Tag : amoxicilina

helicobacter pylori oregano

Helicobacter pylori y aceite esencial de orégano

Helicobacter pylori y aceite esencial de oregano

Hola a todos, el otro día la hija de mi amiga Marta, le habían detectado Helicobacter pylori; tras un tratamiento con antibióticos seguía con la bacteria de forma residual, me comentaban que no sabían que hacer. Y con la solución que les propuse, pensé ¡¡qué buen tema, para escribir un post!! y portátil en mano, os voy a tratar de explicar, lo que yo sé.

Deciros que el Helicobacter pylori es una bacteria que se aloja en el estómago y en el intestino, parece ser que forma parte de nuestra microbiota.

Cuando esta bacteria está en equilibrio con el resto de bacterias y hongos de nuestra microbiota, ¡todo es muy armonioso! ¡Pero si se produce una alteración en esta microbiota y hay un aumento del Helicobacter pylori, aumentamos nuestras posibilidades de llegar a desarrollar una úlcera o un cáncer!

Esta bacteria, lo que hace es alterar la pared protectora del intestino y del estómago, dejándola al descubierto y entonces el ácido gástrico entra en acción, produciendo inflamación en los tejidos de esta zona desprotegida, esto va a provocar el dolor y la sensación de quemazón y a veces heces con sangre (por la erosión de las paredes del estómago), estos son los síntomas más característicos.

El Helicobacter pylori es una bacteria capaz de vivir en lugares inhóspitos, como es el caso de nuestro estómago, nosotros los adultos tenemos un Ph entre 2 a 3 (por debajo de 7, es un Ph ácido, ¡no metas el dedo, que te quedas sin él!), con esto evitamos infecciones estomacales y hacemos la digestión. ¿Y cómo es posible que el Helicobacter pylori  pueda vivir en estas condiciones? Pues porque produce una enzima, llamada ureasa, que hidroliza la urea de la mucosa gástrica y esto da dióxido de carbono y amoniaco. El amoniaco neutraliza el ácido alrededor del Helicobacter pylori y puede vivir sin problemas y proliferar de esta manera tan bestial.

Os digo que a día de hoy, hay una serie de estudios indicando que no es bueno eliminar al Helicobacter pylori totalmente, ya que se ha visto que tiene un papel regulador en las hormonas gástricas como son la leptina y la grelina. La erradicación del Helicobacter pylori se asocia a un aumento de las posibilidades de padecer síndrome metabólico, diabetes mellitus 2, obesidad… ¿Qué prefieres que viva contigo de forma controlada o erradicarla totalmente?: es la pregunta que todos nos debíamos de hacer

Otro de los problemas que se encuentra, es cuando a los pacientes después del tratamiento con antibióticos, le vuelven a repetir el test del aliento (detectan ureasa) o el test de detección fecal (detectan antígenos en las heces), se ve que son positivos (todavía hay restos de Helicobacter pylori ¡¡afortunadamente hay que decir!!) les mandan omeprazol ¿a qué lo conocéis?

Es una molécula de síntesis, que altera el Ph gástrico, haciéndolo más ácido ¡por lo que se favorece el desarrollo nuevamente del Helicobacter pylori que gracias a su potentes flagelos (“una especie de patillas”) se mueve y se anclan a la mucosa gástrica, comenzando de nuevo la infección!

Para todos aquellos que quieran tener un tratamiento alternativo contra el Helicobacter pylori os propongo el aceite esencial quimiotipado de orégano Origanum compactum. ¿Qué os podría decir de este aceite esencial?

Es un potentísimo antibacteriano, tiene la misma eficacia y potencia que la amoxicilina, ¡pero es eubiótico! es decir es amigable con la vida, la de nuestra microbiota, por lo que no la dañará, ni la alterará, ni la arrasará en plan tsunami y por tanto, no producirá ni diarrea, ni infecciones oportunistas.

El aceite esencial quimiotipado de Oregano solo destruirá por tanto a las bacterias nocivas de nuestro cuerpo, preservando a los “microorganismos buenos”. Tampoco se conoce que haya resistencia de ninguna bacteria al aceite esencial quimiotipado de orégano, ¡y menos el Helicobacter pylori! Por otro lado se sabe, que este aceite esencial de orégano, estimula la inmunidad, facilita las digestiones y evita los gases.

Para ir terminando, se utiliza 75mg de aceite esencial de orégano cada 6 horas durante 10 días (siempre mezclado con miel de caña o aceite de oliva o cápsulas neutras) con unos resultados increíbles. ¡Deciros que si lo queréis usar más tiempo, no debéis sobrepasar las 3 semanas de tratamiento, pero no es necesario estar tanto tiempo!

También os aconsejaría que tomarais un BUEN probiótico, alguno que lleve cepas de Lactobacillus reuteri DSM17938, Bifidobacterium bifidum CECT 7366 se han demostrado que son las más eficaces contra la úlcera, pues paran el crecimiento del Helicobacter pylori o le impiden que se adhiera a la mucosa intestinal, tienen también un efecto antiinflamatorio.

Bueno esto es todo por hoy, espero que NUNCA tengáis que echar mano del aceite esencial de orégano, para tratar una úlcera gástrica, pero ya sabéis que funciona genial.

¡Hasta pronto! Piensa en verde

Referencias:

Fitoterapia.net

Who are we? indigennous microbes and the ecology of human diseases. Marin J. Blaser  https://www.ncbi.nlm.gov/pmc/articles/PMC1618379/)

MI biblia de los aceites esenciales Daniele Fessty

Yuan-Chuen Wang Medicinal plant activity on Helicobacter pylori related diseases World J Gastroenterol. 2014 Aug 14; 20(30): 10368–10382. Published online 2014 Aug 14. doi: 10.3748/wjg.v20.i30.10368  PMCID: PMC4130844

Rachel O’Mahony, Huda Al-Khtheeri, Deepaka Weerasekera, Neluka Fernando, Dino Vaira, John Holton, Christelle Basset Bactericidal and anti-adhesive properties of culinary and medicinal plants against Helicobacter pylori  World J Gastroenterol. 2005 Dec 21; 11(47): 7499–7507. Published online 2005 Dec 21. doi: 10.3748/wjg.v11.i47.7499 PMCID: PMC4725184

T. Lin, Y. I. Kwon, R. G. Labbe, K. ShettyInhibition of Helicobacter pylori and Associated Urease by Oregano and Cranberry Phytochemical SynergiesAppl Environ Microbiol. 2005 Dec; 71(12): 8558–8564. doi: 10.1128/AEM.71.12.8558-8564.2005

Caterina Holz, Andreas Busjahn, Heidrun Mehling, Stefanie Arya, Mewes Boettner, Hajar Habibi, Christine LangSignificant Reduction in Helicobacter pylori Load in Humans with Non-viable Lactobacillus reuteri DSM17648: A Pilot Study Probiotics Antimicrob Proteins. 2015; 7(2): 91–100. Published online 2014 Dec 7. doi: 10.1007/s12602-014-9181-3

PMCID: PMC4415890

Categorie: Vida sana

antibioticos naturales1

¿Cómo funcionan los antibióticos?

¿Cómo funcionan los antibióticos?

Buenos días a todos, llegó el frío y con él llegaron los resfriados. En mi casa estoy con medio equipo malo! Hasta la que os escribe, está con una tos terrible, tanto que la otra noche tuve que ir por urgencias! Mi hija con el estómago fatal (dicen que un virus), y mi hijo pequeño con anginas… ! Yo me pongo mala, con este panorama en casa, pues con la vida que llevamos de “todo cogido con alfileres” el que se pongan malos, es tener más estrés a diario, pero de eso no os quiero hablar hoy, hoy vamos a hablar de antibióticos!

Cada vez, la gente está más concienciada de usar de forma racional los antibióticos. Cuando yo llegué a trabajar a la farmacia, había personas que se tomaban la amoxicilina, para el ¡dolor de cabeza… alucinaba! Poco a poco la cosa ha ido cambiando, una mayor información… mayor conciencia por parte de todos …  menos eficacia de los mismos por culpa de las resistencias que se están creando frente a infecciones comunes… ¡quizás somos más conscientes de lo importante que es hacer un buen uso de ellos!

Todos hemos oído hablar de ellos, incluso en algún momento de nuestra vida los hemos llegado a utilizar…¿pero sabes qué son los antibióticos?

Los antibióticos son sustancias producidas por un ser vivo o fabricadas de síntesis, y que son capaces de matar a las bacterias (acción bactericida) o impedir que crezcan (acción bacteriostática), como he dicho antes SOLO ACTÚAN SOBRE BACTERIAS.

La primera persona en percatarse de esto fue Alexander Fleming cuando vio que un hongo (llamado Penicillium) si crecía sobre unas placas donde él cultivaba bacterias, éstas morían (esto fué a principios del siglo XX). En los años 50 se generaliza el uso de los antibióticos y se controlan muchas enfermedades como neumonía, tuberculosis, la septicemia  evitando la muerte de personas por las mismas, ¡¡todo un avance de la ciencia!!

Todo esto está genial, pero los antibióticos también tienen su cara mala y es que afectan también a nuestra microbiota intestinal, ¡¡ARRASÁNDOLA!! Por lo que nuestra primera barrera de defensa está destruida, entonces es cuando aparecen los efectos indeseables como son:

  • diarrea, las bacterias de nuestra microbiota intestinal son eliminadas por los antibióticos también, y entonces se produce un desequilibrio en nuestra microbiota, reemplazándose estas bacterias por otras que causan con el consiguiente imposibilidad de ésta de realizar su función correctamente
  • infecciones por Candida albican, produciendo candidiasis. Este es un hongo que vive en nosotros pero es oportunista, aprovecha cualquier bajada de defensas (modificación de la microbiota de nuestro cuerpo) para crecer de forma incontrolada en  las mucosas y producir infecciones vaginales, dermatitis del pañal o infecciones bucales, aparecen como pintitas blancas en la boca, en la lengua, que pueden producir quemazón. A nivel vaginal produce un flujo de color blanco y una desagradable sensación de quemazón en la zona.
  • mayor predisposición a volver a recaer a sufrir gripe o resfriado de nuevo (pues nos hemos quedado sin defensas)
  • sarpullido por la piel

Con esto no os estoy diciendo que NO toméis antibióticos, ¡¡nooooo!! Con esto lo que pongo de manifiesto es la necesidad de usarlos conjuntamente con PROBIÓTICOS!

Recordad los probióticos son unos  microorganismos vivos, los cuales cuando los tomamos en cantidades adecuadas, ayudan a mejorar el funcionamiento de nuestra microbiota, básicamente. ¿Y cómo nos ayudan los probióticos?

  • haciendo que funcione correctamente nuestro sistema digestivo, equilibrando la microbiota intestinal.
  • refuerzan e incrementan nuestro sistema inmunológico (nuestras defensas), hacen que recuperes mejor y antes
  • en procesos con diarreas la cortan.
  • cuando hay picor y malestar en la vagina, exceso de flujo con mal olor, sequedad vaginal, lo regulan.

Cuando tomamos antibióticos, estos pueden dañar algunas cepas de nuestra microbiota intestinal y tardar años en recuperarse, a parte de los efectos que a corto plazo he mencionado antes.

Cuando nuestros pacientes van a la farmacia a por un antibiótico, SIEMPRE, les recomiendo el uso de probióticos, recordándoles que deben de tomarlos AISLADOS DE COMIDA Y DE CUALQUIER OTRO MEDICAMENTO!

¿No son ESTUPENDOS? Yo creo que si. ¡Piensa en verde!

Referencias:

Tormo, R. Probióticos. Concepto y mecanismos de acción. Monografías Anales-Pediatria Vol. Mong.4 Núm 01 (2006)

Guarner, F., Khan, A. G., Garisch, J. Organización Mundial de Gastroenterología. Probióticos y prebióticos (2008).

Sanders, M.E. Summary of probiotic activities of Bifidobacterium lactis HN019. J.Clin Gastroenterol. 40, 776-83 (2006)

Holscher HD1, Czerkies L.A, Cekola P. Bifidobacterium lactis Bb12 enhances intestinal antibody response in formula-fed infants: a randomized, double-blind, controlled trial. JPEN J Parenter Enteral Nutr. 36 (1 Suppl):106S-17S (2012)

Sociedad Española de probióticos y prebióticos www:sepyp.es

Categorie: Vida sana