Tag : rizoma-de-curcuma

como detoxificar tu higado

¿Por qué detoxificar tu hígado naturalmente?

¿Por qué detoxificar tu hígado naturalmente?

Tu hígado es uno de los órganos más importantes que tienes en el cuerpo. ¿Por qué lo cuidas tan poquísimo? Lo que comes. Lo que bebes influye muchísimo en él.

¿Te has planteado alguna vez, cómo ayudarle? ¿Detoxificarlo? Desgraciadamente, todavía hay personas que se empeñan en decir, que es una tontería, pero te voy a demostrar el por qué. Y es fundamental. Tú decides luego.

Tu hígado, tiene una serie de células llamadas hepatocitos, las cuales entre sus funciones se encuentran:

filtrar la sangre. Filtran más de 1’5 litros por minuto de endotoxinas o xenobióticos (residuos procedentes de la célula, que se producen, cuando éstas se rompen), glóbulos rojos en mal estado, sustancias tóxicas procedentes de la dieta, medicamentos, alcohol… etc. De esta manera, desintoxica tu organismo de las sustancias que pueden hacerte mucho daño.

almacenar glucógeno (es una reserva energética), grasas, vitaminas y hierro

sintetizar:

  • proteínas y lipoproteínas (como el colesterol y los triglicéridos, que son necesarios para ti, siempre a unos niveles razonables)
  • hormonas esteroideas (estrógenos, cortisol y aldosterona) y tiroideas (tiroxina).
  • bilis, aquí las sustancias tóxicas, que han sido atrapadas durante el filtrado, son transportadas, hasta el intestino para ser excretadas. Decirte, que si no hay aporte de fibra, estas toxinas son trasformadas por bacterias intestinales y reabsorbidas. ¡Mira tú, qué maravilla de cuerpo tenemos!

– es capaz de almacenar, hasta un litro de sangre de más, cuando se produce una insuficiencia cardíaca (derecha).

– activar la vitamina D entre otras funciones…

Tu hígado también tiene unas células llamadas células de Kupffer. Son las que atrapan a las bacterias y eritrocitos, que están en “mal estado”. Y las quitan de en medio, para que no te puedan perjudicar.

Pero de todas sus funciones, nos vamos a quedar con la de detoxificación.

Verás, a tu hígado llegan sustancias tóxicas (xenobióticos), procedentes de los alimentos que has comido o que has bebido o simplemente un fármaco que has tomado (soy muy repetida, pero esto tiene que quedar clarísimo). Son sustancias que van en tu sangre. Allí son neutralizadas, estos xenobióticos y son preparadas para ser eliminadas. A este proceso, se le llama, detoxificación.


La detoxificación consta de dos fases y aquí juegan un papel muy importante, unas sustancias, llamadas enzimas y los cofactores, que activan a estas enzimas. En estas dos fases, básicamente, se hace que las sustancias tóxicas (xenobióticos), que son insolubles en agua sean solubles en ella, para que puedan ser eliminadas con facilidad.

Fase I. Activación.

Aquí lo que tu hígado hace es neutralizar directamente a las toxinas. Como resultado de estas reacciones, se produce la formación de gran cantidad de radicales libres y metabólicos intermedios. Estos, son muchos más tóxicos, que los iniciales. Pero serán eliminados en la siguiente fase, ¡qué no cunda el pánico!

En esta fase de detoxificación, participa el citocromo P450. Es un conjunto de 50 a 100 enzimas. Varían de unas personas a otras. Es de cajón, que para evitar daños, tu cuerpo necesita “antioxidantes”. Capaces de evitar que estos radicales libres y metabólicos intermedios, puedan hacer de las suyas.

Entre estos antioxidantes, encontramos:

  • la enzima glutatión peroxidasa (GSPX). Se encuentra en muchos órganos de tu cuerpo, impidiendo que estos radicales libres, campen a sus anchas y puedan desarrollar una enfermedad. La glutation peroxidasa, es una enzima selenio dependiente, por lo que te aconsejo, que te suplementes con alimentos ricos en selenio o complementos nutricionales, para que tenga esta enzima, una ayudita y funcione como es debido.
  • la vitamina C, es importantísima. ¿Sabías qué tu cuerpo no puede producir vitamina C, ¡ni almacenarla!? Es un potente antioxidante, por lo que te evita los daños que los radicales libres pueden hacer, en tus células. Ayuda a eliminar metales pesados de tu organismo y toxinas procedentes de medicamentos (reduciendo los efectos negativos de estos).
  • los betacarotenos, son pigmentos vegetales (se encuentran en las zanahorias, calabaza, brocoli, pimientos) llamados también provitamina A y en tu hígado se transforma en vitamina A. Lo curioso de estas sustancias es que actúan como antioxidantes.
  • la superoxido de dismutasa SOD es un enzima que tienes en tu cuerpo. Es el antioxidante más potente, que hay en él. También tiene una acción antiinflamatoria. La SOD ayuda a tu cuerpo a usar minerales como el zinc, el cobre y manganeso. ¿Sabes que tus niveles de SOD, disminuyen mucho con la edad? El problema es que los alimentos que contienen SOD, (brócoli, col, trigo…), al pasar por el estómago, los jugos gástricos, la destruyen. Pero, si tomas el SOD combinada con una proteína, llamada gliadina, es capaz de llegar perfectamente hasta el intestino delgado, donde será absorbida.
  • el resveratrol es un antioxidante. No lo puedes producir, por lo que es interesante que lo aportes a través de tu dieta (en la piel de las uvas rojas, las grosellas, las moras … ) o por suplementos nutricionales.
  • la Vitamina E

Fase II. Detoxificación. 

En esta fase se actúa sobre las toxinas, neutralizándolas. Aquí se producen unas conjugaciones (uniones) con los xenobióticos. Haciendo que estos  sean solubles en agua. Y por tanto, desde este momento es muy fácil su eliminación a través de la orina o la bilis. Estas conjugaciones están impulsadas por una serie de enzimas. Las cuales, para funcionar, necesitan unas sustancias llamadas cofactores.

esquema-detoxificacion-higado

Para que lo entiendas bien, tenemos 6 reacciones que son:

  • conjugación con glutation, las sustancias que se necesitan para que esta enzima funcione, son la vitamina C, metionina, vitamina B6, selenio, son los llamados cofactores
  • conjugación con aminoácidos, los cofactores son taurina, glicina, arginina, glutamina… para activar a las enzimas de esta reacción
  • acetilación los cofactores son la vitamina C, B1, B5
  • metilación los cofactores son la metionina, colina, vitamina B6, B9 y B12
  • sulfoconjugación los cofactores son cisteina, vitamina B6, taurina.
  • glucuronidación aquí intervienen taurina, cisteina, metionina…

Todo esto sucede, si además hay suficiente energía y magnesio. De locos.

Verás hay personas que tienen una fase I muy activa y una fase II muy lenta, por lo que la detoxificación, es malísima.

¿Cómo puedes intuir que eres un mal detoxificador? ¿Te sienta mal un pelín de alcohol? ¿Una dosis mínima de medicamento te intoxica? O simplemente después de comer, comienzas con dolor de cabeza o dolor articular y/o muscular.

¿Estás muy cansado? ¿Te molestan muchísimo los olores? Puedes sospechar que tu hígado no detoxifica bien.


Y en este momento te estás preguntando, ¿cómo puedo detoxificar mi hígado?

Pues lo que puedes hacer es:

1. aportando los distintos cofactores en los alimentos en tu dieta, o con suplementos nutricionales de calidad.

  • como el magnesio, zinc, cobre, manganeso.
  • para ayudar en la fase I, con vitaminas B6, B12, el brócoli, el resveratrol, el selenio, la vitamina C, la taurina,… son fáciles de encontrar
  • para ayudar en la fase II, taurina, glicina, cisterna, metionina, glutamina
  • antioxidantes como el té verde, el resveratrol, lo betacarotenos, vitamina C, selenio, zinc, ubiquinol (coenzima Q10)

2. utilizando plantas medicinales hepatoprotectoras como son el desmodium, el fruto del cardo mariano, reishi y las hojas de la alcachofa.

3. usando plantas medicinales depurativas, que ayudan a la formación de bilis como el aceite esencial de limón, hoja de alcachofa, raíz y sumida de diente de león, hoja de boldo, raíz de cúrcuma, raíz de rábano negro, aceite esencial de romero quimiotipo verbenona.

Tu hígado es único. Aquí te he dado 7 razones para cuidarlo. Decirte que su capacidad de regeneración, ¡es increible! Se regenera a partir de sus hepatocitos, células de kupffer… SANAS. Si no están bien, su capacidad de regeneración disminuye drásticamente. Detoxificalo. Ayúdale a estar en perfecto estado.

¡Piensa diferente, piensa en verde!

Referencias:

fitoterapia.net

Bello, J. y López de Cerain, A. (2001) Fundamentos de ciencia toxicológica. Capítulo 9. Ed. Diaz de Santos. Madrid.

Muanda, F. N. et al. (2011) Chemical Composition and, Cellular Evaluation of the Antioxidant Activity of Desmodium adscendens Leaves. Evid Based Complement Alternat Med. Volume 2011, Article ID 620862, 9 pages.

N guyen, D. et al. (2014) Effect of increasing glutathione with cysteine and glycine supplementation on mitochondrial fuel oxidation, insulin sensitivity, and body composition in older HIV-infected patients. J Clin Endrocrinol Metab. Jan; 99(1): 169-77.

Diamond, A. M. (2015) The Subcellular Location of Selenoproteins and the Impact on Their Function. Nutrients, 7, 3938-3948. 11. Ribas, V. et al. (2014). Glutathione and mitochondria. Frontiers in Pharmacology. Volume 5, Article 151.

Madrigal, E. et al. (2014) Review of natural products with hepatoprotective effects. World J Gastroenterol. 20(40): 14787-14804.

Velauthapillai N1, Barfett J1, Jaffer H1 Antioxidants Taken Orally prior to Diagnostic Radiation Exposure Can Prevent DNA Injury.J Vasc Interv Radiol. 2017 Mar;28(3):406-411. doi: 10.1016/j.jvir.2016.10.022. Epub 2016 Dec 26.

European Medicines Agency (EMA) – Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). Final European Union herbal monograph on Silybum marianum (L.) Gaertn., fructus. Doc. Ref.: EMA/HMPC/294187/2013. Adopted: 19/9/2018.

Guan, Y. S. y He, Q. (2015) Plants Consumption and Liver Health. Evid Based Complement Alternat Med. Volume 2015, Article ID 824185, 10 pages.

Categorie: Vida sana

dolor de articulaciones

Dolor de articulaciones y su tratamiento natural

Dolor de articulaciones y su tratamiento natural

Hola a todos, hoy os voy a hablar de dolores de articulaciones o artralgia. Veréis el otro día mi hijo Pablo, se lastimó un hombro jugando al rugby, estuvo en un partido y en una de las jugadas, colisionó con otro niño ¡y se hizo daño! Cuando llegó a casa pesé que era un porrazo más, de los muchos que se dan los deportistas, (¡pues no solo a las personas mayores le duelen las articulaciones!), pero en el transcurso de los días la zona del hombro no iba a mejor, si no que además el dolor e inflamación le subía por el cuello y no podía subir el brazo hasta una determinada altura. A esas alturas ya me empecé a preocupar, pues ya dejaba de ser “normal” ese dolor, lo pongo entre comillas, pues en mi casa somos muy bestias… ¡¡hasta que no tenemos la articulación desencajada o vamos con el cuello partido, no vamos al médico… lo que yo os diga, bestialísimos!!, pero bueno cada uno es como es. Pues después de ir al médico y mandarle antiinflamatorios decidimos, que se iba a tratar con plantas medicinales…y el desenlace de este cuento es que mi hijo Pablo, en cuestión de una semana, está de nuevo jugando al rugby.

Bueno centrando el tiro, deciros que las articulaciones son una zona donde se unen los huesos o huesos y cartílago; una articulación está formada por huesos, cartílago, membrana sinovial, ligamentos, gracias a todo este conjunto nuestro cuerpo es capaz de moverse y soportar el peso corporal.

En la articulación los extremos de los huesos están rodeados por los cartílagos, que  protegen a los huesos. El cartílago está constituido sobre todo por colágeno y proteoglicanos y su función es disminuir el roce que se produce con el movimiento, amortiguar, por lo cual se previene el desgaste por el rozamiento.

La membrana sinovial, produce el líquido sinovial el cual facilita el movimiento, pues reduce el rozamiento entre los huesos.

Los ligamentos protegen a la articulación de realizar movimientos incorrectos, son unas bandas elásticas, conectan a los huesos anclándolos para que se produzca el movimiento, pero impiden que se salgan de su sitio, evitando las luxaciones o esguinces, aquí los ligamentos se estiran tanto que se pueden romper.

 

articulacion sana

 

Como curiosidad deciros que existen dos tipos de articulaciones:

  1. las que no se mueven, suelen estar en la zona de la cabeza
  2. las articulaciones bisagra son los que se giran hacia dentro y hacia afuera, permitiendo el movimiento, pueden doblarse o estirarse. Éstas las encontramos en las manos, dedos, rodillas, ¡también nos protegen de hacer movimientos incorrectos! por ejemplo los dedos se pueden mover hacia dentro, NUNCA hacia afuera de forma voluntaria

Cuando nos duele las articulaciones, puede ser por las siguientes causas:

  • inflamación en los tendones (tendinitis), impidiendo que la articulación se mueva de forma correcta, por la rigidez que adquieren
  • inflamación en los ligamentos, puede ser que se hayan estirado mucho por un mal movimiento o por un movimiento repetitivo, puede producir los esguinces
  • pérdida de cartílago, aquí hay una gran pérdida de colágeno y proteoglicanos. Cuando se hinchan las articulaciones (sobre todo se da en las rodillas y manos) el cartílago pierde resistencia, comienza a adelgazar y termina desapareciendo, pues deja desprotegidos a los huesos, que se rozarán con el movimiento.

Cuando uno tiene dolor en las articulaciones o artralgia debe de ir al médico, ¡si o si! Pero siempre podemos utilizar plantas medicinales, aminoácidos, minerales, en definitiva los remedios naturales para combatir la inflamación y el dolor:

  • colágeno disminuye el dolor, es una proteína, que está constituida por aminoácidos prolina, glicina y hidroxiprolina, su especialidad es dar elasticidad y resistencia a los tejidos que actúan de armazón para sostenernos, como hemos visto antes lo encontramos en los huesos, tendones, cartílagos, ligamentos y piel, por eso es tan importante. Los suplementos con colágeno ayudan a reducir por tanto el dolor, mejoran la movilidad, regeneran los tejidos (la piel lo nota muchísimo); por tanto personas mayores de 40 años, deportistas, personas con sobrepeso
  • Hojas y yemas del Pino Pinus sp. os aconsejo el uso en forma de yemas o de aceite esencial, tiene un efecto antiinflamatorio increible y se utiliza en tratamiento donde se está produciendo una destrucción del cartílago articular, pues estimula a los condrocitos ¡y por supuesto disminuye el dolor articular!
  • yemas del grosellero negro Ribes nigrum L. este puede utilizarse como antiinflamatorio de los tendones y ligamentos, pues va a mejorar la elasticidad de los mismos. Además si hay una fractura por medio, va a ayudar a que se mejore. ¡A mi personalmente me encanta!, pues es un potente adaptógeno, aumenta el cortisol pues estimula las glándulas suprarrenales y tenemos más energía ¿no es maravilloso?
  • Rizoma de cúrcuma Curcuma longa Vahl. es un potente antiinflamatorio y además antioxidante, busca productos que vayan en forma de extracto estandarizado de cúrcuma titulado en curcumina. Veréis que bien os irá, tanto para disminuir la inflamación aguda, como la crónica, ¡además las pueden tomar las embarazadas!
  • aceite esencial de ciprés Cupressus sempervirens L. este aceite esencial quimiotipado se utiliza con muy buenos resultados en inflamaciones de las articulaciones y en el dolor, hay que tener cuidado al manipularlo, pues nos puede irritar la piel.
  • aceite esencial de gaulteria Gaultheria procumbens L. he de confesaros que este aceite me encanta y me gusta tanto por su eficacia, ¡es increible! El aceite esencial quimiotipado de gaulteria contiene un 98% de salicilato de metilo, deciros que 5 ml de salicilato de metilo equivalen aproximadamente a 7 g de ácido acetilsalicílico la famosa aspirina, por ello toda aquella persona que tome anticoagulantes NO la puede tomar.

Si lo usáis directamente sobre la piel en la zona de dolor e inflamación, es increíble, también hay productos preparados donde en su composición llevan este aceite esencial. Comentaros que además de bajar la inflamación articular, disminuye notablemente el dolor de dicha zona.

  • raíz de harpagofito Harpagophytum procumbens DC para los dolores e inflamación de rodillas y manos, tanto agudas como crónicas, ¡va genial! Gracias a sus iridoides (principio activo). En embarazo no se debe de utilizar, pues tiene una acción muy parecida a la oxitocina, y nos puede inducir al parto.
  • gomo-resina de boswellia Boswellia serrata Roxb. ex Colebr. me gusta mucho esta gomo-resina, pues tiene una acción antiinflamatoria sobre las articulaciones muy grande, ya que inhibe a la 5-lipooxigenasa, por lo que se bloquea la formación de sustancias proinflamatorias en nuestro organismo.

Podría seguir dándoos nombres de los remedios naturales, pero no es plan. Otra de las cosas que os debo de recomendar para combatir estas artralgías, tan comunes en las rodillas y dedos son:

  • perder peso si tienes exceso de él, (¡las articulaciones de tus rodillas y pies te lo agradecerán)
  • aplicar frío o calor en la zona donde tengas el dolor articular, luego cuando esté la zona a temperatura normal, aplica alguna crema o gel, que lleven alguno de los productos que antes te he mencionado.
  • adopta una alimentación ANTIINFLAMATORIA, es decir consume mucho pescado azul (por aquello de los omega 3), come mucha fruta y verdura, evita los hidratos de carbono procedentes de grano (como es el pan, la pasta, los cereales) ¡son veneno para tu cuerpo!, también evita los lácteos
  • haz ejercicio suave (natación), es una buena manera de regenerar el cartílago
  • evita los medicamentos clásicos como corticoides, aspirina, analgésicos, estos crean “hábito”, incluso algunos agravan la destrucción del cartílago.

Bueno espero haberos ayudado, hasta el próximo día. ¡Piensa en verde!

Más entradas sobre las articulaciones

Referencias:

Fuente de la imagen: artrosis.org

fitoterapia.net

Robbers JE, Tyler VE. Tyler’s Herbs of Choice. The Therapeutic Use of Phytomedicinals. New York: The Haworth Herbal Press, 2000.

Chrubasik JE, Roufogalis BD, Chrubasik S. Evidence of effectiveness of herbal antiinflammatory drugs in the treatment of painful osteoarthritis and chronic low back pain. Phytother Res 2007; 21: 675-683.

Chrubasik S, Model A, Black A, Pollak S. A randomized double-blind pilot study comparing Doloteffin and Vioxx in the treatment of low back pain. Rheumatology 2003; 42: 141-148.

Chopra A, Saluja M, Tillu G, Sarmukkaddam S, Venugopalan A, Narsimulu G, et al. Ayurvedic medicine offers a good alternative to glucosamine and celecoxib in the treatment of symptomatic knee osteoarthritis: a randomized, double-blind, controlled equivalence drug trial. Rheumatology (Oxford) 2013; 52 (8): 1408-17. doi: 10.1093/rheumatology/kes414.

Categorie: Deportistas, Vida sana

ciatica y plantas

¿Existe tratamiento natural de la ciática?

¿Existe tratamiento natural de la ciática?

Hola a todos, el otro día hablando con mi marido, estuvimos recordando que por esta época, hace 4 años, cuando me agaché a recoger un bote que estaba tirado en la cocina de mi casa, ¡¡ me quedé pillada, no fui capaz de volver a ponerme recta, solita y todo por la culpa de la ciática!!

Entonces vino mi hijo Pablo y con mucha calma y paciencia, me ayudó a ponerme derecha, ¡pero Dios mio, qué dolor más profundo e intenso! salía de la parte baja de la espalda (el culo para ser exactos) ¡y recorría toda la pierna derecha, por detrás, hasta el talón! Pero no se quedó allí el tema, cuando intenté moverme, ¡no era capaz de levantar la pierna, no tenía fuerza! ¡¡Aquello no me podía estar pasando a mí!! Me llevaron al hospital, (¡qué el sentarme y levantarme de los sitios, hacía que contara estrellas… !) y los médicos confirmaron que tenía  “ciatalgia” (o también llamada ciática) se me había quedado el nervio ciático, pillado en la 5º vértebra lumbar con el sacro.

¡Os podéis imaginar mi cara de Orco, aquello no me podía estar pasando a mí! Me mandaron pinchazos de cortisona durante una semana, antiinflamatorios y analgésicos. Bueno ¡pero como soy de la generación del 68, rebeldona! Decidí pasar de todo eso, y recurrir a mis plantas y a mi amigo Jose Avila Castellano, que me hizo estiramientos de la pierna (os digo que hubo 2 días que lloré del dolor) ¡y todo se arregló!

Hoy para “celebrar” tan magnífico aniversario, he decidido escribir sobre las cosas que utilicé para recuperarme, ¡en 4 días pude ir a trabajar y recuperar fuerza en la pierna ¡además de no sentir dolor!

Por cierto ¿sabéis cómo llaman en la ciática en la farmacia?…….La “asiática”, ¡me parto!

Para empezar deciros ciática, se describe como un dolor fortísimo, que recorre la parte baja de la espalda y desciende por la pierna, sueles quedarte sin fuerza en la pierna afectada y con sensación de hormigueo.

La ciática se produce porque el nervio ciático (es el más largo de nuestro cuerpo, es responsable de la movilidad y de la sensibilidad de las extremidades inferiores) está inflamado o se queda comprimido (como fue mi caso). ¡Entonces comienza el dolor y el calvario para muchas personas! Deciros que en estando en reposo, no duele… pero cuando uno hace movimientos bruscos, como es levantarse… ¡Dios santo, lo que uno llega a sentir!

Normalmente suelen mandar reposo, antiinflamatorios y corticoestoroides inyectados. ¡¡Pero si quieres tratarte la ciática con remedios naturales, puedes hacerlo, yo lo hice!!

Lo primero deciros, que eso del reposo, está bien los primeros días… hasta que nos disminuye el dolor, ¡pero luego hay que MOVERSE, pues si no lo hacemos, puede llegar a ser contraproducente, debido a que se puede provocar el deterioro de los músculos y las funciones corporales. ¡Vamos, eso es cuando las personas se tiran en la cama con la ciática semanas! Además si mantienes tu mente ocupada, ¡hasta parece que tienes menos dolor!


Mi recomendación para todo aquel que tiene ciática es:


– aplicar en la zona baja de la espalda frío (con bolsitas que se meten en el congelador) y calor (con una manta eléctrica o bolsa de agua), a mí me alivió mucho, ¡pero ten cuidado de no estar todo el día haciendo esto, hazlo un par de veces al día!

– vete a un fisioterapeuta. En mi caso, me puse en manos de mi amigo y con estiramientos de la pierna, ¡logró que el nervio se liberara del aprisionamiento que tenía! Os repito que es muy doloroso y también si te lo hacen bien, supereficaz


¿Y qué hay del tratamiento “natural” de la ciática? Aquí os recomiendo:


– aceites esenciales como el de Gaulteria Gaultheria procumbens, pon 3 gotas en la parte baja de la espalda, realiza un masaje prolongado, ¡pero suave, para no reavivar el dolor! Tiene una molécula llamada salicilato de metilo, que podríamos decir que es como una “aspirina natural”, tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio, ¡os digo que para la ciática funciona del 10, soy superfan!

extracto de yema de pino Pinus sp, se recomienda el uso de la yema de pino, para tratar neuralgias, ¡y os digo que funciona genial, eso sí, solo se debe de emplear para tratar dolores crónicos! de 5 a 15 gotas todos los días.

raíz de harpagofito Harpagophytum procumbens DC es antiinflamatorio y analgésico, por lo que aliviará el dolor de la ciática, y todo gracias al principio activo responsable de estas funciones es el harpagósido, lo podéis encontrar en extracto seco (va en comprimidos) o en gel.

rizoma de cúrcuma Curcuma longa Vahl. puede ser otro gran aliado para tratar las ciática, ya que se utiliza con gran éxito para el dolor y la inflamación tanto aguda como crónica, si administras una dosis de 2 g/día (de cúrcuma en polvo), durante 6 semanas, se ha demostrado en estudios clínicos, que reduce el dolor, con una eficacia similar al ibuprofeno; este efecto se debe gracias a un componente, llamado curcumina. Está totalmente contraindicado en personas con obstrucción de conductos biliares y otras alteraciones biliares.

– gomo-resina Boswellia Boswellia serrata Roxb. Se ha demostrado que el ácido boswélico tiene una potente función antiinflamatoria, pues inhibe de forma específica a una sustancia llamada la 5-lipooxigenasa, de esta forma bloquea la síntesis de sustancias pro-inflamatorias y produce su efecto antiinflamatorio y disminuye el dolor. ¡No debes de estar más de 6 meses utilizándolo!

aceite esencial de Tomillo quimiotipo tuyanol Thymus vulgaris L. su aplicación tópica en cremas es espectacularmente efectiva, produce un efecto de calor de la zona. Gracias a una molécula que tiene llamada carvacrol, evita que se produzcan prostaglandinas, que son las sustancias que en nuestro cuerpo, que regulan la inflamación y el dolor. Si evitamos que estas prostaglandinas se sinteticen, no habrá inflamación, ni dolor. El aceite esencial quimiotipado de tomillo tiene otro componente, que es el ácido rosmarínico que también ayuda a todo esto.

– hay otras plantas como la yema de grosellero negro Ribes nigrum L., aceite esencial de romero Rosmarinus officinalis L., corteza de uña de gato Uncaria tomentosa (Willd) DC., aceite esencial de ciprés Cupressus sempervirens L., flor de Arnica Arnica montana L. que también tienen un efecto antiinflamatorio y analgésico, las puedes encontrar solas o como parte de formulas de cremas o comprimidos.

Bueno me voy ya con la “asiática” a otra parte, sinceramente espero que nunca tengáis la ciática para tener que utilizar todas estas plantas, ¡pero recordad que si pensáis en verde y recurrís a ellas, funcionan muy bien!

Hasta el próximo día.

Referencias:

fitoterapia.net

Mi biblia de los aceites esenciales Daniele Fessty
Yemoterapia. Philippe Andrianne
Vinciguerra G, Belcaro G, Cesarone MR, Rohdewald P, Stuard S, Ricci A, et al. Cramps and muscular pain: prevention with pycnogenol in normal subjects, venous patients, athletes, claudicants and in diabetic microangiopathy. Angiology 2006; 57: 331-339.
Chrubasik S. Devil`s claw extract as an example of the effectiveness of herbal analgesics. Orthopade 2004; 33: 804-808.
Aguilar JL, Rojas P, Marcelo A, Plaza A, Bauer R, Reininger E, Klaas CA, Merfort I. Anti-inflammatory activity of two different extracts of Uncaria tomentosa (Rubiaceae). J Ethnopharmacol 2002 Jul;81(2):271-6.
EMA-HMPC. Community herbal monograph on Arnica montana L., flos. EMA, Doc. Ref.: EMA/HMPC/198793/2012. Adopted: 6 May 2014
EMA-HMPC. Community Herbal Monograph on Harpagophytum procumbens DC. and/or Harpagophytum zeyheri Decne, radix. London: EMA. Doc. Ref.: EMEA/HMPC/251323/2006. Adopted: 6-11-2008.
EMA-HMPC. Community herbal monograph on Curcuma xanthorrhiza Roxb. (C. xanthorrhiza D. Dietrich), rhizoma. Draft. London: EMA. Doc Ref.: EMA/HMPC/604600/2012. Adopted: 14 May 2013.
Winters ME, Kluetz P, Zilberstein J, “Back Pain Emergencies,” Medical Clinics of North America, 2006:90:505–23.

Categorie: Vida sana