Fabricantes

Vera and the Birds Sérum Antipolución Ver más grande

Vera and the Birds Sérum Antipolución

Vera and the Birds Sérum Antipolución es un tratamiento específico con doble acción, antioxidante y anti-polución medioambiental, para proteger la piel, mañana y noche, aportándole un aspecto rejuvenecido y radiante.

Más detalles

Vera and the birds

Nuevo producto

26,95 € impuestos inc.

Este Sérum Antipolución, de textura ligera de fácil absorción, y su exclusiva fórmula con un 100% de activos de origen ecológicos, posee un aroma delicado natural a té verde, nerolí y jazmín.

Aplicado por la mañana protege la barrera cutánea de las agresiones externas a las que nos vamos a exponer. Por la noche, repara los daños ocasionados durante la jornada.

Como base,prepara la piel para los tratamientos que se van a aplicar a posteriori, dejándola más receptiva y potenciando los efectos. bien sea el maquillaje directamente, bien el tratamiento en crema de día o noche.

Fórmula sin parabenos, cuyos activos botánicos reparan y protegen la piel de los daños ambientales, ayudando a neutralizar los radicales libres y estimulando la producción de colágeno. Un tratamiento que bloquea el paso de los metales pesados y gases, gracias al poder antioxidativo del ginseng y del comino negro, los activos de sus aceites esenciales del sésamo, argán, o la soja y cereales como el germen de trigo y la cebada, o los de frutas como lamanzana y el melocotón.

¿Qué debes saber acerca de Vera and the Birds Sérum Antipolución?

Con este Sérum Anti-polución, Vera & the Birds, y el 100% de sus activos de origen ecológico, actúan de barrera cutánea durante el día y reparan por la noche, gracias a estos ingredientes activos:

- Extracto de Aloe Vera: proporciona a la piel una adecuada hidratación, elasticidad y tersura, además de poseer capacidades cicatrizantes y regenerantes. Muy utilizado para el cuidado de la piel, fundamentalmente por el poder emoliente y suavizante que posee. Actúa estimulando el crecimiento de las células dérmicas denominadas fibroblastos, la angiogénesis y la reepitelización, y reduciendo la fase inflamatoria. El resultado final es un aumento del contenido en colágeno y glicosaminoglicanos en el nuevo tejido de reparación. El contenido en Aloína le confiere efectos antiinflamatorios que contribuyen a explicar su acción cicatrizante de heridas, quemaduras y úlceras.

- Glicerina vegetal: Hidratante activo y humectante de origen 100% vegetal. Alisa la piel.

- Aceite de Sésamo: rico en fibra, proteínas vegetales, antioxidantes, ácidos grasos insaturados como el omega 6, lecitina y omega 9. También contiene vitaminas A, las del complejo B, como B1, B2, B3, B5, B6, B9; además de E, K y minerales como el magnesio, calcio zinc, fósforo, cobre, silicio, potasio, boro, yodo, hierro. Repara y protege, evitando la sequedad cutánea y capilar con la nutrición tan rica que aporta. El alto contenido de zinc ayuda a producir colágeno, dando a la piel más elasticidad y ayudar a reparar los tejidos corporales dañados.

- Aceite de comino negro: Poderoso antioxidante que restaura la barrera lipídica de la piel y combate los radicales libres, principales responsables del envejecimiento cutáneo. Muy antioxidante también gracias a dos de sus principios activos, la timoquinona y su aceite esencial. Previene la dermatitis y el acné, y es también útil en la psoriasis cutánea y el eczema, tras constatarlo tanto en tejidos “in vitro” como en ensayos murinos “in vivo”.

- Aceite de Argán: contiene importantes vitaminas, minerales, ácidos grasos y antioxidantes que hidratan, previenen el envejecimiento prematuro, y disminuyen los signos de la edad. En lugar de utilizar cremas hidratantes con compuestos químicos se puede optar por utilizar aceite de argán, que actúa como un excelente hidratante para la piel de todo el cuerpo manteniendo la humedad. Rico en ácidos grasos insaturados y esteroles, combate la sequedad y el envejecimiento cutáneo.

- Aceite de Germen de Trigo: aceite vegetal natural que se obtiene prensando en frío el germen del trigo. Compuesto mayoritariamente por Lípidos y Vitaminas liposolubles, especialmente rico en Vitamina E, uno de los más efectivos antioxidantes naturales. También del trigo se extraen Ceramidas vegetales que son componentes básicos en nuestra piel. Por su Vitamina E, posee gran actividad antioxidante al reducir la formación de lipoperóxidos (radicales libres) responsables del envejecimiento cutáneo; una actividad estimulante de la microcirculación: debido a la actividad protectora de la vitamina E sobre los lípidos de membrana de los capilares, se produce una mejoría de la microcirculación cutánea que a su vez permite un mejor aporte de nutrientes a la piel. Debido a su contenido en Ceramidas y Ácidos Grasos Esenciales, este aceite vegetal actúa como acondicionador de la piel, pues combate la sequedad y formación de arrugas en la piel, convirtiéndose en un excelente agente antienvejecimiento. Y actúa, además, con un efecto antiinflamatorio, pues las ceramidas son capaces de inhibir la enzima que interviene en el proceso inflamatorio y en las consiguientes alteraciones de los constituyentes del tejido conectivo.

- Aceite de cebada: La cebada posee vitaminas del grupo B, ácido fólico, colina y vitamina K, es buena fuente de potasio, magnesio y fósforo, pero su mayor virtud es la riqueza en oligoelementos: hierro, azufre, cobre, cinc, manganeso, cromo, selenio, yodo, molibdeno. Contiene lisina (aminoácido limitante en el trigo). Y sus efectos en la piel, gracias al selenio que posee en grandes cantidades, favorece la elasticidad de la piel y la protege de los daños causados por los radicales libres.

- Extracto o jugo de manzana: es un tónico de la juventud, las nutren y estimulan, las defienden de los rayos UV (ultravioleta) como una inyección natural de FPS. Además reduce la profundidad de las arrugas un más de un 15% . Este jugo regenera la epidermis para que nuestras células madre conserven la vitalidad durante más tiempo. Estos extractos normalmente van acompañados de otros principios activos cosméticos como ácido hilalurónico, vitamina C y retinol.

- Extracto de Melocotón: activa la renovación de la capa córnea, aclarando y unificando el tono. Su manteca es nutritiva, hidratante, regeneradora, rica en ácidos grasos esenciales. Es uno de los aceites más suaves y polivalentes. Tiene numerosas propiedades cosméticas, suaviza la piel y da al rostro un aspecto resplandeciente. Muy tolerado por todo tipo de pieles, incluso las de bebés y las más sensibles. Por su olor neutro, su facilidad de uso, su buena relación calidad-precio y sus propiedades genéricas, es una excelente base para distintos preparados a base de aceites esenciales. Compuesto con ácidos grasos monoinsaturados como omega 9, otros poliinsaturados como omega 6, posee además provitamina A y vitamina E.

- Extracto de la raíz del Ginseng: sus propiedades más conocidas son de revitalizador y energizante, tendríamos que añadir sus extraordinarias propiedades cosméticas. En principio estamos hablando de un excelente antioxidante, capaz de contrarrestar el daño causado por los radicales libres. Tiene una gran capacidad protectora de la piel frente a las agresiones externas. Además con su uso también es posible comprobar cómo los efectos de la polución en la piel (tono apagado y poco homogéneo, deshidratación, etc) se reducen para conseguir un cutis más radiante y bonita.

- Ácido Hialurónico: Gracias a sus extraordinarias propiedades hidrofílicas, proporciona un medio hidratado entre las células, y las protege frente a la abrasión y fricción. Por ello su efecto anti-arrugas, capturador de radicales libres y retardante del envejecimiento es muy potente. Posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Se emplea para la hidratación de la epidermis ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor. Destaca en el efecto relleno que provoca en las zonas donde se aplica y en las marcas cutáneas, aunque también se administra para reducir las cicatrices del acné severo y otros problemas cutáneos.

- Extracto de soja: rico en proteínas que estimula la síntesis de colágeno y elastina. Favorece la regeneración de la piel, aportándole una revitalización biológica. Constituye un medio de nutrición celular, por la composición en péptidos y aminoácidos, especialmente los de tipo azufrado, fácilmente asimilables para la formación de los puentes de queratina, por lo tanto, refuerza y nutre el tejido y redensifica la estructura interna de la epidermis.

- Tocoferol (Vitamina E): es un gran antioxidante en la fabricación y conservación de productos cosméticos, ya que mejora la estabilidad de los elementos grasos. El tocoferol devuelve esa estructura perdida a la piel y al cabello y toda su elasticidad.

-Escualeno vegetal: es un derivado del aceite de oliva, y el principal componente del manto hidrolipídico: protector, suavizante y calmante. Usado como bálsamo, tonificante, hidrante y reparador de la piel, y como gran fuente de vitamina E, indispensable para una piel más saludable. Es un hidratante suave. Refuerza la barrera hidrolipídica de la piel, protege de las agresiones externas, de la deshidratación y además, proporciona flexibilidad y suavidad.


Propiedades y usos del Sérum Antipolución Vera & the Birds

- suero bloqueante y reparador, mañana y noche, con una acción potente anti-polución y antioxidante gracias a activos botánicos que reparan y protegen la piel de los daños ambientales.

- por la mañana, protege la barrera cutánea de las agresiones externas a las que nos vamos a exponer.

- por la noche, repara los daños ocasionados durante la jornada.

- como base, mañana y noche, prepara la piel para los tratamientos que se van a aplicar a posteriori, haciéndola más receptiva.

- bloquea la acción dañina de metales pesados, gracias a las semillas de trigo y cebada, que contienen activos con la capacidad de secuestrar dichos metales, impidiendo que entren en contacto con la piel.

- protege y estabiliza las membranas celulares gracias a las pectinas que contienen la manzana y el melocotón, que protegen las membranas celulares de la epidermis, impidiendo que los metales tóxicos lleguen a ellas y puedan desestabilizarlas.

- de gran acción antioxidante, pues los ginsenósidos presentes en el ginseng poseen un alto poder anti-radical libre gracias a su capacidad para inactivar radicales, al igual que el criterio de comino negro ecológico.

- el aceite de argán ecológico regula la hidratación y la reestructuración de la capacidad lipídica de la piel, gracias a su riqueza en vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales como el linoléico y oléico.

- los ácidos grasos del aceite de sésamo ecológico, protegen la piel del envejecimiento prematuro, al tiempo que la nutren y purifican.

- el ácido hialurónico es tremendamente eficaz a la hora de mantener una óptima hidratación de la piel.

- la vitamina C natural estimula la producción de colágeno.

- indicado para todo tipo de piel incluso pieles sensibles.

- testada dermatológicamente, con 0% parabenos y colorantes artificiales, y es vegano, no está testada en animales.

- producto hecho en España, es respetuoso con el medio ambiente.

- consigue una piel protegida, de aspecto rejuvenecido y radiante.


¿Cómo y cuándo aplicar Vera and the Birds Sérum Antipolución?

Uso diario.

Mañana: Protege la barrera cutánea de las agresiones externas a las que nos vamos a exponer.

Aplicar una o dos gotas en cara, cuello y escote, y masajear con la yema de los dedos hasta su completa absorción.

Noche: Repara los daños sufridos durante la jornada.

Del mismo modo que por la mañana, sobre rostro limpio, desmaquillado y seco.

Como base, mañana y noche: antes del tratamiento que se use, con la cara lavada, prepara la piel para los tratamientos que se van a aplicar a posteriori, dejándola más receptiva y potenciando sus efectos.


Mi opinión sobre Sérum Antipolución Vera & the Birds

“Convierte tu muro en un peldaño”. RILKIE

La barrera cutánea (para mí es mi “muro facial”) se ve frecuentemente agredida por numerosos agentes externos, el agua caliente, detergentes, edad, estrés psicológico, y el medio ambiental, al que le hacemos menos caso del que deberíamos: gases de coches, contaminación, oxidantes con polución, condiciones climáticas extremas, frío o sol y radiaciones UV...etc. Vivir en ciudades es vivir con “escudos” invisibles que no nos deterioren, que nos protejan, que repelan todo aquello que no nos “ayude a subir peldaños” en nuestro cuidado facial.

Y yo, anti química total, descubro un Sérum natural y ecológico que actúa de muro contra todos estos contaminantes, antioxidativo, barrera bloqueante sin asfixiar mi piel. Un protector y regenerador.

Madrid, donde vivo, se ha convertido en una mancha de polución cuando la miras desde lejos, desde la Casa de Campo. Y pensar que yo me trago todo eso, que se lo traga mi piel, me aterra. Y este finde, en la tele, me lo explicaba Harry Potter “hay fuerzas invisibles y extrañas ahí afuera que nos ahogan, aunque no las veamos”.... Pero nuestra piel sí que las detecta, y se convierte en nuestro termómetro.

Este Sérum Antipolución de Vera & the Birds, lo uso a diario, mañana y noche. Totalmente natural, mi rostro nota sus efectos: hidrata correctamente y devuelve suavidad y elasticidad a mi piel facial vulnerada a diario por la contaminación. Este sérum borra su tirantez y sequedad por tragar “venenos ambientales”, y la hace más elástica. Sus aceites esenciales de frutas y cereales compensan los minerales y aminoácidos perdidos, y este elixir actúa de “bicapa”, muro de contención, barrera infranqueable.....No salgo sin él y con mi maquillaje con SPF o mi hidratante.

También lo uso de noche para potenciar más los efectos MURO al día siguiente, acrecentarlos, aumentar las defensas de mi piel, y aportarle luminosidad, hacerla radiante y devolverle juventud al levantarme y enfrentarme al espejo.

Este Sérum Antipolución es un muro en mi camino, pero que no me detiene, sino que me ayuda poderosamente a protegerme de “lo invisible que respira mi piel y que la apaga”, a subir peldaños que logran mi objetivo de cuidarme y protegerme muy naturalmente.


Composición:

aqua, *aloe barbadensis leaf juice, glycerin, sucrose stearate, glyceryl stearate, *sesamum indicum oil, *argania spinosa kernel oil, *nigella sativa seed oil, pyrus malus juice, prunus persica juice, triticum vulgare seed extract, hordeum vulgare seed extract, panax ginseng root extract, helichrysum italicum, sodium hyaluronate, ascorbyl glucoside, glycine soja oil, propanediol, xanthan gum, glyceryl caprylate, glyceryl undecylenate, cetyl alcohol, cetearyl alcohol, tocopherol, beta-sitosterol, squalene, dehydroacetic acid, benzyl alcohol, potassium sorbate, sodium benzoate, parfum, **benzyl salicylate, **eugenol, **geraniol, **limonene, **linalool. *ingredientes de procedencia ecológica. perfume natural.

**presente de forma natural en el perfume.

Opiniones

Por (Soria, España) el 18 Feb. 2019 (Vera and the Birds Sérum Antipolución) :
(5/5

Sencillamente magnífico

Lo he recibido la semana pasado y no puedo dejar de usar este serúm, me encanta su aroma y textura, que deja la piel con un tacto suave. ¡MAravilloso!

 Denunciar un abuso
Por (Sevilla, España) el 13 Dic. 2018 (Vera and the Birds Sérum Antipolución) :
(4/5

Se me queda un poco corto

Me gusta mucho tanto el aroma como la textura, pero el tamaño se me queda un poquitín corto a ver si sacan un formato más grande.

 Denunciar un abuso