Tag : salud-vaginal

receta de la semana en blanco banner

Receta de la semana: Cuida bien tu piercing

¡Muy buenas a todos! ¡Qué bien veros por aquí de nuevo! Vamos a darlo todo…¡qué ya es Viernes!

happy friday fox

 

 

Y aunque ya se notan las ganas del fin de semana y a más de uno nos entran ganas de pisar el acelerador para que acabe el día laboral! Pero no tan rápido…. a nosotros nos quedan algunas cosillas por contar todavía!

Pues veréis, por ejemplo el Lunes os hemos hablado de salud vaginal y probióticos. Los que ya lleváis un tiempo leyendo nuestros posts, os acordaréis que hemos hablado de los probióticos y la microbiota intestinal en varias ocasiones….¿entonces que tiene que ver los probióticos y la flora vaginal! Pues muchísimo, y os lo explicamos en esta publicación:

Salud vaginal y los probióticos

Llevamos poco tiempo participando en un proyecto muy chulo llamado, Farmaslink, pero sin duda podemos decir que disfrutamos un montón compartiendo posts de otros farmacéuticos blogueros, porque tienen unos verdaderos “tesoros” en sus blogs! Como por ejemplo el artículo sobre la salud sexual de Farmaadicta, que hemos compartido este Miércoles!

Farmaslink: Enfermos por el sexo

Los años pasan y unas tendencias se van, otras incluso vuelven pero hay algunas han decidido quedarse por mucho…como por ejemplo la moda de hacerse el piercing. Y como cualquier tendencia, el echo de perforar una parte del cuerpo ha provocado reacciones tanto entusiasmadas… como obviamente negativas.

Bueno, dejando las diferencias de opiniones a un lado, solo podemos coincidir en que un piercing no es solo un pendiente o juguete sino es una especie de “agresión” para nuestro cuerpo! Por lo que antes de ir a ponernos un bonito abalorio tenemos que tener varias cosas en consideración:

– Primero es crucial preocuparse y buscar un sitio adecuado donde lo hagan en condiciones higiénicas óptimas para evitar la posibles infecciones

– Cuidar la elección del pendiente, algunos metales pueden provocar inflamación o alergias

– No hacer piercing si estamos enfermos, al estar débil nuestro cuerpo tardará mas tiempo en cicatrizar la herida

 

Si hemos cumplido todos los pasos anteriores y aun así tenemos infección en nuestro piercing o simplemente queremos acelerar la cicatrización, os vendrá de maravilla nuestra RECETA DE LA SEMANA!

Receta de la semana: Cuida bien tu piercing

 

Así que apuntad estos aceites:

Aceite Esencial del Árbol del Té (1ml)

Aceite Esencial de Lavandín Súper (2ml)

Aceite Esencial de Jara (2ml)

Cuando tengamos la sinergia preparada solo es necesario aplicar 1 o 2 gotas sobre la herida y dejar que actúe. Repetir la aplicación 2 o 3 veces a al día.


¿Por qué usar estos aceites esenciales para cuidar del piercing?


Aceite Esencial del Árbol del Té bien conocido por su propiedades antibacterianas, parasiticidas y fungicidas

Aceite Esencial de Lavandín Súper, aporta sus propiedades antiinfalamatorias, cicatrizantes y calmantes

Aceite Esencial de Jara, otro aceite con acción antiviral y cicatrizante.

Como podéis ver no es nada difícil de mantener nuestro piercing en buenas condiciones y si además seguís nuestro consejos anteriores, evitaréis posibles infecciones y inflamaciones en la zona y podréis lucir vuestro nuevo pendiente lo antes posible!
cambio de piercing

Esperamos que os haya gustado y que os haya servido!


Referencias:
Guía Práctica De Aromaterapia Familiar Y Científica Por Dominique Baudoux
Por Una Cosmética Inteligente. Aceites Esenciales Y Vegetales de Dominique Baudoux
Aromaterpia Científica. Aceites Esenciales Quimiotipados por Dominique Baudoux y M.L. Breda
Mi biblia de los aceites esenciales por Danièle Fessty

Categorie: Receta de la semana

salud vaginal y probioticos

Salud vaginal y los probióticos

Salud vaginal y los probióticos

Hola a todos el otro día estuve con unas amigas de “comidita” y tuvimos una conversación de los más… ¡cómo diría … escatológica… pero muy divertida! Pues averigüé que mis amigas no tienen NI ZORRA IDEA DE SALUD VAGINAL, ¡me partía de risa!

Por las mujeres es bien sabido, que tener una buena salud vaginal, ¡es fundamental! Todas conocemos que en la vagina nuestra primera defensa está formada por nuestra microbiota. Ella está constituida por millones de microorganismos que viven en equilibrio unos con otros, haciendo que la zona esté sana. Los microorganismos que predominan, son los lactobacillus, estos producen ácido láctico y mantienen el Ph ácido de nuestra vagina, todo esto mantiene la salud en dicha zona.


Nuestra microbiota vaginal no es estable, el predominio de unos microorganismos sobre otros va a depender de:

las variaciones hormonales (estrógenos)

la menstruación

los lavados vaginales (esto las destruye, a más de una le digo que hay que ser un poco más “marrana”, ¡pero no me hacen caso! jajajaja)

el embarazo y lactancia

los medicamentos (como antibióticos, corticoides, antisépticos, antimicóticos, radioterapia)

por último las prácticas sexuales

¡Cómo podéis ver, son muchos los factores de los que va a depender nuestra salud vaginal! Y cuando la microbiota se ve modificada, una bacteria o un hongo (como es el caso de la Candida albicans) puede aprovecharlo para colonizar  la zona, produciendo una infección o una inflamación de la vagina, apareciendo lo que se llama vaginosis.

Lo que siempre aconsejo en estos casos son probióticos, recordar que son microorganismos vivos, y que en este caso, los tomamos para prevenir o tratar de recuperar la salud vaginal.


Y se ha visto que así es como los probióticos ayudan a mantener la salud vaginal:

hacen que te recuperes antes después de una infección, ¡ y más si te han mandado antifúngicos o antibióticos!

disminuyen la posibilidad de padecer nuevas de infecciones en la vagina y aparato urinario, pues mantienen en estado óptico la microbiota

como preventivo, para mantener saludable nuestra microbiota después de una menstruación, si has dado a luz, si estas tomando anticonceptivos orales… nos puede ayudar muchísimo

en la menopausia


Cómo se deben de usar los probióticos

Os aconsejo utilizarlos por vía vaginal durante 7 días. Yo, por vía oral NO los tomaría, y os explico el porque. Veréis el aparato digestivo (que es por donde irían los probióticos) NO está conectado con nuestro aparato genital, ¡por lo que al final estos probióticos NUNCA llegan a la vagina que es el lugar donde queremos que ejerzan su acción!

Si al final te decides utilizar los probióticos por vía vaginal para prevenir las infecciones, te recomiendo ponerlos una semana después de haber tenido la menstruación, es cuando nuestra mucosa está más vulnerable y hay menos lactobacillus en ella. Además por suerte, a día de hoy existen unos tampones con probióticos muy molones y muy cómodos, por si quieres utilizarlos durante el periodo.

Con todo esto creo que queda perfectamente claro, que hay que tener una buena salud vaginal, ya que de ello dependerá no desarrollar ninguna patología.

Piensa en verde y cuida de tu microbiota, hasta el próximo día.

Referencias:

Cuadernos Agora.

Kaufmann U1, Domig KJ2, Lippitsch CI2  Ability of an orally administered lactobacilli preparation to improve the quality of the neovaginal microflora in male to female transsexual women.  Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2014 Jan;172:102-5. doi: 10.1016/j.ejogrb.2013.10.019. Epub 2013 Oct 22.

Gupta V1, Nag D1, Garg P1.Recurrent urinary tract infections in women: How promising is the use of probiotics? Indian J Med Microbiol. 2017 Jul-Sep;35(3):347-354. doi: 10.4103/ijmm.IJMM_16_292.

Categorie: Salud femenina