Tag : esquizofrenia

serotonina

Serotonina ¿cómo influye en nosotros?

serotonina

¿Cómo una sustancia tan pequeña, puede influir tanto en nuestro estado de ánimo, en nuestro cuerpo? La serotonina es una hormona, pero a veces también, realiza funciones como neurotransmisor en el cerebro, ¿curioso, no?

¿Qué más debemos saber sobre la serotonina?

¿Sabías que el 95 % de la serotonina que produce nuestro cuerpo, está en el intestino? Hay más serotonina en nuestro intestino, ¡qué en nuestro cerebro! Me sigue sorprendiendo mucho, cómo algo tan pequeño, puede influir en un ente tan grande, como es nuestro cuerpo.

El nombre que la serotonina tiene en el mundo científico es  5-HT (5 hifroxitriptamina), en nuestro cuerpo se fabrica, a partir de un aminoácido esencial – el triptófano. La serotonina se produce tanto en el intestino (se estima que un 95% de ella), como en el cerebro, también lo podemos encontrar en las plaquetas y en el sistema nervioso central. Se sabe que la concentración de serotonina en el cerebro es directamente proporcional a la concentración de triptófano en plasma.

Otro dato curioso, es que los hombres generan un 50% más de serotonina que las mujeres, por lo que para nuestra desgracia, las subidas o bajadas de esta sustancia, ¡¡las notaremos muyyyy bien!! ¡¡y esto tenía que tenerlo en cuenta, MÁS DE UNO!!

Además el estrés, los cambios hormonales, dietas pobres en triptófano, diabetes… alteran la producción de serotonina.

sintetización de l-triptófano, 5htp, serotonina y melatoninaCon la vida tan estresante que llevamos, raro es quién no tiene depresión o tiene alguien conocido, que la tiene, ¿es tú caso? Pues parece ser que la serotonina puede estar implicada en esto, hay estudios que avalan la relación de depresión con niveles bajos de serotonina y de hecho las terapias con medicamentos de síntesis, los antidepresivos, se basan en aumentar los niveles de serotonina en el espacio interneuronal, evitando que la serotonina se reabsorba y de esta manera se aumenta, el nivel de ella, en el cerebro.

Se asocia la serotonina a la felicidad, cambios de humor, ansiedad, depresión, se sabe que la sobredosis de algunos medicamentos y las drogas tipo éxtasis, anfetaminas… , liberan una gran cantidad de serotonina, de aquí el estado de felicidad y euforia (momentáneos), que llegas a tener tras consumirlas, es el síndrome serotoninérgico. Pero luego vienen los efectos secundarios pupilas dilatadas, nerviosismo, frecuencia cardíaca alta, sudoración, mala coordinación

Además las personas que abusan de las drogas, llegan a agotar la serotonina en el cerebro; ¡esto es un problema, pues la serotonina, NO puede cruzar la barrera hematoencefálica! por lo que cualquier serotonina que use el cerebro, la tiene que producir él mismo. ¿Y qué pasa si hemos agotado nuestra serotonina allí? Pues comienzan los problemas como los niveles bajos de serotonina, se asocia a depresión, esquizofrenia, insomnio, estrés, agresividad, hiperacitividad… ¿alguien da más?


Las funciones de la serotonina son muy vario pintas, como por ejemplo:

– influye en nuestra felicidad y nuestra tristeza, en nuestro estado de ánimo, como hemos visto, parece ser que se debe a la mayor o menor cantidad de serotonina disponible en nuestro cerebro.

– disminuye los niveles de agresividad, las conductas impulsivas y el deseo, cuando está en la concentración adecuada, por ello está muy vinculada a la ansiedad, al estrés, la hiperactividad…¡¡todo estados muy agradables, como puedes ver!!

– regula el ciclo del sueño, la serotonina marca el ritmo circadiano, o sea nuestro reloj biológico. Cuando hay mucha luz (es el momento de mayor cantidad de serotonina), estamos muy despiertos, pero cuando llega la noche, nuestros ojos dan la señal a nuestra glándula pineal, de transformar la serotonina en otra hormona, llamada melatonina, que es la artífice, de nuestro sueño y descanso.

– a nivel intestinal, parece ser que los niveles demasiado altos de serotonina producen diarrea, mientras que cuando hay demasiado poco, producen estreñimiento.

– influye sobre la sensación de hambre, tiene una función anorexígena

– regula la temperatura corporal

– interviene en el deseo sexual, niveles altos de serotonina se unen a estados de falta de libido, o por el contrario, niveles muy bajitos, se asocian a conductas de gran demanda de sexo

– la serotonina hace que estemos enamorados

– ayuda a la formación de coágulos de sangre.


Bueno hasta aquí te he demostrado lo bueno que es tener los niveles de serotonina apropiados, ni mucho, ni poco. ¿Pero cómo podemos aumentar un poco estos niveles, sin llegar a utilizar medicamentos?

– consumir alimentos ricos en triptófano como son la carne de pollo y pavo, los huevos, las nueces, los lácteos, las frutas y verduras como el plátano, piña, aguacate, zanahoria, espinacas, brócoli, chocolate NEGRO,  semillas de calabaza, sésamo, levadura de cerveza, la alga espirulina, las legumbres. El triptófano es un aminoácido esencial, por lo tanto lo debemos de introducir a través de la comida, con un requerimiento estimado de 7mg/kg/día.

– tomar suplementos con triptófano de calidad o que contengan 5HTP (5 hidroxitriptófano), como hemos dicho a partir de este aminoácido, nuestro organismo lo transforma en serotonina.

– haz inspiraciones profundas con aceites esenciales, ya que estos funciona por sus moléculas aromáticas y entran en contacto con el sentido del olfato, esto da una respuesta de emociones, desencadenando la liberación de neurotransmisores como es la serotonina, dopamina. Te recomiendo poner un par de gotas de aceite esencial de ylang- ylang, de palo de ho , neroli o azahar en las muñecas y hacer inspiraciones profundas

– date un baño relajarte con aceites esenciales, o un masaje. Te recomiendo el aceite esencial de lavanda y el de mandarina, hierbaluisa, yuzu entre otros, estimulan la producción de serotonina.

– toma el sol durante 20 minutos, la luz hace que aumente la producción de serotonina en el cerebro

– hacer ejercicio libera endorfinas y serotonina, por ello después de hacer deporte uno se siente tan feliz, ¡¡ponte en marcha!!

– aumenta la dosis de vitamina B12, B6 B3, estos mejoran el metabolismo del triptófano

–  suplementos con magnesio de calidad, en estados donde hay estrés, ansiedad o depresión, pues hay un sobreconsumo de estas sustancias por parte de nuestro cuerpo. Además se ha visto que interviene en el metabolismo del triptófano, favoreciendo su conversión a serotonina

la raíz de rodiola, mejora el transporte de los precursores de la serotonina, o sea el triptofano y el 5- hidroxitriptófano en el cerebro, esta mejora los casos de depresión, fatiga y ansiedad.

– toma vitamina C

– y por último, evita el consumo de azúcares y harinas refinadas, éstas alteran nuestra microbiota intestinal, pues este tipo de alimentos favorecen la proliferación de bacterias anaerobias (bacterias patógenas), sobre las demás. Todo esto genera una mala absorción del triptofano, por lo que la transformación a serotonina, no se hará en las cantidades adecuadas, ¡esto es el cuento de nunca acabar!

¿Ves la importancia de esta minúscula sustancia? ¡Para qué luego digan que las cosas pequeñas, no perturban a las grandes! Y cómo cambiando hábitos de vida, podemos mejorar  el funcionamiento de nuestro organismo! ¡Por eso hay que piensa en verde!

Referencias bibliográficas:

medlineplus

fito terapia.net

apuntes del curso IFAF de nutrición celular activa

mi biblia de los aceites esenciales Daniele Fessty

Bryant SM, Kolodchak J. Serotonin syndrome resulting from an herbal detox cocktail. Am J Emerg Med 2004;22:625-6.

Javierre C, Segura R, Ventura JL, Suárez A, Rosés JM. L-tryptophan supplementation can decrease fatigue perception during an aerobic exercise with supramaximal intercalated anaerobic bouts in young healthy men. Int J Neurosci. 2010 May;120:319-27

Afifi, A.K. y Bergman, R.A. (1999) Neuroanatomía funcional. McGraw Hill.

Hiratsuka C, Sano M, Fukuwatari T, Shibata K. Time-dependent effects of L-tryptophan administration on urinary excretion of L-tryptophan metabolites. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2014;60:255-60.

Martin, J.H. (1997). Neuroanatomía. Texto y Atlas. Madrid: Prentice Hall.

Hiratsuka C, Fukuwatari T, Sano M, Saito K, Sasaki S, Shibata K. Supplementing healthy women with up to 5.0 g/d of L-tryptophan has no adverse effects. J Nutr. 2013 Jun;143:859-66

Paxinos, G. y Mai, J. (2004). The human nervous system. Academic Press, Inc.

Rondanelli M, Opizzi A, Faliva M, et al. Effects of a diet integration with an oily emulsion of DHA-phospholipids containing melatonin and tryptophan in elderly patients suffering from mild cognitive impairment. Nutr.Neurosci 2012;15:46-54

Valverde, F. (2002). Estructura de la corteza cerebral. Organización intrínseca y análisis comparativo del neocórtex. Revista de Neurología. 34 (8).

Celinski, K., Konturek, S. J., Konturek, P. C., Brzozowski, T., Cichoz-Lach, H., Slomka, M., Malgorzata, P., Bielanski, W., and Reiter, R. J. Melatonin or L-tryptophan accelerates healing of gastroduodenal ulcers in patients treated with omeprazole. J.Pineal Res. 2011;50:389-394.

Korner E, Bertha G, Flooh E, et al. Sleep-inducing effect of L-tryptophane. Eur Neurol 1986;25 Suppl 2:75-81.

Categorie: Vida sana

esquizofrenia ginkgo biloba

La esquizofrenia y el Ginkgo biloba

La esquizofrenia y el Ginkgo biloba

Hola a todos de nuevo, el otro día leyendo una revista de fitoterapia, había un artículo chulísimo de Beatriz González Rodríguez y Bernat Vanaclocha, el cual refería que una planta que a casi todos os sonará el Ginkgo biloba se había utilizado en personas con esquizofrenia con muy buenos resultados en varios ensayos clínicos. Y pensé ¡qué maravilla! pues estas personas suelen tener muchos problemas con los efectos adversos que se producen con la medicación que toman!


Para centrar el tema deciros que la esquizofrenia es una enfermedad mental muy grave, las personas que desgraciadamente lo sufren tienen afectado su:

  • la capacidad de pensar
  • la percepción de la realidad, llegando a perder el contacto con ella.
  • las emociones
  • ¡y la conducta!

Se sabe que es más común desarrollar esquizofrenia en los hombres que en las mujeres, hay un 80% que se heredería de los padres. El problema de esta enfermedad, es que a día de hoy no es curable y los tratamientos que se utilizan son:

  • con psicofármacos
  • terapias electroconvulsivas (terrible)
  • terapias psicológicas.

Además de lo dicho anteriormente se agrava, los tratamientos de la esquizofrenia son para toda la vida y suelen tener grandes efectos secundarios los psicofármacos (insuficiencia hepática, pancreatitis, leucopenia, trombocitopenia, ictericia, crisis convulsivas … etc). Durante años se ha estado probando el uso de psicofármacos con plantas medicinales (al mismo tiempo ambos tratamientos) y han dado muy buenos resultados. Y las plantas medicinales más relevantes que se han estudiado son la Equinácea, el Ginkgo Biloba, el Ginseng y la Valeriana.

En el artículo que os menciono se han centrado en el Ginkgo biloba. Se cogieron estudios clínicos donde se usaron y vieron que en todos utilizaron un extracto con un RDE 50:1 de esta droga, donde predominaban los principios activos quercetina, kempferol y la isoramnetina, entre otros. Bueno pues cogieron y administraron de 240 a 360 mg/día de este extracto (variaba en función del estudio clínico), lo administraron a un grupo de personas con esquizofrenia (tenían entre 30-50 años) y la duración de los estudios clínicos variaban desde las 8 semanas hasta 23 años.

En estos ensayos se vio que muchos pacientes con esquizofrenia padecían sobrepeso, diabetes, y aumento en los niveles de colesterol, por culpa de la medicación, además cuando se les analizaba la sangre también vieron que existía un aumento de los radicales libres y del estrés oxidativo (aumentaba la SOD, superoxido dismutasa) la cual empeoraba la esquizofrenia, además de tener un mayor déficit neurocognitivo. Pero si se les administraba un extracto seco purificado de Ginkgo Biloba como coadyuvante de la medicación para su esquizofrenia, se vio que mejoraban la eficacia de dichos medicamentos (olanzapina, haloperidol, clozapina), mejorando los síntomas de la esquizofrenia crónica y disminuyendo los efectos secundarios que se presentan normalmente por el uso prolongado de estos fármacos.


Pues y todo gracias a las propiedades del extracto de Ginkgo biloba:

  • su efecto antioxidante, por la captación de los radicales libres
  • neuroprotector, mejora las funciones cognitivas como es la pérdida de memoria (con dosis de 240 mg/ día, tomados durante mínimo 22 semanas)
  • ayudar a mejorar el flujo sanguíneo y la microcirculación

Como veis, es un punto de partida muy esperanzador para personas con la enfermedad mental como la esquizofrenia, pero por supuesto habrá que seguir estudiando y viendo esta sinergia medicamento + planta medicinal tan prometedora.

Y si tenéis más curiosidad sobre esta planta en este post os hablo de los beneficios del Ginkgo Biloba y algunas de sus contraindicaciones:

Ginkgo Biloba y la memoria

Hasta aquí por hoy, seguimos pensando en verde.

Referencias:

fitoterapia.net

Yi JL, Ye SX, Wu XL, Xie Q, Quan SH, Zhang XZ, et al. A double- blind contrast study of Ginkgo biloba EGb 761 for the treatment of chronic schizophrenia (in Chinese). Medical Journal of Chinese Civil Administration 1996; 8 (5): 279–281.

Huang XF, Feng F. Clinical comparative study of the effect of Ginkgo biloba extract and clozapine in the treatment of tardive dyskinesia (In Chinese). Journal of Neuroscience and Mental Health 2015; 15: 389-390.

Yang FS, Xu JQ, Fang RL, Wang CH, Wei P. Double blind contro- lled study of the effect of shuxuening combined with antipsycho- tics in the treatment of chronic schizophrenia (in Chinese). Sichuan Mental Health 1998; 11 (3): 169-177.

Xu X, Ji Y, He M. The efficacy of Ginkgo biloba tablet in adju- vant treatment of schizophrenia. Shanghai Medical and Pharma- ceutical Journal 2002; 23: 456-457.

Xu XM. A comparison study of extract of Ginkgo biloba in treatment of tardive dyskinesia in schizophrenia (In Chinese). Journal of Chinese Physicians 2012; 1: 843-845

DeFeudis FV, Drieu K. Ginkgo biloba extract and CNS functions: basic studies and clinical applications. Curr Drug Tar- gets 2000; 1 (1): 25-58.

Categorie: Vida sana