Tag : dopamina

Los cofactores, aminoácidos, oligoelementos y su importancia

Los cofactores, aminoácidos, oligoelementos y su importancia

Los cofactores, aminoácidos, oligoelementos y su importancia

Dicen que “somos pura química”… ¡Y si te soy sincera, cada vez lo veo más! Nuestro organismo está constituido por átomos de carbono, oxígeno, hidrógeno, azufre, fósforo… ¡¡QUÍMICA!! Lo curioso del tema es que si alguno de estos átomos falla, ¡¡vamos de culo, cuesta abajo y sin frenos, se producen desequilibrios químicos y comienzan a evolucionar los estados carenciales… todo gracias a la bendita química!!

 

En nuestro organismo, se producen millones de reacciones químicas, en estas reacciones, están implicados los COFACTORES, AMINOÁCIDOS, OLIGOELEMENTOS… ¿pero sabes lo que son?

  • los cofactores son sustancias de naturaleza no proteica, que son necesarias para que una proteína realice su función en el organismo; a estas proteínas, se las llaman enzimas. Se puede decir que el 100% de las reacciones metabólicas de nuestro cuerpo están mediadas por enzimas. En este caso los cofactores influyen en la velocidad de dichas reacciones, pudiendo decir que son activadores obligatorios, cuando termina la reacción, ambos se separan, la enzima por un lado y el cofactor por otro, entonces la enzima queda inactivada.

Tenemos dos tipos de cofactores:

  • cofactores que son iones metálicos como el hierro, manganeso, cobre, potasio, molibdeno, níquel, zinc… ¡¡son IMPRESCINDIBLES, para que nosotros vivamos en homeostasis!! Si alguno de ellos falta, ¡empiezan los problemas y si no se pone remedio, llegan las enfermedades! Estos minerales se unen a las enzimas
  • cofactores que son coenzimas, aquí tenemos las vitaminas, el grupo que mejor representa estas, son las vitaminas del grupo B, tenemos los cofactores NADP+ que es un derivado de la vitamina B3 o niacina, coenzima A que es un derivado de la vitamina B5 o pantotenato.

Deciros que los cofactores son sustancias IMPRESCINDIBLES, se necesitan en cantidades mínimas (mg por día), ¡¡pero si faltan… lo tenemos muy chungo!! Por ejemplo si tenemos un déficit de vitamina B6 (o piridoxina), esto desencadena un aumento de la homocisteína (es un compuesto que está implicado en los daños producidos en las paredes de los vasos sanguíneos, conduciendo a la acumulación de placas de ateroma y por consiguiente, al desarrollo de enfermedades cardiovasculares), se produce también un agravamiento en la depresión y el estrés, llegas a tener una falta de energía importante. ¿Lo estás viendo? Las deficiencias de este tipo de sustancias, desencadenan estados carenciales y el desarrollo de enfermedades.

sintetización de l-triptófano, 5htp, serotonina y melatonina


  • Los aminoácidos funcionales son moléculas orgánicas (formadas por oxígeno, nitrógeno, carbono, hidrógeno) que constituyen las proteínas, se les llama así porque en su composición también hay un grupo amino (-NH2) y un grupo ácido carboxílico (-COOH), ¡¡más química!!

Se sabe que hay 20 aminoácidos que forman parte de las proteínas, aunque existen muchos más. Son fundamentales para nuestro buen estado de salud, pues regulan y controlan funciones vitales, reparan daños, defienden de agentes externos, mantienen al cerebro, participan en la construcción de músculos.

Los aminoácidos funcionales dividen en:

– aminoácidos esenciales, no los produce el cuerpo y deben de ser ingeridos a través de la comida ¿Te suena la lisina, el triptófano, la arginina, la metionina… ? pues son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo

  • la lisina impide el crecimiento de virus, como el de los herpes, forma colágeno para los huesos, tendones y articulaciones, es fundamental para el crecimiento y reparación de tejidos, hormonas, enzimas y anticuerpos, disminuye los niveles de los triglicéridos en sangre y aumenta la biodisponibilidad del hierro.
  • arginina está implicada en la cicatrización de heridas, produce y regenera tejidos. Se convierte en aminoácido esencial en determinadas condiciones, como es el crecimiento y en situaciones de estrés físico, desempeña un papel importante en el rendimiento cardiovascular,  participa en la eliminación del amoniaco, sustancia muy tóxica para nuestro organismo, procedente del ciclo de la urea.
  • metionina disminuye el colesterol en sangre, porque es capaz de descomponerlo, es antioxidante, en problemas de piel, pelo y uñas, ¡es fantástico! Además participa en la síntesis de ADN y ARN, es fundamental en caso de heridas y traumas, pues repara los tejidos
  • carnitina se elabora a partir de la lisina, transporta ácidos grasos de cadena larga, hacia las mitocondrias, para producir energía, ¡es tan importante, que si no fuera así, el músculo cardíaco, no obtendría energía para latir! Carnitina produce calor a partir del tejido adiposo marrón, por ello se recomiendo mucho a deportistas, actúa sobre la motilidad espermática.

aminoácidos no esenciales, son aquellos que los sintetizamos en nuestro cuerpo, aquí tenemos:

  • ácido aspártico protege nuestro hígado, aumenta la resistencia y el rendimiento físico (por ello los deportistas toman suplementos con ácido aspártico), mejora el sistema inmunológico y combate la fatiga crónica
  • prolina es fundamental para nuestras articulaciones, ligamentos, tendones y es un componente del cartílago
  • cisteína es una fuente de azufre para nuestro cuerpo, es un componente fundamental de la glutatión. La cisteína ayuda a detoxificar el organismo, elimina metales pesados, forma parte de algunas enzimas digestivas, además es un antioxidante natural para nuestra piel y el pelo (haciendo que crezca y reparándolo) y nos protege, frente a las radiaciones solares y procesos que cursen con la producción de radicales libres. Es precursor de otro aminoácido como la taurina y de la condroitina (forma parte de los cartílagos)
  • tirosina es precursor de neurotransmisores como la dopamina, adrenalina, epinefrina y serotonina, participa en el funcionamiento de las cápsulas suprarrenales, la tiroides y la glándula pituitaria; mejora el sueño, la concentración y la memoria.
  • glicina actúa como un neurotransmisor del sistema nervioso, forma parte de la hemoglobina y actua como antiácido.
  • taurina es sintetizada por nuestro cuerpo a partir de cisteína, participa en el funcionamiento del cerebro, corazón, vesícula biliar, ojos…. En la vesícula biliar, la taurina se transforma en ácido taurocólico, y este a descomponer las grasas en el intestino. Como curiosidad decirte que la vitamina A, la B6, el zinc y el manganeso ayudan a sintetizar taurina
  • glutamina es esencial para que el cerebro puede utilizar la glucosa como fuente de energía; es el combustible de nuestro intestino, a parte de reparar la mucosa intestinal, cicatriza la úlceras digestivas también mejora el rendimiento deportivo y mejora la detoxificación hepática.

Los oligoelementos son sustancias que nuestro cuerpo NO puede fabricar, por lo que hay que tomarlos a través de la comida.

Los oligoelementos son INDISPENSABLES para que nuestras células sigan funcionando, están implicados en cientos de procesos vitales, si faltan se producen desordenes en nuestro cuerpo, acarreando enfermedades.

Un ejemplo sería el molibdeno es un oligoelemento, que es ESENCIAL para prevenir la gota y evitar la concentración del ácido úrico en nuestras articulaciones, es el responsable de que se elimine las sustancias tóxicas, también influye mucho en la degradación del alcohol, pues estimula a las enzimas hepáticas responsables de hacerlo.

Bueno, te puedes preguntar ¿si yo como de forma saludable, cómo puedo tener carencia de estos oligoelementos? Pues verás, puede existir un sobreconsumo de los mismos ¡y tú no haberte enterado! Por estrés, por convalecencias después de una enfermedad, necesitas más oligoelementos como el magnesio y el zinc, ya que se produce un aumento en su eliminación por vía urinaria, los metales pesados y la contaminación medioambiental, los quelan (se unen a ellos irreversiblemente) y los eliminan. Una mala asimilación de los oligoelementos, puede pasar por tener una disbiosis intestinal.

Decirte que en periodos de crecimiento, embarazo, estrés, si practicas mucho deporte, comes mal, tienes disbiosis intestinal, deberías suplementarte con oligoelementos. Si te decides a hacerlo, consúmelos en forma de complejos de oligoelementos, ya que en nuestro cuerpo, las reacciones enzimáticas, se producen en cascada, al consumir un complejo de oligoterapia, evitamos que las reacciones se interrumpan por la carencia de alguno de ellos

¿Entendéis la catástrofe que se produce cuando falta alguno de estos elementos con los cofactores, oligoelementos o aminácidos? ¡¡Somos pura química!! Y la medicina convencional, cuando tenemos carencia de alguna de estas sustancias y aparece algún síntoma, ¡nos manda un fármaco y a volar! ¿Por qué no tratan de solucionarlo con este tipo de nutrientes? Más sencillo, más saludable, sin efectos secundarios (¡por supuesto cuando son usados cómo te indican!)

¡Piensa en verde, piensa en tu salud!

Referencias:

Nelson, David y Cox, Michael. (2008). Lehninger, Principles of Biochemistry. (5ª edición). New York: W.H. Freeman and Company. ISBN-13: 978-0716771081

Sauke, David J.; Metzler, David E.; Metzler, Carol M. (2001). Biochemistry: the chemical reactions of living cells. (2ª edición). San Diego: Harcourt/Academic Press. ISBN: 0-12-492540-5.

F. A. Bryce (1979). SAM – semantics and misunderstandings. Trends in Biochemical Sciences, 4(3):N62.

Cofactores enzimáticos

Berg, J., Tymoczko, J., & Stryer, L. (2003). Bioquímica (Quinta ed.). Barcelona: Reverté, S.A.Páginas 192-194

Lehninger, A. (1995). Bioquímica: las bases moleculares de la estructura y función celular (Segunda ed.). Barcelona: Omega, S.A. Páginas 189-192

Moran, L., Scrimgeur, K., Perry, M., Rawn, J., & Horton, H. (2008). Principios de Bioquímica (Cuarta ed.). México: Pearson Educación.Páginas 192-215

Stryer, L. (2001). Bioquímica (Cuarta ed.). Barcelona: Reverté, S.A. Páginas 181-186

http://www.genome.jp/kegg/pathway.html

Categorie: Vida sana

serotonina

Serotonina ¿cómo influye en nosotros?

serotonina

¿Cómo una sustancia tan pequeña, puede influir tanto en nuestro estado de ánimo, en nuestro cuerpo? La serotonina es una hormona, pero a veces también, realiza funciones como neurotransmisor en el cerebro, ¿curioso, no?

¿Qué más debemos saber sobre la serotonina?

¿Sabías que el 95 % de la serotonina que produce nuestro cuerpo, está en el intestino? Hay más serotonina en nuestro intestino, ¡qué en nuestro cerebro! Me sigue sorprendiendo mucho, cómo algo tan pequeño, puede influir en un ente tan grande, como es nuestro cuerpo.

El nombre que la serotonina tiene en el mundo científico es  5-HT (5 hifroxitriptamina), en nuestro cuerpo se fabrica, a partir de un aminoácido esencial – el triptófano. La serotonina se produce tanto en el intestino (se estima que un 95% de ella), como en el cerebro, también lo podemos encontrar en las plaquetas y en el sistema nervioso central. Se sabe que la concentración de serotonina en el cerebro es directamente proporcional a la concentración de triptófano en plasma.

Otro dato curioso, es que los hombres generan un 50% más de serotonina que las mujeres, por lo que para nuestra desgracia, las subidas o bajadas de esta sustancia, ¡¡las notaremos muyyyy bien!! ¡¡y esto tenía que tenerlo en cuenta, MÁS DE UNO!!

Además el estrés, los cambios hormonales, dietas pobres en triptófano, diabetes… alteran la producción de serotonina.

sintetización de l-triptófano, 5htp, serotonina y melatoninaCon la vida tan estresante que llevamos, raro es quién no tiene depresión o tiene alguien conocido, que la tiene, ¿es tú caso? Pues parece ser que la serotonina puede estar implicada en esto, hay estudios que avalan la relación de depresión con niveles bajos de serotonina y de hecho las terapias con medicamentos de síntesis, los antidepresivos, se basan en aumentar los niveles de serotonina en el espacio interneuronal, evitando que la serotonina se reabsorba y de esta manera se aumenta, el nivel de ella, en el cerebro.

Se asocia la serotonina a la felicidad, cambios de humor, ansiedad, depresión, se sabe que la sobredosis de algunos medicamentos y las drogas tipo éxtasis, anfetaminas… , liberan una gran cantidad de serotonina, de aquí el estado de felicidad y euforia (momentáneos), que llegas a tener tras consumirlas, es el síndrome serotoninérgico. Pero luego vienen los efectos secundarios pupilas dilatadas, nerviosismo, frecuencia cardíaca alta, sudoración, mala coordinación

Además las personas que abusan de las drogas, llegan a agotar la serotonina en el cerebro; ¡esto es un problema, pues la serotonina, NO puede cruzar la barrera hematoencefálica! por lo que cualquier serotonina que use el cerebro, la tiene que producir él mismo. ¿Y qué pasa si hemos agotado nuestra serotonina allí? Pues comienzan los problemas como los niveles bajos de serotonina, se asocia a depresión, esquizofrenia, insomnio, estrés, agresividad, hiperacitividad… ¿alguien da más?


Las funciones de la serotonina son muy vario pintas, como por ejemplo:

– influye en nuestra felicidad y nuestra tristeza, en nuestro estado de ánimo, como hemos visto, parece ser que se debe a la mayor o menor cantidad de serotonina disponible en nuestro cerebro.

– disminuye los niveles de agresividad, las conductas impulsivas y el deseo, cuando está en la concentración adecuada, por ello está muy vinculada a la ansiedad, al estrés, la hiperactividad…¡¡todo estados muy agradables, como puedes ver!!

– regula el ciclo del sueño, la serotonina marca el ritmo circadiano, o sea nuestro reloj biológico. Cuando hay mucha luz (es el momento de mayor cantidad de serotonina), estamos muy despiertos, pero cuando llega la noche, nuestros ojos dan la señal a nuestra glándula pineal, de transformar la serotonina en otra hormona, llamada melatonina, que es la artífice, de nuestro sueño y descanso.

– a nivel intestinal, parece ser que los niveles demasiado altos de serotonina producen diarrea, mientras que cuando hay demasiado poco, producen estreñimiento.

– influye sobre la sensación de hambre, tiene una función anorexígena

– regula la temperatura corporal

– interviene en el deseo sexual, niveles altos de serotonina se unen a estados de falta de libido, o por el contrario, niveles muy bajitos, se asocian a conductas de gran demanda de sexo

– la serotonina hace que estemos enamorados

– ayuda a la formación de coágulos de sangre.


Bueno hasta aquí te he demostrado lo bueno que es tener los niveles de serotonina apropiados, ni mucho, ni poco. ¿Pero cómo podemos aumentar un poco estos niveles, sin llegar a utilizar medicamentos?

– consumir alimentos ricos en triptófano como son la carne de pollo y pavo, los huevos, las nueces, los lácteos, las frutas y verduras como el plátano, piña, aguacate, zanahoria, espinacas, brócoli, chocolate NEGRO,  semillas de calabaza, sésamo, levadura de cerveza, la alga espirulina, las legumbres. El triptófano es un aminoácido esencial, por lo tanto lo debemos de introducir a través de la comida, con un requerimiento estimado de 7mg/kg/día.

– tomar suplementos con triptófano de calidad o que contengan 5HTP (5 hidroxitriptófano), como hemos dicho a partir de este aminoácido, nuestro organismo lo transforma en serotonina.

– haz inspiraciones profundas con aceites esenciales, ya que estos funciona por sus moléculas aromáticas y entran en contacto con el sentido del olfato, esto da una respuesta de emociones, desencadenando la liberación de neurotransmisores como es la serotonina, dopamina. Te recomiendo poner un par de gotas de aceite esencial de ylang- ylang, de palo de ho , neroli o azahar en las muñecas y hacer inspiraciones profundas

– date un baño relajarte con aceites esenciales, o un masaje. Te recomiendo el aceite esencial de lavanda y el de mandarina, hierbaluisa, yuzu entre otros, estimulan la producción de serotonina.

– toma el sol durante 20 minutos, la luz hace que aumente la producción de serotonina en el cerebro

– hacer ejercicio libera endorfinas y serotonina, por ello después de hacer deporte uno se siente tan feliz, ¡¡ponte en marcha!!

– aumenta la dosis de vitamina B12, B6 B3, estos mejoran el metabolismo del triptófano

–  suplementos con magnesio de calidad, en estados donde hay estrés, ansiedad o depresión, pues hay un sobreconsumo de estas sustancias por parte de nuestro cuerpo. Además se ha visto que interviene en el metabolismo del triptófano, favoreciendo su conversión a serotonina

la raíz de rodiola, mejora el transporte de los precursores de la serotonina, o sea el triptofano y el 5- hidroxitriptófano en el cerebro, esta mejora los casos de depresión, fatiga y ansiedad.

– toma vitamina C

– y por último, evita el consumo de azúcares y harinas refinadas, éstas alteran nuestra microbiota intestinal, pues este tipo de alimentos favorecen la proliferación de bacterias anaerobias (bacterias patógenas), sobre las demás. Todo esto genera una mala absorción del triptofano, por lo que la transformación a serotonina, no se hará en las cantidades adecuadas, ¡esto es el cuento de nunca acabar!

¿Ves la importancia de esta minúscula sustancia? ¡Para qué luego digan que las cosas pequeñas, no perturban a las grandes! Y cómo cambiando hábitos de vida, podemos mejorar  el funcionamiento de nuestro organismo! ¡Por eso hay que piensa en verde!

Referencias bibliográficas:

medlineplus

fito terapia.net

apuntes del curso IFAF de nutrición celular activa

mi biblia de los aceites esenciales Daniele Fessty

Bryant SM, Kolodchak J. Serotonin syndrome resulting from an herbal detox cocktail. Am J Emerg Med 2004;22:625-6.

Javierre C, Segura R, Ventura JL, Suárez A, Rosés JM. L-tryptophan supplementation can decrease fatigue perception during an aerobic exercise with supramaximal intercalated anaerobic bouts in young healthy men. Int J Neurosci. 2010 May;120:319-27

Afifi, A.K. y Bergman, R.A. (1999) Neuroanatomía funcional. McGraw Hill.

Hiratsuka C, Sano M, Fukuwatari T, Shibata K. Time-dependent effects of L-tryptophan administration on urinary excretion of L-tryptophan metabolites. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2014;60:255-60.

Martin, J.H. (1997). Neuroanatomía. Texto y Atlas. Madrid: Prentice Hall.

Hiratsuka C, Fukuwatari T, Sano M, Saito K, Sasaki S, Shibata K. Supplementing healthy women with up to 5.0 g/d of L-tryptophan has no adverse effects. J Nutr. 2013 Jun;143:859-66

Paxinos, G. y Mai, J. (2004). The human nervous system. Academic Press, Inc.

Rondanelli M, Opizzi A, Faliva M, et al. Effects of a diet integration with an oily emulsion of DHA-phospholipids containing melatonin and tryptophan in elderly patients suffering from mild cognitive impairment. Nutr.Neurosci 2012;15:46-54

Valverde, F. (2002). Estructura de la corteza cerebral. Organización intrínseca y análisis comparativo del neocórtex. Revista de Neurología. 34 (8).

Celinski, K., Konturek, S. J., Konturek, P. C., Brzozowski, T., Cichoz-Lach, H., Slomka, M., Malgorzata, P., Bielanski, W., and Reiter, R. J. Melatonin or L-tryptophan accelerates healing of gastroduodenal ulcers in patients treated with omeprazole. J.Pineal Res. 2011;50:389-394.

Korner E, Bertha G, Flooh E, et al. Sleep-inducing effect of L-tryptophane. Eur Neurol 1986;25 Suppl 2:75-81.

Categorie: Vida sana