Tag : lavandula-spica

receta de la semana en blanco banner

Receta: Truco natural para curar las ampollas

¡Hola lectores! Estamos al borde de otra semana laboral que pos suerte acaba con un día tan magnífico como es el Viernes. Y aunque todos tengamos ganas de salir pitando, todavía os tengo algunas cosillas nuevas preparadas

excited

Pero antes de pasar a las novedades, me gustaría poneros al día con lo que os hablé en mi entrada anterior. Y para no dar más vueltas, os digo que os hablé sobre el dolor de las articulaciones y los factores puede provocar su inflamación. Y  por supuesto os expliqué como podemos aliviar el dolor articular pero con de forma natural:

Dolor de articulaciones y su tratamiento natural

El otro día tuve una boda a la que lleve unos tacones nuevos (¡¡¡error nº1!!!) que me había puesto muy pocas veces hasta entonces…. y como lógico acabé con los pies hechos un cristo, llenos de ampollas en los talones y en los dedos. Madre mía al día siguiente no era capaz de ponerme ni siquiera las zapatillas de deporte más cómodas. Y entonces acudí a mis libros para ver si podía usar algún aceite para curar mis ampollas y encontré una fórmula la que hoy os quiero dar a conocer, que además se puede usar para evitar las rozaduras y con ello las dolorosas “pompas“. Así que apuntad:

receta de la semana truco natural para curar las ampollas

  1. Aceite Esencial de Laurel Noble (20 gotas)
  2. Aceite Esencial de Espliego Macho (40 gotas)
  3. Aceite Esencial de Siempreviva Amarilla (10 gotas)
  4. Aceite Vegetal de Hipérico (30 gotas)

Os recomiendo aplica 3 gotas de la sinergia sobre la herida y repite 3 veces al día durante 5 días. Y como preventivo podemos poner un algodón con unas gotas de esta sinergia sobre la zona propensa a tener ampollas.

Lo bueno de esta sinergia son su sus componentes como el Aceite Esencial de Laurel Noble con un gran abanico de acciones muy útiles para tratar muchas pupas (aftas y todo por ser un excelente antibacteriano y analegésico, igual que el Aceite Esencial de Espliego Macho. Aceite Esencial de Siempreviva Amarilla  es una aceite antihematoma con un gran poder cicatrizante. Y como la base de los anteriores aceites esenciales se usa Aceite Vegetal de Hipérico, que por cierto se destaca por su poder antiinflamatorio y calmante. (¡pero ojo este aceite vegetal es fotosensibilizante!)


¿Cómo podemos prevenir la aparición de las ampollas?


Todos sabemos que la ampolla es un especie de pompa que se llena de liquido debido al calor, roce o algunas enfermedades. No se trata de algo grave, pero en cuanto tengamos una ampolla aunque sea pequeña llevar zapatos puede ser molesto y hasta doloroso. Por lo que siempre recomiendo:

  • Usar calzado o equipamiento adecuado
  • Usar calcetines adecuados
  • Si las ampollas aparecen en las manos, os recomiendo usar guantes
  • Podemos realizar masajes en las zonas que pueden estar expuestas al roce con un poco de AV de Hipérico, incluso antes al esfuerzo físico
  • No usar equipamiento o calzado nuevo sin haberlo probado o acostumbrado antes
  • Si no se puede evitar el uso de calzado o equipo, que provoque el roce aconsejo usar unas compresas previamente impregnadas en la fórmula de esta receta

Bueno, espero que os haya gustado y por supuesto os haya servido. Y si tenéis dudas o preguntas, aquí estoy para ayudaros=)

¡Buen finde y pensad en verde!

¡No olvides de informarte sobre las posibles contraindicaciones de los aceites, que mencionamos! Puedes encontrar más información en nuestra web o usar enlaces, proporcionados en este post!

Referencias:
Guía Práctica De Aromaterapia Familiar Y Científica Por Dominique Baudoux

¿Te ha gustado esta receta? Aquí puedes encontrar más

Categorie: Receta de la semana

remdios naturales dermatitis

Remedios naturales para la dermatitis

Remedios naturales para la dermatitis

Hola a todos! El otro día llegó a la farmacia una consulta, de una señora que tenía las manos ¡hechas polvo! Tenía dermatitis de contacto también llamado eccemas de contacto, y la pobre las tenía levantadas, con eccemas, grietas e infinidad de pellejos, decía que le dolían, ¡madre mía! Ella quería algo natural para tratarlas, pues estaba harta de las cremas de corticoides y quería buscar algo diferente, ¡y me puse a estudiar!

Para los que no sepáis, los eccemas es una lesión en la piel, por la que ésta se enrojece o se inflama después de estar en contacto con alguna sustancia. Lo que les ocurre a estos pacientes, es que tienen disminuida la concentración de ácidos grasos esenciales en su piel, por lo que la piel no funciona, como “una coraza”, que les defiende del exterior, dejando pasar entonces, muchas sustancias irritantes y alérgenos. También se produce una pérdida de agua a través de la epidermis y por ello se presenta esa sequedad de piel, tan intensa, en este tipo de pacientes.

Se ha demostrado, que la piel de las personas con eccema o dermatitis, presentan una mayor cantidad de Stafilococo aureus, por ello es muy fácil que estas lesiones se sobreinfecten.


Tenemos de dos tipos de eccemas o dermatitis:

– dermatitis de contacto, este es el de nuestra paciente de la farmacia. Este tipo de dermatitis se produce cuando la piel se pone en contacto con alguna sustancia irritante, como pueden ser los detergentes, tintes, champús, disolventes químicos, telas, guantes de caucho, estar en contacto mucho tiempo con pañales húmedos… Se sabe que las personas con dermatitis atópica, tienen mayor posibilidad de desarrollar dermatitis de contacto.

– dermatitis de alergia, son lesiones en la piel que se producen cuando esta entra en contacto con sustancias que desencadenan una reacción alérgica por ejemplo, los pegamentos de algunos esparadrapos, el níquel que esta entre otros en pendientes, perfumes, jabones, cremas, esmaltes de uñas, formaldehido … Un alérgico no tiene porque desarrollar esta alergia en el primer contacto con el agente que desencadena la misma, sino que con las repetidas exposiciones al mismo, comienzan a aparecer las reacciones en la piel.


¿Cómo sabemos que tenemos un eccema?

Si tenemos dermatitis suelen aparecer los siguientes síntomas

– picor intenso (en todos los pacientes), por lo que se suelen rascar, formando pequeñas ampollas, hay veces, que estas, se suelen sobreinfectar con Staphylococcus y Streptococcus, formándose unas costras amarillentas

– sequedad en la piel (xerosis)

– descamación de la piel

– enrojecimiento


Normalmente, en caso de la dermatitis y eccemas suelo recomendar el tratamiento con:

ácidos grasos omega, nos servirán para impedir la pérdida excesiva del agua aportando flexibilidad a la piel, también tienen una acción reparadora. Las ácidos grasos omega reparan heridas que se producen en la dermatitis, por ello os aconsejo el uso de estos. Os insisto que está demostrado, su déficit produce enfermedades de la piel, como en este caso serían los eccemas.

omega 3 los más importantes son el ácido alfa-linolénico ALA (este es esencial), el ácido eicosapentaenoico EPA, y el ácido docosahexaenoico DHA, se obtienen del aceite del pescado (salmón, trucha, caballa…) y de algunas algas.

omega 6 los más representativos son el ácido linoleico LA (este es esencial, es decir, sino se toman a través de la dieta, el organismo no es capaz de producirlo) y el ácido gamma linolénico GLA (se encuentran en el aceite de germen de trigo, en el de nuez, en el aceite de borraja, en el aceite de zanahoria…)

vitamina D3, se ha demostrado una relación entre niveles de vitamina D sanguíneos y brotes de dermatitis atópica. La vitamina D hace que la epidermis funcione correctamente como barrera, que es justamente lo que tiene alterado las personas con dermatitis o eccemas. Cuando se administra vitamina D, se ha observado una mejoría muy significativa en las lesiones, que aparecen en la piel con las distintas dermatitis.

aceite esencial lavanda o alhucema Lavandula spica aplicar sobre las placas 2 o 3 veces al día directamente sobre el eccema. Este aceite esencial a parte de combatir los síntomas de la dermatitis, ayuda a que la piel vuelva a tener su estructura para defenderse ella misma, cosa que con los medicamentos como los corticoides, ¡desgraciadamente, no lo hacen! A parte el aceite esencial de lavanda tiene propiedades antibacterianas que impedirán la sobreinfección, es supereficaz con los staphylococcus.

aceite esencial de espliego Lavandula officinalis o angustifolia tiene una potencia muy grande para regenerar la piel, es antibacteriano que también combate a los staphylococcus, ¡los aniquila! Suelo recomendar este aceite cuando aparecen eccemas donde ya existen ampollas (debido a la sobreinfección) si lo vas a usar durante una temporada larga, es mejor diluirlo en un aceite vegetal.

aceite vegetal de almendras dulces Prunus amygdalus, penetra en la epidermis de nuestra piel, suaviza y calma la piel, reduce el picor (buenísimo para los eccemas). Lo suelo recomendar mucho, cuando hay dermatitis en niños ya que tiene un olor muy suave y combina muy bien con el aceite esencial de espliego.

aceite vegetal de hipérico Hypericum perforatum calma la piel y la regenera, es cicatrizante, es descongestionante y antiinflamatorio. Puedes hacer una sinergia estupenda con el aceite esencial de alhucema. Pero hay que tener mucho cuidado si lo usamos, ¡de no exponernos al sol, pues es fotosensibilizante!

probióticos son microorganismos vivos que se encuentran formando parte de la microbiota de nuestro organismo, al tomarlos, obtenemos un beneficio para nuestra salud. En niños sanos, en su microbiota intestinal predominan los lactobacilos, mientras que en niños con problemas de dermatitis, se ha visto que hay un mayor número de Gram-negativas y Staphylococcus aureus. Lo que parece ser aumenta la posibilidad de sufrir estos eccemas y problemas de piel. Por tanto si utilizamos los probióticos disminuimos la posibilidad de padecer brotes de eccemas.

Por último os aconsejaría tener una higiene rigurosa, dicen que en dermatitis es mejor limpiar que hidratar la piel, utiliza jabón sin productos químicos, ¡nunca restriegues la piel, con esponja, la puedes dañar aún más! y se puede sobreinfectar. Siempre seca la piel dando ligeros toques sobre ella.

Bueno esto es todo por hoy. Espero que mi post os haya sido de ayuda y si aún tenéis dudas o preguntas, preguntad!

¿Aún no piensas en verde?

Referencias:

Medlineplus

fitoterapia.net

Min Jung Kim, Soo-Nyung Kim, Yang Won Lee, Yong Beom Choe and Kyu Joong Ahn, « Vitamin D Status and Efficacy of Vitamin D Supplementation in Atopic Dermatitis: A Systematic Review and Meta-Analysis », Nutrients, 2016, 8(12), 789.

Schilchte M. Diet and eczema: a review of dietary suplements for the treatment of atopic dermatitis. Dermatol Pract Concept 2016

Mi biblia de los aceites esenciales. Daniele Fessty

Aromaterapia científica. Collage international d´Aromatherapie Dominique Baudoux

Categorie: Belleza y cuidado corporal

boca-mano-pie virus

El virus boca-mano-pie y aceites esenciales

El virus boca-mano-pie y aceites esenciales

Hola a todos, el otro día, llegó un niño a la farmacia ¡¡qué madre mía!!, tenía todas las manos y los pies, con pintitas, ¡¡ con un sarpullido que daba  miedo… pero allí no queda la cosa!! el pobrecillo tenía también la boquita llena de llagas. Realmente daba mucha pena verle, pues se veía que lo estaba pasando muy mal. Si os soy sincera, es la primera vez que veo algo así y me puse a investigar, pues la madre quería utilizar algo natural para tratar esta patología, que el médico le había dicho que era la enfermedad boca-mano-pie.

¡Cómo no tenía “ni zorra” de qué era aquello! lo primero que descubrí fue que esta producido por un virus (un enterovirus). La enfermedad boca-mano-pie es contagiosa y es común en bebés y niños menores de 5 años, ya que su sistema inmunológico no está totalmente maduro, ¡pero los adultos también pueden llegar a padecerla! Suele durar unos 7 a 10 días, estos días son muy infectivos las personas que padecen esta enfermedad. Como curiosidad es más fácil sufrirla, entre Junio a Octubre, hace calor ¡y el virus está en su salsa, el tío canalla!.


Los síntomas de la enfermedad boca-mano-pie pueden ser muy variopintos:


fiebre suele ser muy alta y prolongarse de 3 a 6 días

faringitis vírica, con lesiones en la parte posterior de la faringe, le llaman también herpangina

malestar general

llagas muy dolorosas en la mucosa bucal, que empiezan por unos puntitos rojos y terminan evolucionando en una afta bucal

– aparece sarpullido por todo el cuerpo, que luego se transforman en ampollas en las manos, plantas de los pies codos, nalgas o en el área genital


Al ser un virus el que produce la enfermedad boca-mano-pie, os recomiendo:


evitar las secreciones procedentes de personas infectadas, como son la saliva, mocos, líquido de las ampollas, caca (sobretodo cuando se va a limpiar los pañales de los bebés infectados).

lávate siempre las manos, para evitar el contagio

evita compartir vasos y cubiertos con personas infectadas

evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, mientras estás con alguien que padece esta enfermedad


Los tratamientos naturales que os propongo contra el virus de boca-mano-pie, son combinaciones de aceites esenciales, que se han visto muy potentes como antivíricos como por ejemplo:

aceite esencial de niauli Melaleuca quinquenervia  y aceite esencial de espliego macho Lavandula spica esta combinación me gusta mucho para tratar la enfermedad de boca-mano-pie, pues ambos actúan como un potente antiviral, además el espliego tiene un efecto analgésico a parte de cicatrizante y gracias al niauli reduciremos la inflamación.

aceite esencial del árbol del té  Melaleuca alternifolia y el aceite esencial de lemongrass Cymbopogon flexuosus, éstos los recomendaría también pues el AE del árbol de té es antiviral, se puede utilizar en ¡cualquier parte de nuestro cuerpo y se puede poner incluso a bebés! El aceite esencial de lemongrass es un buen antiinflamatorio, para todas las pupas que salen en las palmas de las manos y las plantas de los pies, ¡es una buena opción! Pero hay que diluirlo al menos un 10% en un aceite vegetal como podría ser el de caléndula que ayudaría a calmar el dolor y ayuda a reconstruir la epidermis (la piel).

otra combinación que puede ser muy útil contra el virus boca-mano-pie es la de aceite esencial de lemongrass  Cymbopogon flexuosus y aceite esencial de niauli Melaleuca quinquenervia, ya hemos visto antes que uno es un potente antivírico y el otro es un antiinflamatorio.

aceite esencial de lavanda Lavandula angustifolia y aceite esencial de ravintsara Cinnamomum camphora qt cineol. La lavanda es un aceite esencial con propiedades cicatrizantes excepcionales y propiedades analgésicas sobre todo si se aplica sobre la piel. El aceite esencial de ravintsara es un potente antivírico, con propiedades analgésicas. Lo bueno de esta sinergia es que se puede usar directamente sobre la piel, sin necesidad de diluir.

Todas estas combinaciones dan muy buenos resultados, sobre todo con la patología como la boca-mano-pie, producida por un virus y que no tiene ninguna opción terapéutica convencional. ¡Pero de todas ellas, la que pienso que es mejor es la sinergia entre el aceite esencial de niaulí con el espliego macho.

También recomendaría el uso durante 8 semanas de equinácea  Echinacea purpúrea, os recomiendo tomarla al menos durante 8 semanas, descansar otras 8 y volver a repetir el tratamiento. Pues como hemos dicho otras veces, está ampliamente estudiado que la equinácea estimula al sistema inmune, que por otro lado estos niños lo tienen deprimido y por ello el virus aprovecha para hacer de las suyas.

Espero que no tengáis el virus boca-mano-pie, ¡pero si por casualidad lo pilláis aquí tenéis a nuestras amigas las plantas que nos pueden sacar de un apuro!

¿Aún no piensas en verde? Hasta el próximo día


Referencias

fitoterapia.net

Meyer A. Pediatric infectious disease. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al., eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2015:chap 197.

Romero JR, Modlin JF. Coxsackieviruses, echoviruses, and numbered enteroviruses. In: Bennette JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett’s Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 174.

Daniele Fessty Mi biblia de los aceites esenciales.

DBaudoux, JKaibeck Aceites vegetales y sus beneficios para la salud y la belleza

Categorie: Salud infantil