeza China con la esperanza de alcanzar con él la inmortalidad, cosa que evidentemente no consiguieron. Pero lo que si  descubrieron, fué que mejoraba los trastornos relacionados con el hígado y los dolores de las articulaciones.

En la actualidad, en Galicia Reishi es cultivado industrialmente, por una empresa llamada Hifas da Terra.

Se puede tomar como alimento. Pero para conseguir un efecto terapéutico, te recomiendo que lo ingieras en complementos alimenticios de calidad. Búscalos siempre en extracto, significa que va en forma concentrada. Por cada 15 kg de reishi en polvo, lo tratan de tal manera para dejarlo en 1 kg de extracto, esto quiere decir, que necesitarás muchísima menos dosis diaria para conseguir el efecto terapéutico deseado. En la etiqueta del producto lo verás como, extracto RDE 15:1.

Se ha demostrado, que en función de cómo se cultiva el Ganoderma Lucidum y la manera de extraer sus componentes, varía la composición tanto cualitativa, como cuantitativamente. Por lo que busca siempre, suplementos de Reishi de calidad, que contengan ergosterol y lucidumol B,  ¡¡mira que lo ponga en la etiqueta!! En esto cómo en otras cosas de la vida, no todo sirve.

Aunque al Reishi lo llaman el superalimento, no debes de dejar de tener en cuenta sus propiedades terapéuticas, entre las que se encuentran:

  • propiedades adaptógenas, si estás estresado (ya sea emocional, por una enfermedad, o por el medio ambiente), el reishi va a mejorar tu estado de ánimo. Reduce tu cansancio. Favorece tu sueño. Disminuye el recaer en una enfermedad, por la que hayas pasado recientemente.
  • es inmunoestimulante, favorece la proliferación de linfocitos B y T. Si se activan tus linfocitos B, comienzan a producir inmunoglobulinas, que desencadenarán una respuesta inmunitaria, maravilloso para combatir infecciones y sustancias tóxicas. Si por el contrario se activan tus linfocitos T citotóxicos, son capaces de eliminar células infectadas por virus.
  • anticanceroso, pues estimula la producción de citocinas antitumorales. Protegen la rotura del ADN. Se ha visto que aumenta la citotoxicidad para las células cancerígenas. El reishi, como te he dicho, tiene unos componentes llamados, terpenos. Estos actúan sobre las células cancerígenas, como un tóxico. Impidiendo su desarrollo, dañando su ADN y causándoles la muerte, a esto se le llama apoptosis. Para tu información, se usa como “coadyuvante”  de la quimioterapia en cánceres como el de pulmón, colon-rectal, mama, leucemia, con resultados magníficos. Ojo, que sólo estoy diciendo, que el hongo Ganoderma lucidum es un aliado de los tratamientos oncológicos.
  • disminuye la oxidación del colesterol LDL. Se ha demostrado que disminuye la absorción y la síntesis de tu colesterol (como hacen las estatinas) a nivel hepático. Disminuye la formación de placas de ateroma en tus arterias.
  • es un antiviral, pues impide el desarrollo del virus que produce el herpes simple
  • es hepatoprotector, pues disminuye los valores de bilirrubina y transaminasas. Puede ser una gran elección, si tienes hepatitis aguda o cirrosis
  • es antialérgico y antiinflamatorio, pues impide la liberación de una sustancia llamada histamina, que es la responsable de producir inflamación
  • mejora el estado emocional, calma e induce al sueño (aumentando la duración de este).
  • es un maravilloso antioxidante. Por lo que para el envejecimiento, al actuar sobre los radicales libres.
  • en pacientes con alzheimer, retrasa el proceso neurodegenerativo.
  • es un poderoso antidiabético, por lo que si estas con insulina o antidiabéticos orales, y decides utilizarlo, tienes que controlar tus niveles de glucosa las primeras semanas. Coméntaselo a tu médico.

Las contraindicaciones e interacciones, que tiene el hongo Reishi, si lo estás tomando son:

  • con antibióticos orales (cloranfenicol, oxitetraciclinas), hay que tener precaución, pues el reishi, puede aumentar o disminuir su acción
  • potencia el efecto del aciclovir
  • potencia el efecto acumulativo de la coenzima Q10, el ginseng o suplementos de aceite de pescado; en la disminución de la tensión arterial.
  • potencia el efecto acumulativo del ginseng, cromo; en el tratamiento de la disminución de los niveles de azúcar.

Y para resumirte un poco el post, te deja esta chulísima inforgafía de compañera Farmaadicta

reishi_farmaadicta

Contesta ahora, ¿crees que el uso del Ganoderma lucidum es una moda? ¿O realmente piensas que es bueno para tu salud?

Piensa diferente. Piensa en verde.

Referencias:

fitoterapia.net

Cheuk W, Chan JK, Nuovo G, et al. Regression of gastric large B-Cell lymphoma accompanied by a florid lymphoma-like T-cell reaction: immunomodulatory effect of Ganoderma lucidum (Lingzhi)? Int J Surg Pathol 2007 Apr;15(2):180-6.

Eo SK, Kim YS, Lee CK, et al. Possible mode of antiviral activity of acidic protein bound polysaccharide isolated from Ganoderma lucidum on herpes simplex viruses. J.Ethnopharmacol 2000;72(3):475-481.

Futrakul N, Panichakul T, Butthep P, et al. Ganoderma lucidum suppresses endothelial cell cytotoxicity and proteinuria in persistent proteinuric focal segmental glomerulosclerosis (FSGS) nephrosis. Clin Hemorheol Microcirc 2004;31(4):267-272.

Gao Y, Dai X, Chen G, et al. A Randomized, Placebo-Controlled, Multicenter Study of Ganoderma lucidum (W.Curt: Fr.) Lloyd (Aphyllophoromycetideae) Polysaccharides (Ganopoly®) in Patients with Advanced Lung Cancer. International Journal of Medicinal Mushrooms 2003;5.

Gao Y, Zhou S, Jiang W, et al. Effects of ganopoly (a Ganoderma lucidum polysaccharide extract) on the immune functions in advanced-stage cancer patients. Immunol Invest 2003;32(3):201-215.

Li EK, Tam LS, Wong CK et al. Safety and efficacy of Ganoderma lucidum (lingzhi) and San Miao San supplementation in patients with rheumatoid arthritis: a double-blind, randomized, placebo-controlled pilot trial. Arthritis Rheum 2007 Oct 15;57(7):1143-50.

Lin ZB. Cellular and molecular mechanisms of immuno-modulation by Ganoderma lucidum. J Pharmacol Sci 2005 Oct;99(2):144-53.

Chiu HF, Fu HY, Lu YY, Han YC, Shen YC, Venkatakrishnan K, et al. Triterpenoids and polysaccharide peptides-enriched Ganoderma lucidum: a randomized, double-blind placebo-controlled crossover study of its antioxidation and hepatoprotective efficacy in healthy volunteers. Pharm Biol. 2017; 55 (1): 1041-1046. doi: 10.1080/13880209.2017.1288750.

Cör D, Knez Ž, Knez Hrnčič M. Antitumour, antimicrobial, antioxidant and antiacetylcholinesterase effect of Ganoderma lucidum terpenoids and polysaccharides: A Review. Molecules. 2018; 23 (3). pii: E649. doi: 10.3390/molecules23030649.

Gill BS, Navgeet, Kumar S. Ganoderma lucidum targeting lung cancer signaling: A review. Tumour Biol. 2017; 39 (6): 1010428317707437. doi: 10.1177/1010428317707437.

Ríos JL. Ganoderma lucidum, un hongo con propiedades inmunoestimulantes. Revista de Fitoterapia 2008; 8 (2): 135-146.

Categorie: Vida sana

herpes genital y su tratamiento natural

Herpes genital y su tratamiento natural

herpes genital y su tratamiento natural

¡Hola a todos! El otro leí en un periódico, que los casos de enfermedades de transmisión sexual (ITS) había aumentado como el sida, los herpes genitales, el virus del papiloma humano, la clamidia, la sifilis … Sobretodo en gente joven menores de 25 años, donde hay casi el 50% de los casos, ¡¡y todo por no querer usar el preservativo!! En la farmacia hemos tenido un par de casos, los cuales se han tratado ¡después de haber pasado por mil sitios, con tratamientos naturales! con bastante buenos resultados.


¿Pero sabéis qué es un herpes genital?

Como antes os he comentado, el herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual, la cual está producida por un virus (VHS-1 y el VHS-2, es el mismo virus del herpes simple), por lo que una vez que la coges NO TIENE CURA. ¡Pero sí podemos hacer que se minimicen los brotes o que estés ASINTOMÁTICO!


¿Cómo se transmite el herpes genital?

Los herpes genitales se transmiten al tener sexo ya sea genital o  anal u oral, con alguien que sea portador. El uso de preservativos reduce la posibilidad de que alguien se contagie con este virus, ¡¡pero NO ELIMINA el contagiarse!!, esto nos debe de quedar perfectamente claro.

El herpes genital está producido por dos virus

  • VHS-1 es el que produce herpes en la boca y los labios, se transmite a la zona de los genitales, cuando se tiene sexo oral.
  • VHS-2 siempre causa herpes genital, se transmite por secreciones orales o genitales, también por contacto con la piel.

¿Cuáles son los posibles síntomas del herpes genital?

Los síntomas que aparecen cuando uno se contagia con personas que portan estos virus, suelen salir a los 2-10 días después de haber sido contagiados.

– la primera vez que se nos manifiesta, puede parecer que tenemos gripe y puede que aparezca fiebre, dolor en las articulaciones, dolor de cabeza, malestar general. Si cursa con vesículas, normalmente este brote durará entre 2-4 semanas, donde se abren las ampollas y sale líquido de ellas, estas llagas terminan cerrándose, formando una costra, ¡pero no dejarán marca!

– en brotes sucesivos aparecerán pequeñas ampollas en la zona anal, genital, muslos, nalgas, que además afectan la piel y a las mucosas de estas zonas. Las vesículas están agrupadas en racimo y rodeadas de un arito rojo, surgen en gran cantidad y son muy dolorosas. Cuando estas ampollas se rompen, aparecen las llagas y ¡en este líquido es donde va el virus y es lo que nos infecta! Pero también el virus puede estar en la piel sana.

Estas tardan 3-7 días en curarse, ¡a estos síntomas se les llama BROTES! Son menos dolorosos que el primero y se ha visto que muchas personas el número de brotes que padecen va disminuyendo con el tiempo. Además los brotes también se manifiestan con ardor, dolor, malestar, comezón, ganglios inflamados en la zona de la ingle.

– algunas personas pueden saber cuándo van a tener un brote, pues los días previos a la aparición de las vesículas, se manifiesta un dolor al orinar, un pequeño ardor, infección de orina, malestar en algunos lugares de la zona genital (tanto en el pene, como en la vagina)

– hay personas portadoras que son asintomáticas ¡y no saben que lo tienen! Una vez en nuestro organismo, el virus va a las células nerviosas de la espina dorsal, allí permanece hasta que “algo” lo vuelve a activar, entonces vuelve al lugar donde entró por primera vez en el cuerpo, a través de los nervios, ¡¡en estos momentos es cuando empezamos a notar el BROTE!!


¿Qué hacer si tenemos herpes genital?

Comentaros que cuando una persona comienza a notar los primeros síntomas del herpes genital, debe evitar tener cualquier tipo de contacto sexual, hasta varios días después de que se hayan desaparecido las llagas. También hay que extremar la higiene, sobretodo si se es consciente de haber estado en contacto con las vesículas, de esta manera evitamos el REINFECTARNOS o la transmisión del virus. Si estás embarazada y te han contagiado con el herpes genital, debes de comunicarlo inmediatamente al médico. El virus NO se transmite por la leche materna, sólo si el bebe toca las llagas.


Bueno y lo más importante, ¿qué os propongo de tratamiento natural para tratar el herpes genital?

  •  Aceite Esencial de Cajeput es un aceite esencial quimiotipado maravilloso, se obtiene por destilación de vapor de agua de la hoja de la Melaleuca cajuputii. Se usa el cajeput, pues es un potente antiviral y antiinflamatorio, cuando empieces a notar los primeros síntomas del herpes genital, (picor, quemazón, ardor…) pon una gotita en la zona donde sientes los síntomas ¡¡cada dos horas¡¡ Os aseguro que desaparecerán en unas pocas horas. ¡Es supereficaz! Si la zona es muy amplia mezcla una gota de este aceite esencial de cajeput con una gota de aceite vegetal de caléndula y aplícalo sobre piel húmeda.
  • Además os doy una fórmula, para las personas que tienen herpes genitales

2 gotas de AE de árbol del té Melaleuca alternifolia

2 gotas de AE niauoli Melaleuca quinquenervia quimiotipo cineol,

1 gota de AE menta piperita Mentha x piperita

5 gotas de AV de caléndula Calendula officinalis.

Aplicar 5 veces al día 2 gotas de este preparado en una gasita y aplicar sobre la zona  afectada, ¿por qué os propongo esta fórmula? Pues veréis:

– el Aceite Esencial de Niauoli Melaleuca quinquenervia quimiotipo cineol, es un antiviral potentísimo, antibacteriano y antimicóticos

– el Aceite Esencial del Árbol del Té Melaleuca alternifolia también es un antivírico potente, ambos aceites esenciales se potencian, consiguiendo controlar el virus y por tanto el brote.

– el Aceite Esencial de Menta Piperita, Mentha x piperita es antivirico, parece ser que minimiza el poder de contagiarse. Sirve para calmar los picores, además refresca la zona donde se aplica. Gracias a un componente suyo la mentona es analgésico y anestésico también, por lo que nos viene genial cuando tenemos un brote de herpes genital

– el Aceite Vegetal de Caléndula Calendula officinalis es un aceite muy útil para los picores, es perfecto para aplicar en mucosas irritadas o inflamadas; nos ayuda a reconstruir la epidermis dañada.

  • Reishi (Ganoderma lucidum) se sabe que presenta más de 400 compuestos y os propongo su uso, pues va a favorecer la proliferación de linfocitos B y T, por lo que es inmunoestimulante contra los herpes simples (os recuerdo que el virus que produce el herpes genital es el mismo virus que el herpes simple, pero la variedad VHS-2) y además es hepatoprotector.

Muchos pacientes, recurren a los tratamientos naturales, desesperados, porque con los medicamentos de síntesis no consiguen controlar los brotes, esto significa que su hígado puede estar bastante “saturado”, una ayudita a nuestro hígado, nunca viene mal. Buscalo cómo extracto es mucho más potente.

  • raíz de echinacea purpúrea, hace poco aquí os hablamos sobre esta el sistema inmunológico de nuestro cuerpo. Sabemos que la echinacea se encarga de defendernos frente a organismos patógenos como son los virus, los cuales nos producen las infecciones, como es el herpes genital. Se sabe que la raíz de Equinácea estimula y potencia nuestro sistema inmunológico, por lo que nos va a ser muy útil para prevenir los brotes, o cuando los tengamos, que la recuperación sea más rápida. ¡¡Por cierto, si tienes alguna enfermedad auto-inmune, NO la puedes tomar!!

Como veis la naturaleza, nos brinda una serie de plantas medicinales, para las personas que buscan alternativas con tratamientos naturales para los herpes genitales, pueden utilizarlos con total seguridad y efectividad.

¡Piensa en verde!

Referencias:

Medlineplus

EMA-HMPC. Community herbal monograph on Echinacea angustifolia DC., radix. Doc. Ref.: EMA/HMPC/688216/2008. Adopted; 27/3/2012.

Mi biblia de los aceites esenciales Daniele Fessty

Categorie: Vida sana