Tag : sofocos

aceite esencial de espliego macho

Aceite esencial de Espliego Macho y sus beneficios

Aceite esencial de Espliego Macho y sus beneficios

Hola a todos, hoy os voy a hablar de un aceite esencial quimiotipado, ¡qué me ENCANTA! y se llama aceite esencial de espliego macho.

Deciros que mucha gente, se suelen confundir entre el aceite esencial de alhucema (lavandula spica), el de lavanda o espliego macho (lavandula angustifolia) y el lavandín (lavandula burnatii), son 3 aceites esenciales que pertenecen a la misma familia botánica lamiáceas, (que es la Lavandula) , ¡pero los tres tienen propiedades distintas, porque tienen distinta composición química o también llamado quimiotipo! Por lo que ojito para lo que lo utilizamos.

Recuerdo una vez en la farmacia que vino un señor y me pedía aceite esencial de lavanda para los piojos, ¡hasta que le convencimos, que lo que él necesitaba era el aceite de lavandín, Dios mio, sudamos tinta china, qué barbaridad! La verdad es que en aquella ocasión, pensé que con la tozudez de nuestro paciente, se llenaban las cabezas de toda la familia de los malditos piojos, por culpa de no utilizar el aceite esencial adecuado, ¡pero lo conseguimos!

El aceite esencial de lavanda?? se obtiene por destilación en corriente de vapor de agua a baja presión, de las flores azules ¡tan preciosas! de la especie lavandula angustifolia. Esta planta es muy abundante por el Sur de Francia ¡me encanta!, porque me recuerda a un viaje que hice cuando estaba en la universidad, me impactó los campos azules de la lavanda florecida, me encantó su olor como a hierba… ¡sencillamente delicioso!

Pero no escribo este post, por eso, sino por las propiedades para nuestra salud y por sus usos, tan maravillosos. Empiezo diciendo que el aceite esencial de espliego macho apenas tiene contraindicaciones, si se utiliza durante mucho tiempo de forma continuada sobre la piel, a algunas personas les puede producir una pequeña alergia, ¡pero es rarísimo! Si ocurre, dejamos de aplicarlo durante algún tiempo ¡y ya está!


Dicho lo negativo empiezo con lo positivo que son sus propiedades y los usos del aceite esencial de espliego macho:

  • es un maravilloso cicatrizante de la piel, la regenera, por lo que yo siempre tengo un bote de este aceite esencial en la cocina. ¡Qué nos quemamos, qué hay una herida…nos ponemos un poco de aceite esencial esencial de espliego macho!

Para tratar las quemaduras solares es algo pasmoso, quita la tirantez, el dolor lo calma y disminuye la inflamación. A mi me parece que es un “aceite esencial de fondo de armario”, como dirían los que trabajan en el mundo de la moda. Deciros que en enfermería tratan quemaduras graves de la piel, pues evita que se infecte la zona y se produce una recuperación mucho más rápida de la dermis, tratan también úlceras por presión o escaras de personas con la movilidad reducida, llagas y grietas.

  • tiene propiedades como contraveneno para las picaduras de avispa, arañas, pulgas, mosquitos, medusas y escorpiones. Impide que se inflame la zona y disminuye la quemazón. En la bolsa de la playa lo llevo y más de uno se ha convencido de su poder este verano con la invasión de medusas, que ha habido en las costas del sur de España
  • Si tienes candida Albicans el aceite esencial de espliego macho la combate, ¡ya la tengas en la boca, en el estómago o en la zona vaginal, la erradica!! Es un potente antifúngico, por lo que para el olor de pies, producido por hongos se puede utilizar. Incluso es útil para tratar el pie de atleta, te quitará el picor y el mal olor.
  • Si no tienes otro aceite esencial a mano, también te puede servir para tratar la rinorrea o goteo nasal. Por lo general es muy eficaz para tratar bronquitis, afonías, laringitis, todas aquellas infecciones otorrinolaringológicas, pues es muy eficaz en infecciones producidas por bacterias tipos estafilococo dorado o el colibacilo.
  • Si tienes acné, puede usarlo directamente sobre el granito
  • Ayuda a tratar las contracturas musculares, pues va a relajar la musculatura, aplicado de forma tópica. Todos los deportistas deberían de tener un bote de este aceite esencial en su botiquín.
  • Si estamos muy nerviosos, nos ayuda a calmar la excitación y el nerviosismo. Te recomiendo poner unas gotas en un difusor de aceites esenciales y a parte del maravilloso olor que tendrás, ¡estarás en estado ZEN! Por vía oral unas gotas de este aceite, nos puede ayudar a disminuir el estrés mental y el agotamiento, nos ayudará a combatir el insomnio. También disminuye los cambios de humor que tenemos cuando estamos estresados y nerviosos. Fijaos que curioso, se hizo un estudio clínico con 122 personas que estaban en la UCI, a todos ellos les dieron un masaje con aceite esencial de espliego macho, y todos dijeron que habían mejorado significativamente su ansiedad.
  • Mata la bacilo de Eberth, es el que produce la fiebre tifoidea y al bacilo de Loeffler es el responsable de la difteria, ¡y lo hace tan eficazmente como los antibióticos!
  • Como anti-polilla para preservar la ropa, es estupendo.

Bueno…¿os he convencido de las maravillosas propiedades para nuestra salud del aceite esencial de espliego macho?

¡Piensa en verde!

Quizás también te gusten estas entradas relacionadas

Preparamos la piel para la radioterapia

¿Picaduras? 7 plantas para tratarlas!

Remedios naturales para las quemaduras

Referencias:

fitoterapia.net

Mi biblia de los aceites esenciales por Danièle Fessty

pranarom.com

Dwyer AV, Whitten DL, Hawrelak JA. Herbal medicines, other than St. John’s Wort, in the treatment of depression: a systematic review. Altern Med Rev. 2011; 16 (1): 40-9.

European Medicines Agency (EMA) – Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). Community herbal monograph on Lavandula angustifolia Miller, aetheroleum. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/143181/2010. Adopted: 27 March 2012.

European Medicines Agency (EMA) – Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). Community herbal monograph on Lavandula angustifolia Miller, flos. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/734125/2010. Adopted: 27 March 2012.

Categorie: Aceites esenciales

menopausia 2

Las plantas y la menopausia!

Las plantas y la menopausia!

Feliz Miércoles! El Lunes empezamos un tema bastante importante para muchas mujeres y hablamos sobre la menopausia. Además especificamos que una mujer alcanza la menopausia, cuando lleva al menos 1 año sin regla.

Normalmente los síntomas de la menopausia, a parte de la ausencia de la menstruación son:

  • sofocos y sudoraciones
  • sequedad vaginal
  • alteraciones del ánimo
  • insomnio
  • sequedad en la piel.
  • retención de líquidos
  • aumento de peso

Bueno pero como siempre digo, tenemos a nuestras amigas las plantas, ¡¡que nos van a echar una manita, para mejorar todas estas alteraciones!

Empezaré hablando de la raíz de la cimicífuga racemosa ¡ es la que más me gusta! Yo la tomo, solo deciros que tarda en actuar entre 3 y 4 semanas, ¡pero luego es una pasada! Sus principios activos son glicósidos triterpénicos. Numerosos estudios científicos avalan que no sólo sirven para contener los sofocos, sino también actúa sobre la depresión y la atrofia vaginal. Tratar de buscarla en extracto estandarizado, es más potente. Es una droga muy segura, ¡incluso en pacientes con cánceres de mama, tiene un efecto inhibidor sobre el cáncer!

Aceite de onagra, hace varias semanas hablamos sobre él. Recordad que para la piel nos va a ir fenomenal!

también tenemos  las archiconocidas isoflavonas de la soja, estas ya las conoce todo el mundo, por lo que las pasaremos un poco por alto.

el ginseng  Panax ginseng, que además es un adaptógeno y se ha utilizado sobre todo para mejorar la ansiedad, la fatiga y el insomnio que provoca la menopausia.

la salvia Salvia officinalis y la alfalfa Medicago sativa mejora mucho los síntomas de los sudores nocturnos

el trébol rojo Trifolium pratense tiene un alto contenido en isoflavonas

el espino albar para las palpitaciones

la Valeriana Valeriana officinalis,  melisa Melisa officinalis, Pasiflora Pasiflora incarnata estas nos ayudarán con los cambios de humor y el nerviosismo.

para la sequedad vaginal os recomiendo utilizar lubricantes y jabones especiales, que nos aporten hidratación a la zona

Ya veis cuantas opciones nos ofrece el mundo natural para aliviar los síntomas de la menopausia! Y después de esto es imposible de no pensar en verde!

Referencias:

EMA-HMPC. Community herbal monograph on Passiflora incarnata L., herba. London: EMA. Doc. Ref: EMEA/HMPC/230962/2006. Adopted 7-9-2007.

EMA-HMPC. Community herbal monograph on Cimicifuga racemosa (L.) Nutt., rhizoma. London: EMA. Doc: EMA/HMPC/600717/2007 Corr. Adopted 26/04/2010.

EMA-HMPC. Public statement on the use of herbal medicinal products containing thujone. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/732886/2010. Adopted: 27-1-2011.

EMA-HMPC. Community herbal monograph on Panax ginseng C.A. Meyer, radix. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/321233/2012. Adopted: 25/3/2014.

Categorie: Salud femenina

menopausia 1

¿Qué es la menopausia?

¿Qué es la menopausia?

Buenos días! Receuerdo que hace uno meses en nuestra Farmacia estábamos celebrando el mes de la mujer. Y a lo largo de todo este tiempo, todas las mujeres que se acercaban a la farmacia y hablaban con nosotros de los distintos problemas que a lo largo de la vida de una mujer podemos ir encontrándo (¡lo siento por los hombres, ya os tocará!) Pero hoy me gustaría centrarme en las mujeres que están en la menopausia o aún “están en su puertas”.2014-06-14-Meno-thumb

Lo siguientes síntomas son indicadores de la menopausia:

  • alteraciones del ritmo menstrual, se suele tener mucho más flujo (¡parece que te desangras!). Hay meses que no viene y otros ciclos son mucho más cortos. Cuando llevas 1 año sin regla, puedes decir oficialmente que has inaugurado la menopausia!
  • se aumenta la retención de líquidos, una se siente muy hinchada ¡como el muñeco Michelín!
  • tienes palpitaciones y se duerme mal
  • tienes subidas y bajadas de ánimo, alteraciones en el humor ( ¡a mí me molesta que me lo digan! pero soy consciente de ello)
  • se tienen sofocos y te pones a sudar como una loca: ¡es ese calor que va de dentro a fuera, como cuando sientes vergüenza por algo, pues eso es lo que se siente! Además hay que sumarle ¡que te pones chorreando de sudor, y luego después del calor, ni te cuento el frío que te entra….  ¡Vamos un regalito!

article-2340486-0AD6B55E000005DC-735_634x578

  • sequedad vaginal, pues se reduce la elasticidad en esa zona, por lo que tenemos más posibilidades de padecer cistitis.
  • la piel se vuelve delgada, seca, sin brillo, sin elasticidad. Vamos perdiendo el vello del cuerpo.
  • si a todo esto le añadimos que tenemos dificultades para mantener el peso, pues se acumula la grasa en el abdomen y la cintura, ¡¡ el panorama es muy MOTIVADOR!!

¡Pero no hay que decaer!  porque tenemos a nuestras amigas las plantas que nos pueden ayudar mucho, pero eso lo dejaremos para el próximo día!

Hasta pronto y ¡¡Pensad en verde!!

Referencias:

Recordatorio salud de la mujer. Para nosotros cada mujer es una flor, Laboratorio Aboca. Apoteca natura.

menopausia en medlineplus https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/menopause.html

http://lambertsusa.com/art-dsp/cimicifuga-racemosa-y-menopausia/

Fuente de imágenes: Google Imégenes

Categorie: Salud femenina

bochornos

Por qué tenemos bochornos?

Por qué tenemos bochornos?

Hola a todos! Vamos a por otra semana, no? Hoy vamos a hablar de los bochornos! El otro día hablando con una amiga, me dijo que estaba fatal ¡la pobre iba con su abanico, cómo si fuera un miembro más de su cuerpo! Le estuve diciendo que a mí me había pasado lo mismo (ahora ya no) y había sido una experiencia muy desagradable. Y ¡ ahora entiendo a más de una mujer cuando se acercan por la farmacia para que les de algo para los bochornos o sofocos ¡las entiendo superbien!

Para empezar os digo que un bochorno o un sofoco es el aumento de la temperatura, es cuando tienes una sensación de calor muy grande y suele durar unos minutos. Para que lo entendáis, es la misma sensación interna, como cuando algo te da mucha vergüenza y sientes que la cara te arde, pues igual. El problema que conlleva esto es la duración de 2 a 5 minutos y la frecuencia en la que a algunas mujeres les sucede, ¡incluso algunas terminan con sudor!

Esto se produce en la menopausia, pues hay una carencia de ESTRÓGENOS, lo que provoca la alteración del centro regulador de nuestra temperatura corporal – el hipotálamo. Éste pierde su poder para regular y se producen descargas de calor en nuestro cuerpo, digamos que es el “termostato” que se rompe y no puede regular bien la temperatura.

Normalmente la aparición de bochornos va asociado a la menopausia, pero hay enfermedades que pueden producir estos desarreglos, como algunos tumores y sobre todo el hipertiroidismo. También hay alguna medicación que puede desencadenar todo esto.

Alguno diréis ¡qué tontería tener uno minutos de calor, tampoco es nada del otro mundo! Pero os digo que esto hay que vivirlo para entenderlo! Normalmente los bochornos se suelen producir más por la noche ¿os imagináis estar durmiendo y de repente un calor horrible, que hace que sudes, te destapas y al cabo de unos minutos, estás helada? ¡Eso en invierno! Ya ¡ni te cuento lo que nos sucede en verano¡ Sin duda hay que vivirlo, para entenderlo.

Pero están nuestras amigas las plantas, que nos pueden solucionar el problema de bochornos y sofocos, ¡a mí me han ayudado mucho¡ y a mi amiga también, quizás os suene:

  • isoflavonas de la soja, se comenzó a investigar la utilidad de éstas, pues se dieron cuenta que las asiáticas NO tenían bochornos y averiguaron que se producía, por tomar soja en su dieta habitual y también tenían menos incidencia de cáncer de mama. Las isoflavonas de la soja se consideran fitoestrógenos, hay un nivel de evidencia 1A de su eficacia en la reducción de estos síntomas. El artífice de todo esto es la GENISTEÍNA. Toma complementos que lleven isoflavonas de soja unos 80 mg y que al menos 15mg correspondan a genisteina, y os recomiendo que partáis las tomas, es decir tomar una dosis en la mañana y otra en la noche, con esto conseguimos niveles plasmáticos de estos fitoestrógenos adecuados.
  • cimicifuga, NO se considera un fitoestrógeno, pues no activa los receptores estrogénicos. Esta planta actúa sobre otros sistemas como el dopaminérgico, serotoninérgico y noradrenérgico, que parece ser están implicados como hemos dicho en la aparición de los bochornos. Os recomiendo que toméis entre 40-140 mg/día de extracto estandarizado. También advertiros que hasta que no llevéis un mínimo de 4 semanas, no se nota sus efectos, ¡¡pero luego es maravilloso!! Os lo digo que soy usuaria de la cimicifuga.
  • trébol rojo, es el menos conocido, su principio activo es la biochanina que en el estómago se transforma en genisteína. Se le considera fitoestrógeno por poseer una acción estrogénica. Os recomiendo tomar una dosis al día de 80mg dividido en dos tomas.

Bueno con estas pequeñas indicaciones espero que os mejoréis y que podáis controlas vuestros sofocos y bochornos, a mí me ha ido muy bien!

¡Piensa en verde! Hasta el próximo día!

Referencias:

fitoterapia.net

Evans M, Njike VY, Hoxley M, Pearson M, Katz DL. Effect of soy isoflavone protein and soy lecithin on endothelial function in healthy postmenopausal women. Menopause. 2007;14: 141-149.

File SE, Hartley DE, Elsabagh S, Duffy R, Wiseman H. Cognitive improvement after 6 weeks of soy supplements in postmenopausal women is limited to frontal lobe function. Menopause 2005; 12: 193-201.

EMA-HMPC. Community herbal monograph on Cimicifuga racemosa (L.) Nutt., rhizoma. London: EMA. Doc: EMA/HMPC/600717/2007 Corr. Adopted 26/04/2010.

Hernandez J, Muñoz G, Pluchino S. Cimicifuga racemosa for the treatment of hot flushes in women surviving breast cancer. Maturitas 2003; 44: S59-S65.

Liu J, Burdette JE, Xu H, Gu C, van Breemen RB, Bhat KP, et al. Evaluation of estrogenic activity of plant extracts for the potential treatment of menopausal symptoms. J Agric Food Chem. 2001 May; 49(5):2472-2479.

Thompson Coon J, Pittler MH, Edzard Ernst E. Trifolium pratense isoflavones in the treatment of menopausal hot flushes: A systematic review and meta-analysis. Phytomedicine 2007; 14 153-159.

Categorie: Salud femenina