Tag : raiz-de-ginseng

antidiabeticos naturales

Diabetes y 7 mejores plantas para tratarla

Diabetes y 7 mejores plantas para tratarla

Hola a todos, os voy a contar el caso de un paciente, que llegó el otro día a la farmacia y me dijo “ dame alguna de tus plantas, para tratar el azucar”, yo me quedé un poco extrañada y le pregunté “ ¿me está pidiendo un antidiabético natural, no?”, “¿un quéeeeee?, bueno yo sólo quiero una planta, para dejar de tener la sangre dulce”, me contestó. ¡No solté la carcajada, porque me contuve, pero me tuve que meter a toda pastilla en la rebotica porque no podía aguantar más la risa!”, ¡No se puede expresar de una forma más gráfica una enfermedad como la diabetes!

La verdad es que a nuestro paciente, le dijimos que tenía que cambiar los hábitos alimenticios, hacer todos los días ejercicio y le dimos una de nuestras “plantas antidiabéticas”, como curiosidad, comentaros que nuestro paciente mejoró mucho.

Todos conocemos a alguien, que es diabético, ¿pero sabes realmente qué ocurre en tu cuerpo? Y ¿sabías que la diabetes mellitus es una enfermedad que se estima, afecta al 10,4% de adultos en el año 2017?

Para empezar, explicaros que después de comer los niveles de glucosa en sangre aumentan (por los alimentos que comemos), a esto se le llama glucemia. Esto hace que el páncreas produzca insulina. La insulina es una hormona que funciona como una especie de “llave”, abre las células a la glucosa que entra dentro de ellas y  produzcan energía. También gracias a la insulina almacenamos los excesos de glucosa en forma de grasa en el tejido adiposo, por si algún día nuestro cuerpo no dispone de “comida” comienza a tirar de esta “despensa” (¡así se comienzan a formar los dichosos michelines, la celulitis y la piel de naranja!).

La diabetes se produce cuando nuestro organismo no produce insulina en cantidad necesaria, por lo que en nuestra sangre, hay unos niveles de glucosa excesivos (hiperglucemia), el que esto se produzca un día ¡no es muy grave! El problema es cuando esto se produce de forma sostenida en el tiempo, el exceso de glucosa en sangre hace que empiecen a funcionar mal algunos órganos y se termina produciendo daños a largo plazo en los ojos, riñones, en el corazón, en el sistema circulatorio, (por ello a los diabéticos, les cuesta mucho que le cicatricen las heridas) y otro de los problemas es que nuestras células no pueden utilizar esta glucosa y se quedan sin energía, por eso los diabéticos antes de ser diagnosticados, están siempre exhaustos, adelgazan…


La naturaleza nos da una serie de plantas antidiabéticas que nos pueden ayudar a controlar la glucosa en sangre, solo vamos a tratar la diabetes NO insulino dependiente. Y las más importantes son:


aceite esencial geranio rosat var Bourbon os recomiendo poner una gota de este aceite esencial en la lengua después de cada comida. Este aceite ayuda controlar la diabetes disminuyendo los niveles de glucosa en sangre, restablece el equilibrio hormonal y colabora en la regulación del metabolismo de la glucosa.

aceite esencial de canela se obtiene por destilación de vapor de agua a baja presión de las hojas y ramas del  Cinnamomum cassia. El aceite esencial de canela, hace que nuestro cuerpo responda frente a la glucosa, estimulando a los receptores del páncreas, haciendo que este empiece a trabajar correctamente, reduciendo los niveles de glucosa en sangre

extracto de yema de nogal Juglans regia L. se ha visto en estudios clínicos que con la yemoterapia a base de nogal tiene una actividad antidiabética, se ha constatado que se produce una reducción en los niveles de glucemia basal y hemoglobina glicosilada (es la medida de los niveles de glucosa que hemos tenido en los tres meses anteriores a la medida), se produce un aumento de la insulina. Tomar de 5 a 15 gotas al día son suficientes para controlar la diabetes.

– hojas de Stevia Stevia rebaudiana Bertoni se ha demostrado que 1 gr de hojas de stevia al día en infusión es un potentísimo antidiabético. En ensayos clínicos se redujo los niveles postpandriales (los niveles de glucosa después de haber comido) en un 18% y aumenta el índice insulinogénico (concentración insulina/glucosa) en un 40%. No hay efectos secundarios destacables, muy rara vez al iniciar el tratamiento se ha producido nauseas, plenitud abdominal pero terminan desapareciendo con el uso.

raiz de ginseng  Panax ginseng C.A. Meyer ¡No me cansaré nunca de pregonar a los 7 vientos las magníficas propiedades de los adaptógenos! Aparte de ayudarnos a recuperaranos, la raíz de Ginseng tiene una actividad antidiabética, pues va a bajar los niveles de glucosa, ¿Pero cómo lo hace? Pues veréis, el Ginseng aumenta la secreción de insulina y regula la formación de glucógeno (esto son depósitos de glucosa) en el hígado. La raíz de ginseng, actúa en los islotes de Langerhans del páncreas, aumentando la formación de insulina.

semillas de lino Linum usitatissimum L. en varios ensayos clínicos se ha constatado que la administración de 10 g de semillas pulverizadas durante 30 días a los diabeticos tipo II, disminuyó los niveles de glucemia basal (la glucosa que tenemos después de haber estado 8 horas sin comer) un 19,7%, la hemoglobina glicosilada descendió un 15,6%, además también hubo resultados muy llamativos en la disminución del colesterol total un 14,3%, triglicéridos 17,5% y LDL colesterol 21,8%.

Si decides tomar estas semillas es necesario que cuando las tomes, las acompañes con abundante agua. Cuando utilices las semillas de lino hay que tener cuidado, pues si se administran junto a medicación pueden retrasar la absorción de estos, por ello os recomiendo que los toméis con horas de separación las semillas de lino con la medicación habitual que utilicéis.

– extracto estandarizado de hoja de olivo su efecto de disminuir la glucosa en sangre se ha demostrado en varios estudios clínicos donde 500 mg al día del extracto de hoja de olivo (estandarizado en oleoeuropeósido y en hidroxitirosol), produjo una disminución muy significativa de la glucemia basal y de la hemoglobina glicosilada (HbA1c), la EMA (asociación Europea del medicamento) aprueba su uso para tratar diabetes.

Para concluir, quiero destacar que las personas con diabetes SIEMPRE DEBEN seguir las pautas del médico (alimentación SALUDABLE, mucho ejercicio), ¡y las plantas nos pueden ayudar a ir bajando los niveles de glucosa en sangre! Pero JAMÁS nos quitaremos medicación, ni la disminuiremos sin consultar con el especialista. Además si estos antidiabéticos naturales se toman con constancia, os aseguro que los niveles de glucosa bajan y controlamos la diabetes, en la farmacia tenemos varios casos de éxito.

¿Y tú te atreves a pensar en verde?


Referencias:

Fitoterapia.net

Mathers CD, Loncar D. 1 Projections of global mortality and burden of disease from 2002 to 2030. PLoS Med, 2006, 3(11):e442.

Rios JL, Schinella GR, Francini F. Productos naturales para el tratamiento de la diabetes (1): Mecanismos de acción. Revista de Fitoterapia 2016; 16 (1): 17-31.

Rios JL, Schinella GR, Francini F. Drogas vegetales para el tratamiento de la diabetes (II): ensayos clínicos. Revista de Fitoterapia 2016; 16 (2); 101-121.

Asadi-Samani M, Moradi MT, Mahmoodnia L, Alaei S, Asadi-Samani F, Luther T. Traditional uses of medicinal plants to prevent and treat diabetes; an updated review of ethnobotanical studies in Iran. J Nephropathol. 2017; 6 (3): 118-125. doi: 10.15171/jnp.2017.20.

Gregersen S, Jeppesen PB, Holst JJ, Hermansen K. Antihyperglycemic effects of stevioside in type 2 diabetic subjects. Metabolism 2004; 53 (1): 73-76.

Oh MR, Park SH, Kim SY, Back HI, Kim MG, Jeon JY, et al. Postprandial glucose-lowering effects of fermented red ginseng in subjects with impaired fasting glucose or type 2 diabetes: a randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial. BMC Complement Altern Med. 2014; 14: 237. doi: 10.1186/1472-6882-14-237.

Mani UV, Mani I, Biswas M, Kumar SN. An open-label study on the effect of flax seed powder (Linum usitatissimum) supplementation in the management of diabetes mellitus. J Diet Suppl 2011; 8 (3): 257-65. doi: 10.3109/19390211.2011.593615.

De Bock M, Derraik JG, Brennan CM, Biggs JB, Morgan PE, Hodgkinson SC, et al. Olive (Olea europaea L.) leaf polyphenols improve insulin sensitivity in middle-aged overweight men: a randomized, placebo-controlled, crossover trial. PLoS One. 2013;8(3):e57622. doi: 10.1371/journal.pone.0057622.

Categorie: Vida sana

interaccion plantas medicamentos

Interacción: plantas medicinales y medicamentos

interaccion plantas medicamentos

Hola a todos, el otro día en Instagram una compañera, cuya cuenta en dicha red social se llama @elblogdepills, hizo una infografía muy chula sobre las interacciones de plantas medicinales y medicamentos  ¡y pensé, qué buen tema para escribir! Y  dicho y hecho, aquí estoy ordenador en mano, desempolvando apuntes de mi máster de fitoterapia donde lo estudié ¡y de paso refresco conocimientos!

Para empezar, habría que quitarse el concepto infundado, de que “todo lo natural es INOFENSIVO”, ¡¡menuda falacia!! Del mundo de la naturaleza y de muchas plantas medicinales se sacan algunos principios activos como el beleño Hyoscyamus niger L. el cual si nos pasamos con la dosis de este extracto (que por cierto no es mucha cantidad), puede llegar a producir la muerte (pero no os preocupéis no se comercializa ya, por su toxicidad). También aquí tenemos otro ejemplo, la adormidera o  Papaver somniferum L. de su látex se obtiene el opio. ¡Seguro que estáis pensando, que me estoy yendo a ejemplos muy radicales! Efectivamente, pero lo que siempre hay que preguntarse cuando se utiliza complemento a base de plantas medicinales, ¡y más si se asocia a medicamentos de síntesis! Son estas tres preguntas:

¿lo necesito?

¿es efectivo en mí?

¿es seguro?

Si no eres capaz de contestarlas, busca un especialista de la salud, te recomiendo a un farmacéutico, que para ello nos hemos preparado durante años

Pero en este post la pregunta con la que nos vamos a quedar es ¿es seguro? De primeras deciros que en el caso de las plantas medicinales, la gran mayoría de ellas tienen un amplio margen terapéutico, esto significa que la gran mayoría de ellas para llegar a su dosis tóxica, habría que tomar una “tonelada”(¡no lo toméis al pie de la letra, ehhh!). Pero hay veces que mezcladas con comida o con un medicamento sintético, aparecen efectos no deseados, pérdida de eficacia de ambos principios activos, pero hay estados fisiológicos en las que conviene estar alerta.


Aquí podéis encontrar algunas de las interacciones de diferentes plantas medicinales con fármacos:


personas con enfermedades autoinmunes (hipotiroidismo de Hashimoto, psoriasis, parkinson, artritis reumatoide, lupus… ) o tomando inmunosupresores NO pueden tomar equinácea (Echinacea sp.)  debido a su efecto inmunoestimulante lo que va a aumentar a los leucocitos.

rizoma del jengibre (Zingiber officinalis) no se puede tomar junto a antiácidos, pues se producen un antagonismo entre ambas, aumentando la irritación en la mucosa gástrica y aumentando la secreción ácida.

corteza de la uña de gato (Uncaria tomentosa) también interacciona con antiácidos H2 (famitidina y cimetidina), disminuyendo la eficacia de ambas.

otra de las plantas medicinales, como la raíz de ginseng (Panax ginseng) no debe utilizarse junto con fármacos hipotensores, ya que alterar el efecto de estos.

ginkgo (Ginkgo biloba) junto con la aspirina y la warfarina, pueden ocasionar hemorragias. Se recomienda su suspensión al menos dos semanas antes de tener una intervención quirúrgica.

El tomar diariamente al menos un diente de ajo crudo, también puede aumentar el tiempo de sangrado en pacientes que toman warfarina. Se recomienda su suspensión al menos dos semanas antes de tener una intervención quirúrgica, retrasando el proceso de recuperación.

la raíz de regaliz (Glyzyrrhiza glabra) no se debe de tomar junto a diuréticos tiazídicos, pues reducen el agua y el sodio y hay una mayor pérdida de potasio, produciendo hipertensión y edema. Además esta planta puede disminuir la acción de los medicamentos antihipertensivos.

la raíz de valeriana (Valeriana officinalis), el rizoma de kawa-kawa (Piper methystico) los estróbilos del lúpulo (Humulus lupulus). Estas plantas medicinales pueden aumentar los efectos de los fármaco alfa-bloqueantes, anestésicos, analgésicos y antidepresivos tricíclicos, con resultados de sedación y en casos graves estado semicomatoso.

Cáscara sagrada (Rhamnus purshianus) potencia la acción de los heterósidos cardiotónicos e interactúa con medicamentos antiarrítmicos. Se ha visto también que el uso al mismo tiempo con diuréticos, produce hipopotasemia, por lo que os recomiendo buscar otro laxante

Fucus (Fucus vesiculosus) no se puede usar en casos de hipertiroidismo, pues es rico en Yodo y ponen nervioso y excitan mucho a las personas con esta enfermedad, busca otra alternativa, ¡que las hay!

otro representante de las plantas medicinales de interacción con fármacos es Guaraná (Paullinia cupana var. sorbilis.). Las personas que toman medicamentos inhibidores de la MAO, antidepresivos, sedantes, la deben utilizar con mucha precaución, pues al contener altos niveles de cafeína. El Guaraná, puede disminuir la acción sedante de estos medicamentos y aumentar sus efectos secundarios.

Hipérico (Hypericum perforatum) el extracto seco de esta planta medicinal se metaboliza a través del citocromo P750 por lo que todo medicamento que se metabolice por esta vía puede ser desplazado (sertralina, paroxetina…), aumentando los posibles efectos secundarios de dichos medicamentos por sobredosis. Y con otros, Hipérico puede disminuir los efectos (simvastatinas, metadona, finastedide, benzodiacepinas, anticonceptivos…), por lo que ¡preguntar antes de su uso!

todas las fibras como son el Plantago ovata, las semillas de lino, pueden retrasar la absorción intestinal de algunos medicamentos que se toman a la vez como puede ser antidiabéticos, carbamazepina, litio… ¡y también que no se me olvide deciros! Que también pueden afectar a la absorción de minerales como el calcio, hierro, zinc y vitaminas como la B12, por ello lo que os recomiendo que estas plantas medicinales, las toméis entre 1-2 hora separadas; también con insulina quizás tenga el médico que ajustar la dosis.


Si os dais cuenta hay muy pocas drogas “legales”, que tengan efectos indeseables, sólo hay que saber que es lo que uno está tomando. Recordar que lo que le va bien a mi “vecino”, puede ser que a mí me perjudique, por lo que siempre antes de hacer una AUTOPRESCRIPCIÓN, conviene pararse y consultar con un especialista en la materia. ¡¡haz un uso racional de las drogas procedentes de plantas medicinales… bueno y también por supuesto de las sintéticas!!

Piensa con el coco, ¡piensa en verde!

Referencias:

fitoterapia.net

D’Arcy, PF. Adverse reactions and interactions with herbal medicines. Part II. Drug interactions. Adverse Drug React Toxicol Rev, 1993; 12 (3): 147-162.

Handbook of Systemic Autoimmune Diseases Elsevier, 10 Volúmenes.

European Medicines Agency (EMA) – Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). European Union herbal monograph on Echinacea purpurea (L.) Moench, herba recens. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/48704/2014 Corr. Adopted: 24 November 2015.

European Medicines Agency (EMA) – Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). Community herbal monograph on Hypericum perforatum L., herba (traditional use). London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/745582/2009. Adopted: 12 November 2009.

European Medicines Agency (EMA) – Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). Community herbal monograph on Plantago ovata Forssk., seminis tegumentum. London: EMA. Doc. Ref. EMA/HMPC/199774/2012. Adopted: 14/05/2013.

Categorie: Vida sana