Tag : cosnumos-de-vitaminas

vitaminas

Vitaminas, ¿realmente son tan importantes?

Vitaminas, realmente son tan importantes?

En 1912, apareció por primera vez la palabra vitamina, y se definió así para explicar la importancia de una sustancia, “vital”, con una estructura química, de una “amina”, siendo está fundamental curar la enfermedad del beriberi. ¡Cómo algo tan insignificante, puede ser tan importante para nosotros!

¿Nunca te has preguntado, de donde viene esa obsesión por las vitaminas? Cuando estás decaída o tienes a tu hijo que continuamente está enfermo, ¿a qué tienes a tu madre asesorandote y diciendo: “¡Toma vitaminas, qué seguro las tienes por los suelos!”, ¡¡Ayyyy, si no fuera por nuestras madres, qué sería de nosotros!!

Nuestro cuerpo necesita para crecer y desarrollarse, 13 vitaminas, ¡¡son INDISPENSABLES para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo!!, además en cantidades minimísimas, pero SIN esto tan pequeño, la vida no es viable. Las vitaminas provienen de los alimentos, pero no aportan energía. Tienes que tener claro, que si no las tomas en cantidades suficientes, empezarás a tener problemas de salud, por ejemplo tu sistema defensivo se vería alterado y cogerías más infecciones, podrías tener muchas aftas o heridas en la boca, anemia por falta de vitamina C, que te podría pasar sin la “presencia de vitaminas”.

Esquema de sintetización de tirosina, dopa, dopamina, noradrenalina, adrenalina gracias a los cofactores


Hay veces que no recibimos el aporte adecuado de las vitaminas, y es puede pasar por

  • mala o deficitaria alimentación, por ejemplo los vegetarianos, las personas que no toman fruta y verdura, los ancianos…
  • por utilizar técnicas de cocinado y/o congelación, se pierden muchas de estas vitaminas, ya que se oxidan
  • si tienes problemas de absorción intestinal, por ser una persona mayor o por tener problemas con el alcohol, o por tener permeabilidad intestinal o tomar omeprazol…
  • si tomas medicación como diuréticos, pueden hacer que se eliminen más de la cuenta, sobretodo, aquellas vitaminas hidrosolubles

Nuestras vitaminas se dividen en dos grupos:

  1. Las vitaminas hidrosolubles, son solubles en agua y se eliminan a través de la orina, NO se almacenan en el organismo, por ello las tienes que aportar de forma constante, con la comida.

Y aquí tienes

– Vitamina C o ácido ascórbico interviene en la producción de colágeno, supernecesario para cicatrizar heridas, proteger la membrana de los vasos sanguíneos, repara huesos y cartílagos. Impide que el ADN de tus células se dañe, por culpa de los radicales libres, es un antioxidante frente a la sustancias como el ozono, el nitrógeno, impide que se produzcan mutaciones. Aumenta la resistencia al estrés, reduce la fatiga, mejora el rendimiento en deportistas. Estimula la inmunidad, pues aumenta la producción de anticuerpos, facilita la absorción del hierro y previene los catarros. Se sabe que el estrés, el tabaco y las toxinas aumentan nuestra demanda de vitamina C.

las vitaminas del grupo B, son necesarias para la liberación de la energía de los alimentos, imprescindibles para el bienestar del sistema nervioso y digestivo, decirte que todas las vitaminas del grupo B, trabajan de forma sinérgica. Dentro de este grupo tenemos:

  • Vitamina B1 o tiamina muy importante para el sistema nervioso, para que el cerebro pueda aprovechar la glucosa que necesita para funcionar. También se la suelen dar a personas que sufren de falta de coordinación u hormigueos en el cuerpo como signo de que el sistema nervioso no está funcionando bien. Si eres fumador o bebedor o una persona que toma muy pocos alimentos integrales, te recomiendo que te suplementes con un complemento nutricional. La puedes encontrar en cereales integrales, frutos secos, semillas y legumbres. Su escasez produce enfermedades como el beriberi.
  • Vitamina B2 o riboflavina es fundamental para la piel, cuando tienes un deficit de ésta, te suele salir grietas y llegas en la comisura de la boca, puedes sentir ardor, picazón en los ojos. Además esta vitamina proporciona energía necesaria para que nuestras células puedan funcionar, está implicada en la producción de la hormona tiroides, en la formación de células del sistema inmunológico. Una deficiencia de esta vitamina puede producir inflamación de los tejidos e hipersensibilidad a la luz, está muy relacionada con nuestros ojos. Podemos encontrar esta vitamina en el queso, la leche, los huevos y la ternera.
  • Vitamina B3 o niacina esta implicadísima en el ciclo de krebs (de donde obtenemos energía para funcionar), interviene en la producción de glóbulos rojos y los esteroides, se usa en tratamientos de control del colesterol, problemas de circulación sanguínea y jaquecas crónicas; es esencial para la salud de tu lengua, tu piel y tu aparato digestivo. Un deficit de ésta, produce la enfermedad de la pelagra.
  • Vitamina B5 o ácido pantoténico es un componente de la coenzima A, esencial para liberar energía de los alimentos, está implicado en la producción de anticuerpos, es esencial para el sistema inmunológico, produce cortisona, la hormona del estrés, reduce la cantidad de colesterol que hay en el organismo, por lo que previene infartos y enfermedades cardíacas.
  • Vitamina B6 o piridoxina es la vitamina que más procesos de tu organismo interviene, también participa en la formación de los glóbulos rojos. Facilita la liberación del glucógeno del hígado y de los músculos, se utiliza con el fin de evitar molestias menstruales como el dolor de pecho y la depresión o cambios de humor. Además es utilizada por los deportistas para incrementar el rendimiento muscular y aumentar la producción de energía, también ayuda a equilibrar a personas con depresión.
  • Vitamina B8 o biotina forma parte del pelo y las uñas y los fortalece, también de la piel, los nervios y la médula osea. La producen las bacterias intestinales, pero esta demostradísimo que los antibióticos y otros medicamentos, afectan a su producción. La puedes obtener de la yema del huevo.
  • Vitamina B9 o ácido fólico participa en la formación del sistema nervioso, por ello se le da a todas las b, pues se evita la aparición en el feto de espina bífida. Está implicado en la regulación de la homocisteína, este es un compuesto que está implicado en los daños que se producen en los vasos sanguíneos, pudiendo producir ateromas y por tanto accidentes cerebrovasculares. También está implicado con la vitamina C y la B12, en la formación del grupo hemo, es decir la parte de los glóbulos rojos, que contiene hierro. Se encuentra en vegetales de hoja verde como las espinacas, acelgas, lechuga, si se cocinan estos niveles de ácido fólico disminuyen.
  • Vitamina B12 o cianocobalamina interviene en la formación de hemoglobina, glóbulos rojos, también colabora en mantener las reservas de energía en los músculos. Esta vitamina es imprescindible para que las células de tu medula ósea funcionen bien, también para el sistema nervioso y el sistema digestivo. Muchos la utilizan, para eliminar los restos de alcohol tras una borrachera.

  1. Las vitaminas liposolubles, son solubles en grasa. Se almacenan en los tejidos grasos y en el hígado
  • Vitamina A o retinol es un antioxidante, está muy ligada a la visión y la reparación de las mucosas, como podría ser la de la boca.
  • Vitamina D o calciferol permite la absorción del calcio y el fósforo a nivel de tus riñones y tus huesos, impide que nos descalcifiquemos, también absorbe calcio, fósforo y magnesio en el intestino y ayuda al sistema inmunitario e impide que se desarrollen enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo I. La vitamina D rara, pues es la única que nosotros somos capaces de producir, con la ayuda del sol!
  • Vitamina E o tocoferol interviene en la formación de tejidos, reduce el riesgo de tener una enfermedad cardíaca, previene la degeneración macular y mejora el deterioro cognitivo.
  • Vitamina K está implicada en la coagulación sanguínea, si tuviéramos poca vitamina K sangraríamos mucho. También está implicada en procesos de formación de huesos y tejidos, sobre todo en niños.

Como ves ¡¡sin las vitaminas no somos nadie!! Son tan importantes que cuando falta alguna de ellas nos ponemos agotados, podemos tener depresión, retraso en el crecimiento de los huesos, osteoporosis, pérdida de visión, debilidad en las uñas y pelo…  ¡¡Y estas consecuencias son de las más leves!!

Y creo, que te ha quedado claro lo importantes que son, por ello es fundamental suplementar a los niños en edad de crecimiento y a las personas en situaciones “conflictivas” (personas mayores, vegetarianos, alcohólicos, fumadores…)

¿Ves cómo hay que pensar en verde?

Referencias:

pubmed

biblioteca nacional de medicina   https://medlineplus.gov/spanish/vitamins.html

Harvard school public of health https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/what-should-you-eat/vitamins/

HypponenE,Laara E,ReunanenA,JarvelinMR,Virtanen

SM.Intake of vitamin D and risk of type 1 diabetes :abirthcohort

study.Lancet.2001;358(9292):1500–1503

SasazukiS, SasakiS, TsubonoY, OkuboS, Hayashi M, TsuganeS. Effect of vitaminC on common cold: randomized controlled trial. EurJ Clin Nutr. 2006;60(1):9-17

Categorie: Dieta y nutrición, Vida sana

microbiota new2

¿Cómo hay que cuidar nuestra microbiota?

microbiota new2

Hola de nuevo a todos, estamos hablando esta semana de la microbiota. Para hacer un pequeño resumen deciros que la microbiota es el conjunto de microorganismos que nos ayudan a mantener limpio nuestro cuerpo de agentes patógenos y sustancias tóxicas.

Las bacterias, hongos y levaduras de nuestra microbiota conviven en perfecta armonía con nosotros, hay una simbiosis perfecta (estado eubiótico, cuando estamos SANOS). Además del intestino las podemos encontrar en la piel, en las mucosas de todo nuestro cuerpo, como es boca, vagina, nasofaringea… etc.

La microbiota de cada persona es diferente y dependerá de lo que coma, de donde viva, de condiciones meteorológicas, del estrés que tengamos, de los medicamentos (como antibióticos que la arrasan)…¿No es curioso?

Si el equilibrio de esta microbiota se rompe (a esto se llama disbiosis) ¡es cuando aparecen las enfermedades! como las alergias, asma, enfermedad intestinal inflamatoria.

Gracias a estos microorganismos, nosotros somos capaces de sintetizar vitaminas como la K y la B, nos ayudan con la digestión de los alimentos y son capaces de inactivar sustancias tóxicas. En investigaciones recientes se ha visto que influyen muchísimo en la obesidad y en la salud metabólica.


Para ayudar a nuestra microbiota a tener un equilibrio “saludable” no pierdas de vista los siguientes consejos y toma:

Probióticos son organismos vivos, muy beneficiosos para nuestra salud, ¡cuando los tomamos en cantidades adecuadas! De esta forma ayudamos a mejorar el funcionamiento de nuestra microbiota intestinal, lo que produce un aumento de las defensas, aquí os recomiendo que busquéis la siguientes cepas Lactobacilus acidophilus, Bifidobacterium animalis.

Prebióticos, son componentes alimenticios (básicamente fibra soluble) como la inulina, que no se digiere, las bacterias del intestino los usan para fermentar (son su comida), se ha visto que actúan modificándola.

Oligoelementos como el selenio mejora la función del sistema inmunitario pues es un potente antioxidante (búscalo como L-selenometionina, se absorbe mucho mejor), la dosis recomendada es 50-200 µgr al dia, si lo tomas junto a vitamina E potenciaremos los efectos de ambas

Vitaminas E (busca la α-tocoferol), también es un potente antioxidante, se recomienda la toma de 150-200 UI al día

Vitaminas C se debe tomar entre 500-1000 mg al día. ¡Pero si tomas anticoagulantes o algún tratamiento para el ácido úrico, ¡no la debes de utilizar!

toma una dieta rica en fruta y verduras, bebe abundante té y café, toma chocolate puro y alguna copilla de vino tinto o cerveza. Estos alimentos tienen compuestos fenólicos que son aprovechados por la microbiota.

se sabe que personas que tienen dietas ricas en grasas saturadas y azúcar su microbiota suele estar bastante alterada. También se está viendo que los hidratos de carbono procedentes de grano (trigo, avena…) producen disbiosis intestinal.

haz limpiezas del colon con enemas de café (al menos 1 al mes), de esta manera limpiamos de toxinas, desechos y mantenemos niveles de Candida adecuados favorecemos un estado de equilibrio en el intestino.

Para ello pon 2 cucharadas soperas de café molido en un litro o litro y medio de agua. Se hierve, se cuela, se deja enfriar y una vez a temperatura corporal se procede a su introducción por vía rectal. Recuéstate sobre tu lado derecho (es donde está tu hígado) y trata de retener el contenido al menos 15 minutos.

fumar, alcohol y vida sedentaria NO benefician a nuestra microbiota…así que ya sabes

Bueno esto es todo lo que yo sé para mantener nuestro equilibrio microbiótico, seguro que seguirán saliendo nuevos estudios sobre el tema, ¡y yo estaré aquí para contaroslo!

¡Piensa en verde, piensa en tu salud!

Referencias

Rayman MP. The importance of selenium to human health. Lancet 2000; 656:233-41.

Science, vol.212, junio 2006, pág. 1355

New Scientist, octubre 10, pág. 38, 2005

Fitoterapia.net
hathcock J.N. et al. vitamine E and C  are safe across a broad range of intakes. American journal of clinical nutrition, vol.81.No4, 736-745, April 2005

Bäckhed F, Fraser CM, Ringel Y, et al. (2012). Defining a healthy human gut microbiome: current concepts, future directions, and clinical applications. Cell Host Microbe 12(5):611-622.

Categorie: Vida sana