aditivos toxicos para tu salud

Aditivos alimentarios ¿tóxicos para tu cuerpo?

Aditivos alimentarios ¿tóxicos para tu cuerpo?

Hola a todos, llevo un par de meses haciendo un curso en nutrición celular, la verdad es que la información que estoy teniendo es alucinante y a la vez muy preocupante. Veréis, todos sabemos que lo que comemos nos afecta, ¡y mucho! Hay sustancias que están en la comida y que realmente no deberían de estar, pues se sabe que son tóxicas para nuestro cuerpo “a unas determinadas concentraciones”.

El chiste viene que cuando tu compras un alimento procesado, los aditivostóxicosestán dentro de los limites que marca la ley,… ¡el problema se presenta cuando tu mezclas, cocinas y consumes varios alimentos que llevan esos aditivos alimentarios peligrosos! ¿No pensáis qué aumentan esos niveles de toxicidad en nuestro cuerpo, al sumarse?

Es decir si tomo un alimento con una concentración de aditivos permitida por la ley que puede ser n=1, pero además acompaño a este con otro que también tiene un aditivo de concentración permitida n=1, al entrar en nuestro organismo ambos alimentos, se suman con lo que 1+1= 2… ¡ y quizás esa cantidad, ya se sale de los parámetros “no tóxicos” para nuestro organismo y ya no están en los niveles saludables que marca la ley!, ¡¡un horror!! ¿Y quién te dice donde están esos límites?, porque en las etiquetas yo no los he visto.

Otra de las cosas que no se dicen, es la forma de cocinar los alimentos, ¡que también nos va a afectar muchísimo! Los fritos y los cocinados a grandes temperaturas, deberían de desaparecer de nuestra vida, para empezar, porque se pierden muchos nutrientes en la cocción y se generan sustancias como la acrilamida u otras sustancias muy perjudiciales para nuestra salud, como los temidos “aging” (sustancias que nos envejecen desde dentro)

Hasta aquí todos nos enteramos bien, ¿pero sabrías distinguir en una etiqueta, cuáles son los aditivos y conservantes, potencialmente tóxicos para tu salud?


Pues aquí tienes ejemplos de los aditivos alimentarios perjudiciales, ¡que desgraciadamente están presentes en los alimentos procesados!

  • BHA y BHT (E-320 y E-321)

Estos conservantes los suelen llevar alimentos como patatas fritas, cereales, chicles, aceites vegetales y evitan que se enrancien las grasas. La posibilidad de que estos aditivos alimentarios sean potencialmente cancerígenos es alarmante.

  • Nitrito sódico (E-250)

Mantiene el color del alimento y potencia su sabor, lo llevan las salchichas, el tocino, el jamón, el fiambre de cerdo, el pescado ahumado y la carne cocinada. A altas temperaturas como puede ser al grill, se transforma en un compuesto reactivo “las nitrosaminas”, las cuales según varias investigaciones, favorecen el desarrollo del cáncer.

  • Glutamato monosódico (E-621)

Es un aditivo, que potencia el sabor de alimentos como patatas fritas, sopas, comida precocinada asiática. Se suele asociar a dolores de cabeza y nauseas y en animales de experimentación se ha asociado a daños neurológicos en el cerebro.

  • Aspartamo (E-951)

Según investigaciones recientes, cuando se consume en exceso (que es lo normal), el aspartamo se convierte en formaldehido y se acumula en las células de grasa de nuestro cuerpo, el hígado se ve afectado lógicamente, disminuyendo su capacidad para quemar grasas.

  • Metales pesados

Los podemos encontrar en el pescado de gran tamaño, cosmética, desodorantes, sartenes, tintes para el pelo, empastes de dientes, en la atmósfera… Deciros que estos metales se comportan en nuestro organismo como si fueran radicales libres, intoxican hígado, riñones, linfa y cerebro y favorecen las mutaciones celulares.

  • Colorantes azul Nº1 y Nº2

Son aditivos, que se ponen en golosinas, bebidas y se les ha relacionado con cáncer de ratones.

  • Colorante rojo Nº3

Se usa en teñir las cerezas, cóctel de frutas, caramelos y productos horneados. Producen cáncer de tiroides en ratas.

  • Colorante verde Nº3

Se usa para colorear caramelos y bebidas, se ha visto que en ratas desarrollan cáncer de vejiga.

  • Colorante amarillo Nº6

Se le pone a salchichas, gelatinas, productos horneados y caramelos. Se ha asociado a cáncer de cápsulas suprarrenales y riñones.

  • Acrilamida

Es un elemento químico, y no es un aditivo alimentarios, que se añade de forma consciente a los alimentos, sino que aparece de forma natural. Cuando se cocina de una determinada manera como es al freír, hornear o tostar, se produce una reacción química entre el almidón y un aminoácido llamado asparagina, produciendo la reacción de Maillard (se le llama así), oscurece los alimentos y altera el sabor. Por eso ahora se aconseja NO freír, NO hornear a alta temperatura, NO tostar…etc

¿Sabes que la acrilamida es un componente del humo del tabaco y de los ahumados que llevan los alimentos precocinados?


A parte de los aditivos alimentarios, existen otras sustancias que llegan a nuestros cuerpos como los aftalatos, los parabenos, el octocrileno… tan perjudiciales. Y estos no van en comida ¡¡pero sí en productos que nos ponemos habitualmente como son cremas, champús, desodorantes!!

A día de hoy hay una tendencia a decir que no son peligrosos, si no superas una cantidad diaria permitida ¿pero cual es esa cantidad?

También dicen que no hay estudios clínicos que avalen estas teorías, a lo que yo digo ¿quién en su sano juicio, se expondría a un estudio que va buscando lo opuesto a restablecer la salud en nuestro cuerpo? Se experimenta con ratones y los resultados están ahí.

La verdad es que respeto todas las opiniones, ¡pero yo por si acaso busco productos “saludables” para mi salud y la de mis hijos o por si me paso de la cantidad “permitida” de aditivos alimentarios perjudiciales, trato de cocinar los alimentos con técnicas que me ayuden a mantener mi homeóstasis y la de mi familia bien.

¡Piensa en verde!

Referencias:

Apuntes del curso de nutrición celular activa, laboratorio Nutergia

cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/diet/acrylamide-fact-sheet

https://www.fda.gov/Food/FoodborneIllnessContaminants/ChemicalContaminants/ucm2006782.htm

https://www.food.gov.uk/science/acrylamide-0

Tareke E, Rydberg P, Karlsson P, Eriksson S, Tornqvist M. Análisis de acrilamida, un carcinógeno formado en alimentos calientes. Journal of Agricultural and Food Chemistry2002; 50 (17): 4998 – 5006.

Cataldi, Paolo. La dieta Mayr. Editorial Terapias Verdes, S.L. Barcelona, 2004.

Clark, Ph.D., N.D. HuldaRegehr. La cura para todas las enfermedades. New Century Press, 1995.

Diamond, Marilyn. La cocina de la antidieta. Ediciones Urano S.A. 1989.

Embid, Alfredo. Enciclopedia de Medicina Funcional. Edición Mandala, 1990.

Hay, Louise L. Sana tu cuerpo. Ediciones Urano, S.A. Barcelona, 1992.

Holford, Patrick. La Biblia de la nutrición óptima. Ediciones Robinbook, S.L. Barcelona, 1999.

Janson, Dr. Michael. La revolución de las vitaminas. Editorial Sirio, S.A. 1997.

Lagarde, Claude. Radicales Libres y Oligoelementos. Los informes de la A.F.M.O., nº1.

Langbein, Kurt y Ehgartner, Bert. Contra Hipócrates. El cártel médico. Ediciones Robinbook, S.L. Barcelona, 2004.

López, M.D. D.A., Williams, M.D. Ph.D. R.M., Miehlke, Prof. Dr. K., Mazana, Dr. J. Enzimas. La fuente de la vida. EdikaMed, S.L. Barcelona, 1995.

Passwater, Ph.D. Richard A. La nueva supernutrición. Ediciones Tutor S.A. Madrid, 1998.

Van Straten, Dr. M. Cómo mejorar uno mismo su salud. Ediciones Deusto, S.A.,

Summary
Aditivos alimentarios ¿tóxicos para tu cuerpo?
Article Name
Aditivos alimentarios ¿tóxicos para tu cuerpo?
Description
¿Realmente algunos aditivos alimentarios son peligrosos para tu salud? Hoy te explico que aditivos alimentarios deberías de evitar al comprar los alimentos
Author
Publisher Name
Apoteca Verde
Publisher Logo

Categorie: Vida sana