Tag : emociones-negativas

mindfulness

Mindfulness. ¿Qué ha sido para mi?

mindfulness

Hola a todos, hace unas semanas mi marido y yo, nos fuimos a Cantabria a hacer un curso mindfulness, ¡¡la verdad es que ha sido una experiencia MARAVILLOSA!! Al final del post os dejo un link del curso, por si os apetece chequearlo.

Desgraciadamente con el tipo de vida que llevamos, las prisas, la cantidad de cosas en la que estamos metidos, la autoexigencia… llega un momento que vamos con el piloto automático puesto, ¡pasan los días y parecemos robots! Hacemos lo mismo, sin ser conscientes de lo que estamos haciendo (o por lo menos YO). Te metes en una espiral de vida, que es muy difícil salir, y comienzas a sentir que el maldito estrés, hace mella en tu cuerpo, terminando por aparecer la ansiedad y la frustración.


Hace tiempo oí hablar del mindfulness, ¿pero sabéis de qué va? Pues hoy os lo voy a intentar explicarlo.


Mindfulness en inglés significa PRESTAR ATENCIÓN ¡significa no ir como un androide!, significa vivir plenamente consciente de lo que hacemos cada día, si estoy de mal humor o contesto mal, si estoy supercontento ¡¡de forma intencionada me veo, que estoy con esa actitud!! Esto implica estar atento de las sensaciones y/o sentimientos que uno experimenta en ese momento y la forma cómo respondemos a esas sensaciones y/o sentimientos. ¿Te atreverías a experimentarlo? Os digo que cambia la vida, ¡¡y mucho!!

En el curso dimos un paseo por la costa, practicando el mindfulness … ¡¡fue maravilloso!! pues fui consciente del olor a mar, de los ruidos de las olas, del canto de los pájaros, del ladrido de los perros, ¡¡y lo que flipé fue con los distintos tonos de verdes que tenían las plantas, que estaban en un trocito de playa!! Me emocioné de mis emociones, ¡de locos!

Normalmente yo voy por la vida con mi mente muy ocupada… ¡de un pensamiento me voy a otro y este a su vez trae consigo pensar en otra cosa, hay momentos en los que NO PARO DE PENSAR! (yo pensé que es algo normal en el ser humano, ¡pero estaba equivocada!). Y la pena es que me he perdido el ser consciente de mis sensaciones físicas, de mis emociones e incluso de mis pensamientos, cuando he realizado acciones tan normales como es el pasear, el comer, el ir a comprar, el cocinar, el conducir, el estar en un partido de rugby con mis hijos… ¡¡no he sido consciente de lo que estaba viviendo, no estaba en el ahora, en el presente, pues estaba absorta con mis pensamientos frenéticos!! ¿Te pasa a ti? ¿Lo has vivido alguna vez, ese tsunami de pensamientos?

Cuando eres plenamente consciente y pones tu atención a cómo vives, cómo actúas, cómo piensas… ¡¡la vida te da un giro de 180º!! Y comienzas a tomarte las cosas que te suceden con  otro talante. ¡Para empezar NO dejas volar tus pensamientos de manera ilimitada! y tu mente empieza a sentir paz.


Controlar la atención de forma intencionanda es un pilar del mindfulness, significa que vives EN EL MOMENTO PRESENTE.


Cuando nuestra mente vaga a sus anchas, pasando de un pensamiento a otro, sintiendo ira, enfado, lastima de uno mismo, tristeza… estamos reforzando estas emociones en nuestro corazón y sufrimos mucho. Con estos pensamientos y sentimientos estamos reviviendo cosas del pasado (¡qué por una parte ya no existe!), o vivimos en el futuro (qué tampoco), por lo cual lo único valido e interesante para nosotros es vivir el momento presente, es el único momento donde podemos experimentar lo que somos y lo que sentimos realmente.

Yo a día de hoy trato de hacer meditaciones mindfulness diariamente, ¿y que he conseguido? Pues que en mi interior haya más libertad, más tranquilidad, más paz y más alegría que nunca. Estoy creando un espacio donde NO JUZGO lo que siento, ¡a veces me doy cuenta que estoy siendo muy crítica! entonces al ser capaz de verme, de reírme de mí misma, automáticamente se baja la intensidad de esa crítica o ese sentimiento, con lo cual consigo un espacio interior de mucha calma.

Con esto al ser consciente de lo que vivo, soy consciente de qué sentimiento y/o pensamiento nace, luego cómo pasa através mío y por último cómo deja de existir, ¡¡por ser solamente consciente de ello!! Es algo alucinante. Con el mindfulness no reaccionamos con las emociones, sólo nos damos cuenta que se están produciendo en nosotros y las dejamos pasar, sin críticas, sin prejuicios… todo esto, como os he dicho va creando un equilibrio mental maravilloso.

También os digo que hay que practicarlo, hay que entrenarlo… al principio cuesta, pero a mí cada día me va mejor, soy capaz de enfrentarme con más tranquilidad a las situaciones que se presentan en mi día a día, a los cambios que uno debe de afrontar. Trato de no juzgarme, de no criticarme y todo esto hace que yo viva mucho más feliz, con más plenitud.

Bueno con este post espero haberos transmitido mi entusiasmo por el mindfulness.

Hasta la próxima ¡piensa en verde!

Referencias

Curso: https://www.esfacilsisabescomo.com

Annette Lloyd, Ross White, Catrin Eames, Rebecca Crane

The Utility of Home-Practice in Mindfulness-Based Group Interventions: A Systematic Review

Mindfulness (N Y) 2018; 9(3): 673–692. Published online 2017 Sep 23. doi: 10.1007/s12671-017-0813-z

Kevanne Louise Sanger, Dusana Dorjee

Mindfulness training for adolescents: A neurodevelopmental perspective on investigating modifications in attention and emotion regulation using event-related brain potentials

Cogn Affect Behav Neurosci. 2015; 15(3): 696–711. Published online 2015 Apr 7. doi: 10.3758/s13415-015-0354-7

Rinske A. Gotink, Karlijn S.F.M. Hermans, Nicole Geschwind,Mindfulness and mood stimulate each other in an upward spiral: a mindful walking intervention using experience sampling

Mindfulness (N Y) 2016; 7(5): 1114–1122. Published online 2016 Jun 2. doi: 10.1007/s12671-016-0550-8

Categorie: Vida sana

que son las flores de bach

Flores de Bach ¿para qué sirven?

Flores de Bach ¿para qué sirven?

Hola a todos de nuevo, hoy vamos a hablar de las flores de Bach. Veréis, el otro día en la farmacia, vino una paciente, diciendo que su hijo de 10 años estaba mal, se había separado de un familiar, al que estaba muy unido y el chiquillo, no quería comer, no quería salir a la calle. Total, que la pobre estaba preocupadísima, ¡por supuesto la derivamos al pediatra! Pero nos comentó que ya venía de allí, el médico no le había dado importancia.

En la farmacia, empezó a preguntar por algo para controlar sus emociones, y nos planteó la posibilidad de usar las flores de Bach… ¡ummmm, bueno! ¿Por qué no? Si en otras personas funciona, por qué no va a funcionar en él. Nos pusimos manos a la obra, le buscamos las flores de Bach, que podían ayudarle… ¡y BINGO! el chiquillo mejoró, salió del bache donde estaba.

Después de esto, pensé ¡qué tema más estupendo para hablar de él! Y aquí estoy, tratando de transmitiros lo que sé, sobre el tema.

El tratamiento con flores de Bach, aparece en Reino Unido entre los año 1920-1930 gracias a Edward Bach. Él era médico cirujano, especialista en sistema inmunológico y homeópata, ¡cómo veréis, era una persona docta en la materia y muy formada!

Edward Bach, se dio cuenta que había emociones negativas como la ansiedad, el miedo, la envidia… ¡qué no sabemos gestionar! Cuando estos persisten en el tiempo, debilitan nuestro sistema inmunológico y aparece la enfermedad, ¡en esto creo ciegamente! ¿Cuántas enfermedades se desarrollan por no saber gestionar el estrés, por ejemplo? Aquí está el origen de muchas enfermedades.


Con las flores de Bach, lo que se consigue es un equilibrio interior entre nuestro cuerpo, mente y espíritu. Si sabemos gestionar los sentimientos (por ejemplo el miedo), seremos capaces de solucionar nuestro problema de salud (por ejemplo podríamos superar la claustrofobia) de forma definitiva y eficaz. Siempre que hay cambios en el estilo de vida, se produce tensión emocional, que debilita a nuestro sistema inmunológico, ¡y favorece la aparición de la enfermedad! Pues en este principio se basan las flores de Bach y demuestran su valor, resolviendo la causa emocional que nos ha desarrollado la enfermedad. ¡Ojo, con esto NO digo que no se trate la enfermedad a nivel físico! pero si no resuelves la emoción que ha desarrollado esta enfermedad, con el tiempo, el problema físico volverá a aparecer.

Se sabe que las flores de Bach tienen un efecto más potente en niños que en adultos. Como curiosidad deciros que se ha empleado con muy buenos resultado en animales ¿no es estupendo?

La terapia con flores de Bach son preparaciones terapéuticas, las cuales se elaboran tras la cocción de 38 especies florales. Las flores de Bach se dividen en 7 grupos que tratan las emociones negativas como son:

– soledad: tratan la soledad por culpa de la impaciencia, el ensimismamiento, irritabilidad

falta de interés por el día en el que vives: para personas que están agotadas física y mental, para tratar apatía, desmotivación

tristeza y desesperación, aquí se mete la baja autoestima, sentimientos de inferioridad, o culpabilidad

incertidumbre: para personas inseguras, pesimistas, para las que están deprimidas o tienen agotamiento mental

sensibilidad a la influencia de las demás personas, en este grupo tratan adicciones, a personas que se dejan dominar fácilmente por otras, tratan la envidia y los rencores

miedos: aquí incluimos distintos tipos de fobias, autoexigencia, timidez para tratar aquellos que sufren por los demás

 

No es fácil, identificar esas emociones y mucho menos superarlas, pero gracias a las flores de Bach, podremos superar, nuestros miedos, resentimientos y traumas:

Agrimony:

Agrimonia

Oculta emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente tras una máscara de alegría y despreocupación permanente. Evita discusiones y busca armonía. Tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como mecanismo de escape a su tormento mental. Busca ser aceptado. Si se enferma bromea al respecto.
Aspen:

Álamo temblón

Miedo a lo sobrenatural, a situaciones imprecisas que siente que lo amenazan, y a la muerte. Presagios. Temor vago e inexplicable. Agorafobia, claustrofobia.
Beech:

Haya

Tiende a ser intolerante y a criticar despiadadamente. Juzga sin sensibilidad ni comprensión. Arrincona. No soporta las ideas y costumbres diferentes a las suyas. Hay arrogancia
Centaury:

Centáurea

No puede decir no, busca complacer a los demás. Sacrifica sus propias necesidades para quedar bien. Se presta al dominio y el abuso de otros. Su voluntad es débil.
Cerato:

Ceratostigma

Busca la aprobación y el consejo de los demás, pues no confía en su juicio, intuición, ni en sus decisiones y opiniones. Sus convicciones no son firmes. Cambia fácilmente de opinión. Es indeciso.
Cherry plum:

Cerasífera

Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables.
Chestnut bud:

Brote de castaño

Repite sus errores, porque no reflexiona sobre ellos ni aprende de sus experiencias. No escarmienta.
Chicory:

Achicoria

Sobreprotege a sus seres queridos y los domina mediante una manipulación excesiva. Considera saber más que sus dependientes. Tiene una personalidad posesiva y egoísta. Se inmiscuye en los asuntos de los demás continuamente. Espera la devoción de los que sobreprotege y cuando no la obtiene se siente víctima. Después los persigue, criticando.
Clematis:

Clemátide

Soñador que evade la realidad. Su pensamiento. Difícilmente está en el aquí y el ahora. Distraído, presta poca atención a lo que sucede a su alrededor. Vive en un mundo de fantasía, como un mecanismo de escape a su infelicidad.
Crab apple:

Manzano silvestre

Flor de la limpieza para quién tiene la sensación de estar sucio y ser impuro, baja autoestima y terror a contaminarse.
Elm:

Olmo

Abrumado por sus responsabilidades. Piensa que no es capaz de cumplirlas.
Gentian:

Genciana de campo

Pesimismo. Depresión por causas conocidas. Escepticismo. Control débil ante la frustración.
Gorse:

Aulaga

Desesperanza.
Heather:

Brezo

Ensimismado. Centrado en sí mismo. Necesita público que lo escuche. Habla excesivamente, pero no escucha.
Holly:

Acebo

Celos, desconfianza, envidia, odio y rencor. Carece de compasión. Para quienes necesitan amor.
Honeysuckle:

Madreselva

No vive el presente. Nostalgia. Añoranza del pasado y los buenos tiempos.
Hornbeam:

Hojarazo o Carpe

Agotamiento mental por hastío.
Impatiens:

Impaciencia

Soledad de quien no puede estar acompañado porque marcha de prisa. Impaciencia. Irritabilidad.
Larch:

Alerce

Sentimiento de inferioridad. Espera fracasar.
Mimulus:

Mímulo

Miedo a lo conocido. A situaciones concretas, definibles. Timidez.
Mustard:

Mostaza

Depresión y tristezas de causas desconocidas, que aparecen y desaparecen sin motivo.
Oak:

Roble

Luchar desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedicación obsesiva al trabajo.
Olive:

Olivo

Agotamiento total, físico y/o mental.
Pine:

Pino

Desesperación por sentimiento de culpa y autorreproche.
Red chestnut:

Castaño rojo

Miedo a que les suceda algún daño a los seres queridos. Preocupación por ellos.
Rock rose:

Heliantemo o Jarilla

Pánico y terror paralizante. Estados de angustia agudos. Pesadillas.
Rock water:

Agua de roca

Perfeccionismo. Severidad. Rigidez consigo mismo.
Scleranthus:

Scleranthus

Indecisión entre dos extremos opuestos.
Star of Bethlehem:

Leche de gallina

Secuelas de traumatismos físicos y mentales.
Sweet chestnut:

Castaño dulce

Desesperación profunda. Sienten que han llegado al límite
Vervain:

Verbena

Fanatismo. No comparte la carga.
Vine:

Vid

Avidez por el poder. Dominador. “Pequeño tirano”.
Walnut:

Nogal

Indecisión para iniciar etapas nuevas o manejar situaciones difíciles.
Water violet:

Violeta de agua

Sentimiento de superioridad.
White chestnut:

Castaño de Indias

Ideas repetitivas, que no puedes dejar de tener. Diálogos internos
Wild oat:

Avena silvestre

Falta de metas. Descontento e incertidumbre por desconocer la misión en la vida.
Wild Rose:

Rosa silvestre o Escaramujo

Desinterés, apatía. Falta de motivación.
Willow:

Sauce

Se siente víctima del destino. Resentimientos.

Las formas de utilizar las Flores de Bach más frecuentes son:

– tomar directamente de la botella, poner dos gotas debajo de la lengua, o en un poco de agua; se hace unas 4 veces al día

– mezclar esencias en un vaso de agua,  dos gotas, de cada esencia de flor de Bach que se quiere combinar, esta se irá bebiendo a sorbitos a lo largo del día

– uso en pulverizador, aquí tenemos los más conocidos, los remedios rescate


Deciros que por tomar más dosis, NO vamos a conseguir más potencia. Lo normal es que las flores de Bach se tomen de 4 a 6 veces al día. En caso de niños, la dosis sería dos veces al día.

El tiempo de empleo el ideal es de estar un mes, de esta manera obtendremos cambios estables y profundos tanto a nivel mental, como emocional, normalmente es el periodo que se necesita para ver cambios en la persona.

Las flores de Bach, NO tienen contraindicaciones con otras medicaciones, NO producen dependencia, ni habituación.

Estoy segura que si restableces tu equilibrio emocional, restableces tu salud. ¡Piensa en verde!

Flores de Bach y los sentimientos negativos

Referencias:

Kylie Thaler, Angela Kaminski, Andrea Chapman, Tessa Langley, Gerald Gartlehner

Bach Flower Remedies for psychological problems and pain: a systematic review BMC Complement Altern Med. 2009; 9: 16. Published online 2009 May 26. doi: 10.1186/1472-6882-9-16

PMCID: PMC2695424

Whalley B, Hyland ME. One size does not fit all motivational predictors of contextual benefits of therapy. Psychol Psychother.2009 Seo; 82(Pt3):291-303.doi:10.1348/14608309X413275.Epub2009 Mar 14

Ernst E. Flower remedies: a sistematic review of the clinical evidence Wien Klin Wochenschr.2002 Dec 30;114(23-24):963-6

Medicina integrativa para la familia Dr Cristina Pellicer Sabadi

LaTorre MA. Integrative perspectives. Integrating Bach flower remedies into a therapeutic practice. Perspect Psychiatr Care. 2006;42:140–143. doi: 10.1111/j.1744-6163.2006.00063.x.

Green S. Book Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions Version 501 (Editor ed^eds) City: The Cochrane Collaboration; 2008. Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions Version 5.0.1.

Deeks JJ, Dinnes J, D’Amico R, Sowden AJ, Sakarovitch C, Song F, Petticrew M, Altman DG. Evaluating non-randomised intervention studies. Health Technol Assess. 2003;7:iii–x. 1–173.

Categorie: Vida sana

emociones negativas bach 2

Flores de Bach y los sentimientos negativos

Flores de Bach y los sentimientos negativos

¡Hola a todos! El otro día estaba paseando con mi perro, en un parque, ¡vi con preocupación y cierta pena! Un grupito de niños que estaban juntos…pero NO hablaban entre sí…todos estaban  pendientes de su móvil. Yo estuve como 30 minutos ¡y os aseguro que allí ninguno movió sus cuerdas vocales, con el resto! Por la noche salimos a cenar con unos amigos, ¡y en la mesa de al lado, había una pareja, que también estuvo todo el rato con el móvil!

Y de aquello surgió una conversación muy interesante. ¡Estamos en la era de la comunicación, estamos todos interconectados (o ese nos venden)… ! ¿ Pero ahora no veis más gente sola, más personas con depresión, con tristeza…?

La comunicación es muy importante, por lo menos para mí, y es verdad que a veces es muy complicado comunicar sentimientos, ¡nos da miedo, que van a pensar los demás, cómo se lo tomarán, y sobretodo cuando estos sentimientos son “negativos”! como la tristeza, la melancolía, la desesperanza, el miedo, la soledad… ¿Cómo gestionar esos miedos?

¿Sabéis que existen unas preparados florales que ayudan a gestionar las emociones? Son las Flores de Bach.


¿Qué son las flores de Bach y para qué sirven?


Las flores de Bach surgen en Reino Unido entre el 1920-1930, gracias a un médico, cirujano, especialista en el sistema inmunológico y por último, convertido en homeópata Gales, llamado Edward Bach. El decía que muchas enfermedades físicas, se debían a que las emociones negativas, como el estrés, el miedo no sabemos gestionarlas??? y causan un desequilibrio en la armonía de nuestro cuerpo, (¡ yo estoy convencidísima de eso!).

Cuando estos sentimientos persisten durante tiempo dentro de nosotros, es cuando aparecen algún tipo enfermedades, pues debilitan nuestro sistema inmunológico. Muchas veces me planteo la cantidad de personas que toman ansiolíticos, antidepresivos ¡y están de por vida con ellos! no hay mejoría en muchos casos. ¿Cómo no se plantean en buscar alternativas y probar con otras cosas como podría ser la fitoterapia, la nutrición molecular o las flores de Bach? (¡por supuesto SIN dejar de tomar su medicación!). Si restableces tu equilibrio emocional, restableces tu salud.

Los principios en los que se asientan las flores de Bach se parecen mucho a las de la medicina china o las de la ayurvédica y se basan en que para tener salud, debe de existir un equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Yo estoy convencidísima de que nuestros sentimientos son capaces de hacer que enfermemos o hacer que sanemos, por ejemplo, ¿cuántos de vosotros al estar muy estresados habéis desarrollado algún problema de piel o problemas en el cabello? Si somos capaces de solucionar nuestras emociones, seremos capaces de solucionar nuestros problemas de salud de forma eficaz y definitiva.

Se ha visto las flores de Bach suelen tener un efecto mucho más potente en niños, que en las personas mayores, ¡y también se usan en animales, con muy buenos resultados!

Desgraciadamente, hay muy pocos estudios clínicos con flores de Bach realizados correctamente, por lo que muchos de ellos dieron conclusiones erróneas, leí uno en el que a los pacientes se les pidió que tomaran las flores de Bach una vez al día, ¡cuando para su patología era necesario hacerlo 4, para conseguir algún efecto! Esto es una muestra de por qué hay tan poca evidencia científica.


Las flores de Bach son preparaciones terapéuticas, que se elaboran tras la cocción de 38 especies de flores,  éstas están divididas en 7 grupos que tratan distintas emociones como son los:


  • miedos aquí incluimos distintos tipos de fobias, autoexigencia, timidez
  • incertidumbre para personas inseguras, pesimistas, para las que están deprimidas o tienen agotamiento mental
  • soledad tratan la soledad por culpa de la impaciencia, el ensimismamiento, irritabilidad
  • sensibilidad a la influencia de las demás personas, en este grupo tratan adicciones, a personas que se dejan dominar fácilmente por otras, tratan la envidia y los rencores
  • tristeza y desesperación  aquí se mete la baja autoestima, sentimientos de inferioridad, o culpabilidad
  • falta de interés por el día en el que vives para personas que están agotadas física y mental, para tratar apatía, desmotivación
  • para tratar aquellos que sufren por los demás

Y las plantas que entran dentro del rango flores de Bach, vamos a destacar


– White chestnut o castaño blanco de indias, es de las más famosas, devuelve la paz mental, quita de nuestra mente los pensamientos negativos y las preocupaciones

– Gentian se usa en personas con tristeza, pesimistas, estas personas recuperan el ánimo y la confianza en sí mismas

– Clematis, para personas con ansiedad, que no viven en este mundo

– Brezo o la Violeta de Agua tratan la soledad

– Manzano Silvestre para tratar el abatimiento y la desesperación

– Achicoria para tratar la preocupación excesiva por los demás

Deciros que no se deben de mezclar más de 6 tipos de flores de Bach, os recomendaría que buscarais a un especialista en este tipo de terapias, ¡qué los hay bien buenos! y os pueden ayudar muchísimo.

Esto es todo por hoy…¿Aún no piensas en verde?

Referencias:

Lechien j, Hadefi A, Saidi SD Trearment by Bach flowers magical potion or factual medicine? Areview of the literature Rev, Med Brux 2012 Mar- Apri; 33 (2):105-10

Ernst E. BAch flower remedies; a systematic review of randomized clinical trials. Swiss Med Wkly 2010 Aug 24; 140:w13079. DOI 10.4414/smw.2010.13079

thaler K, Kaminski A, Chapman A, Bach flower remedies for psychological problems and pain a systematic review. BMC complement Altern Med.2009 May 26;9:16. DOI 10.118671472-6882-9-16.

Whalley B, Hyland Me. One size does not fit all: motivationpredictors of contextual benefits of therapy .Psychol, Psychother. 2009 Sep; 82(Pt39:291-303.DOI 10.1348/147608309X413275 Epub 2009 mar 14.

Walach H, Rilling C, Engelke U, Efficacy of Bach-flower remedies in test anxiety: a double-blind, placebo-controlled, randomized trial with partial crossover. J Anxiety Disord. “001 Jul- Aug; 15(4).359-66.

Terapia con flores de Bach. Resultados tras monitorizar 115 pacientes

Medicina biológica. Italia. 3(37-43), 1997. http://www.medibio.it/

Alternative Therapies in Health and Medicine, Nov/Dec 2003, Vol 9, No 6, www.alternative-therapies.com

Autor: Mark P. Masi, psicólogo, National-Louis University, Elgin, IL.

Categorie: Vida sana