Tag : cuerdas-vocales

voz2

Recupera tu voz de nuevo!

Recupera tu voz!
Feliz y NO afónico día. Buena noticia, mi amiga y compañera, ¡ya tiene voz, por fin! Resumiendo lo que dijimos el anterior post, la afonía aparece cuando nuestras cuerdas vocales se irritan por el humo, por forzar la voz, por mucosidad, tos o distintos tipos de virus. Todo esto produce que estas se inflamen e hinchen.

Pero ¿cómo podemos tratarlas, para poder recuperar nuestra voz?
  • Para empezar – dejándolas reposar. NO HABLES, no las fuerces
  • NO fumes, ya hemos visto como el humo irrita
  • Bebe mucho líquido, para que las mucosas permanezcan hidratadas. Si sientes dolor, esto es debido a que las cuerdas están inflamadas. Bebe agua fría, pues estos bajarán la hinchazón.
  • Evita cambios bruscos de temperatura
  • Protege la garganta con un pañuelo ¡a mí me alivia muchísimo!
  • Pon un humidificador, para mantener el grado de humedad en el ambiente

Y luego tenemos nuestras gran amigas las plantas:

Bueno esto es todo por hoy! No gritéis mucho y cuidad de vuestra voz!

¿Aún no piensas en verde?

Más información:

Medline Plus

Allen CT, Merati AL. Acute and chronic laryngitis. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby ; 2015:chap 62.

Schwartz SR, Cohen SM, Dailey SH, et al. Clinical practice guideline: hoarseness (dysphonia). Otolaryngol Head Neck Surg. 2009;141(3 Suppl 2):S1-S31. PMID: 19729111 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19729111.

Categorie: Vida sana

sin voz1

Otra vez estoy sin voz!

 Estoy sin voz!
¡Feliz día! Hoy os voy a contar lo que le pasó a mi compañera de la Farmacia el otro día, ¡pues llegó sin voz! La verdad es que es muy frecuente en ella – quedarse afónica, y me puse a pensar ¡qué tema más estupendo para escribir en el blog! y más ahora con estos cambios de temperatura que  nuestros cuerpos pasan del calor de la calefacción al frío más intenso de la calle.

Explicaros que en nuestra nariz y boca están conectados a un tubo que se llama faringe y este a su vez está conectado a una especie de “embudo” que es la laringe (si nos tocamos el cuello, podemos percibirlo como un “tubo” rígido, ¿lo notas?). En su interior están las cuerdas vocales, ¡no os imaginéis una especie de cuerdas allí puestas, pues nada más lejos de la realidad¡ las cuerdas vocales son dos bandas de músculos finísimos, cuando hablamos estos músculos se juntan y el aire tiene que pasar por un espacio muy pequeño, haciendo que estas vibren produciéndose el sonido ¿no es chulísimo? El hombre es tan inteligente (bueno a veces no tanto) que somos capaces de emitir distintos sonidos haciendo que nuestras cuerdas vocales se alarguen o se acorten, ponte la mano en la garganta y pasa del sonido agudo al grave ¿notas como cambia? ¡¡Es FASCINANTE!!

Pero cuando, como mi amiga Sonia, pierdes la voz o suena ronquísima, es debido a que estos músculos se inflaman y se hinchan y se produce lo que llaman laringitis, el aire no tiene espacio para pasar y por lo tanto no podemos emitir ningún sonido, ¡y si lo hacemos sale una voz de wisquera, como la que tiene ahora mi amiga! jajajaja.

¿Cuáles son las causas de las afonías?

Las principales razones que nos pueden dejar sin voz son:
  • El tabaco. El humo reseca las mucosas de las cuerdas vocales llegando a hincharse por llenarse de líquido (mucosidad), lo hacen para protegerse, (igual que si tuviésemos una ampolla)
  • Tener mucha producción de mocos hace que se irriten las cuerdas vocales, pues tratamos de toser o carraspear, para tratar de sacar dicho moco hay fuera.
  • Cuando gritamos o cantamos en exceso, también hacemos que nuestras cuerdas se irriten mucho
  • Personas con reflujo gastroesofágico, los ácidos  del estómago, suben por el esófago, quemando las cuerdas vocales.
  • Alergias, infecciones de tipo vírico, pueden producir también afonías
  • Productos químicos

Bueno, esas son las principales causas que pueden dejarnos sin voz. Pero ¿cómo evitarlo? Eso os contaré el próximo día.

No os quedéis sin voz y pensad en verde!

Más información:

Medline plus

Allen CT, Merati AL. Acute and chronic laryngitis. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby ; 2015:chap 62.

Schwartz SR, Cohen SM, Dailey SH, et al. Clinical practice guideline: hoarseness (dysphonia). Otolaryngol Head Neck Surg. 2009;141(3 Suppl 2):S1-S31. PMID: 19729111 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19729111.

Categorie: Vida sana