Tag : mucosa

hemorroides2

Hemorroides, el enemigo interno!

Hemorroides, el enemigo interno

Buenos días a todos, hoy en la Farmacia hemos tenido una conversación muy interesante. Veréis, la gente está confundida cuando habla de hemorroides, y creo que muchos estamos usando mal el término.

Las hemorroides viene del griego haímas: sangre, rhein: fluir. Las hemorroides son venas las cuales están en el ano y juegan un papel fundamental a la hora de la evacuación de las heces. Solemos confundir el término hemorroides con la patología que producen, es decir la enfermedad hemorroidal. Ésta se produce cuando las venas hemorroidales se hinchan en el ano o en la parte inferior del recto, la zona se inflama y estas venas aumentan de tamaño, es cuando pueden producir las “innombrables” molestias.

Cuando aparece el proceso inflamatorio, ¡no solo afecta a las venas hemorroidales, sino también a la mucosa que protege esa zona!  Deciros que esta mucosa tiene un “grosor” ¡y este es importantísimo! pues ofrece protección a las paredes del ano. La mucosa se ve sometida a más fricciones, a más rozamiento (por estar estreñidos, por embarazo…) y además, tiene contacto con agentes irritantes (como es la caca, los agentes químicos con los que nos lavamos la zona si son muy irritantes, e incluso a las infecciones microbianas). Todo esto va haciendo que el grosor de esta mucosa se vaya perdiendo progresivamente, hasta que “desaparece” y es entonces la pared de ano (donde están las venas hemorroidales) se va viendo afectada por todo esto y como reacción se produce la inflamación antes descrita.

Las principales causas de las hemorroides son:

  • estreñimiento, pues uno hace un gran esfuerzo para evacuar
  • también quien aguanta las ganas de evacuar, es más propenso a tenerlas
  • quedarse largos periodos de tiempo sentado en el WC, favorece su aparición
  • obesidad
  • diarrea crónica
  • dieta pobre en fibras y ricas en picante
  • embarazo
  • sexo anal
  • tabaco

¿Os dais cuenta qué todo esto aumenta la presión en la zona? ¡Y los síntomas de los hemorroides de los que nadie habla!
Estos síntomas las personas con hemorroides los sufren ¡¡en silencio!! y son:

  • en la zona del ano, si lo tocas hay unos engrosamientos o “bultos”, ¡estos pueden ser! A veces con presionar sobre ellas, se reducen manualmente ¡pero OJO, hay que consultar siempre con el médico para descartar otras patologías!
  • en otras ocasiones sientes picazón o ardor en el ano
  • puedes sangrar cuando vas al váter, es de color rojo vivo, se suele ver alrededor de las heces, o en el papel higiénico
  • a algunas personas le duele el ano, cuando están sentadas o cuando defecan, esto se produce cuando las hemorroides “están fuera”, ¡cómo dicen por estas tierras!

¡Pero no todo está perdido! Hay una serie de remedios, ¡entre los que por supuesto se encuentran nuestras plantas! que nos ayudan a combatirlas. Pero lo dejamos para el próximo día!

Un besote a todos, ¡¡ seguid pensando en verde!!

Referencias:

Cuadernos de Aboca.

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000292.htm.

Categorie: Vida sana

sin voz1

Otra vez estoy sin voz!

 Estoy sin voz!
¡Feliz día! Hoy os voy a contar lo que le pasó a mi compañera de la Farmacia el otro día, ¡pues llegó sin voz! La verdad es que es muy frecuente en ella – quedarse afónica, y me puse a pensar ¡qué tema más estupendo para escribir en el blog! y más ahora con estos cambios de temperatura que  nuestros cuerpos pasan del calor de la calefacción al frío más intenso de la calle.

Explicaros que en nuestra nariz y boca están conectados a un tubo que se llama faringe y este a su vez está conectado a una especie de “embudo” que es la laringe (si nos tocamos el cuello, podemos percibirlo como un “tubo” rígido, ¿lo notas?). En su interior están las cuerdas vocales, ¡no os imaginéis una especie de cuerdas allí puestas, pues nada más lejos de la realidad¡ las cuerdas vocales son dos bandas de músculos finísimos, cuando hablamos estos músculos se juntan y el aire tiene que pasar por un espacio muy pequeño, haciendo que estas vibren produciéndose el sonido ¿no es chulísimo? El hombre es tan inteligente (bueno a veces no tanto) que somos capaces de emitir distintos sonidos haciendo que nuestras cuerdas vocales se alarguen o se acorten, ponte la mano en la garganta y pasa del sonido agudo al grave ¿notas como cambia? ¡¡Es FASCINANTE!!

Pero cuando, como mi amiga Sonia, pierdes la voz o suena ronquísima, es debido a que estos músculos se inflaman y se hinchan y se produce lo que llaman laringitis, el aire no tiene espacio para pasar y por lo tanto no podemos emitir ningún sonido, ¡y si lo hacemos sale una voz de wisquera, como la que tiene ahora mi amiga! jajajaja.

¿Cuáles son las causas de las afonías?

Las principales razones que nos pueden dejar sin voz son:
  • El tabaco. El humo reseca las mucosas de las cuerdas vocales llegando a hincharse por llenarse de líquido (mucosidad), lo hacen para protegerse, (igual que si tuviésemos una ampolla)
  • Tener mucha producción de mocos hace que se irriten las cuerdas vocales, pues tratamos de toser o carraspear, para tratar de sacar dicho moco hay fuera.
  • Cuando gritamos o cantamos en exceso, también hacemos que nuestras cuerdas se irriten mucho
  • Personas con reflujo gastroesofágico, los ácidos  del estómago, suben por el esófago, quemando las cuerdas vocales.
  • Alergias, infecciones de tipo vírico, pueden producir también afonías
  • Productos químicos

Bueno, esas son las principales causas que pueden dejarnos sin voz. Pero ¿cómo evitarlo? Eso os contaré el próximo día.

No os quedéis sin voz y pensad en verde!

Más información:

Medline plus

Allen CT, Merati AL. Acute and chronic laryngitis. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby ; 2015:chap 62.

Schwartz SR, Cohen SM, Dailey SH, et al. Clinical practice guideline: hoarseness (dysphonia). Otolaryngol Head Neck Surg. 2009;141(3 Suppl 2):S1-S31. PMID: 19729111 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19729111.

Categorie: Vida sana