envejecimiento arrugas piel

Envejecimiento, piel y arrugas

Envejecimiento, piel y arrugas

Te levantas. Te lavas la cara. Y de repente… ves las arrugas que te están saliendo. En el contorno de los ojos. En la comisura de los labios. Parece vislumbrar, unas tenues arrugitas, en el bigotillo… ¡madre mía, te entra pavor, porque no quieres envejecer!… no quieres tener arrugas, ¡toma y yo tampoco, pero es ley de vida! Las arrugas cuentan la historia de tu vida. Y la verdad, es que esto es así. Aunque hay factores, que aceleran este envejecimiento.

Cuando te ve alguien y no te conoce. Si tienes la piel muy envejecida. Puede llega a tener un cierto conocimiento, sobre tu historia.

  • Si te has cuidado.
  • Si has fumado.
  • Si has “abusado” del alcohol.
  • Si te has alimentado de forma saludable
  • Si te has achicharrado, durante años, con el sol.

Tu piel, es uno de los órganos, más grandes de tu cuerpo. Se divide en capas. En estas capas, Podemos encontrar proteínas muy importante como son:

Ambas son las responsables de que tu piel luzca sana, elástica, estirada. Sin arrugas. Joven.

También es rico en ácido hialurónico, ¿te suena? Este, es un azúcar muy grande. Tiene la capacidad única de retener más de mil veces, su peso en agua. Su misión es mantener tu piel, hidratada.

Cuando alguna de estas moléculas, “falla”, podemos decir, que tu piel, comienza a tener un aspecto avejentado. Y comienzan a aparecer las primeras arrugas. Arañas vasculares. Manchas mucho más evidentes …Y te digo, que no es necesario tener 80 años, para que se produzca esto. He visto personas con veinte y pocos años, con este tipo de piel y de envejecimiento. Un horror, lo que les espera. Y la gran mayoría, por lucir un bronceado “muy llamativo, pero muy poco saludable”.

Se sabe, que hay una serie de factores, que aceleran el envejecimiento de la piel. Pueden ser:

  • por daño en las mitocondria, por culpa de los radicales libres (los producen las radiaciones solares, el estrés, el ejercicio intenso, la polución, el tabaco, el alcohol, sustancias químicas en los alimentos…)
  • en las mujeres, la disminución de los estrógeno (hormonas), hace que tu piel, pierda elasticidad y pierde su capacidad para retener el agua
  • por el sol (entre el 80-90% del envejecimiento, depende de las radiaciones solares).

El sol, es uno de los factores a los que puedes combatir. Evitando el máximo tiempo posible, la salida de las malditas arrugas. Luchando contra el envejecimiento cutáneo. Esto si que está en tu mano, ¿no crees?.

Con el sol ha quedado demostrado, que es un mal amigo de tu piel. Seguro, que lo has oído muchas veces. Contesta a estas preguntas y luego sigue leyendo:

    1. ¿qué fototipo tienes? (es el tono de tu piel, clarita, morena o muy morena)
    2. ¿tienes manchas en la piel?
    3. ¿has tomado mucho el sol, desde pequeño, con protección?
    4. ¿has usado aceleradores del bronceado? (como el famoso aceite jonhson o la crema nívea con mercromina o alguna crema de zanahorias)
    5. ¿qué tipo de fotoprotector usas? ¿algún factor bajo o lo usas alto?
    6. ¿lo das todo por estar morena?
    7. ¿te expones al sol entre las 12:00 y las 17:00 horas?

Pues si has contestado que sí, a 4 de estas preguntas… ¡ENHORABUENA! Tienes todas las papeletas, para tener una piel envejecida, prematuramente.

Cuando te pones como un lagarto a tomar el sol. Para tu conocimiento, este emite una serie de radiaciones muy perjudiciales, para tu salud. Aquí destaco:

  • ultravioleta A (UVA), recuerda A de arrugas. Estas radiaciones, son las responsables del envejecimiento de tu piel, de las manchas y del cáncer de piel. Dañan el colágeno de la dermis.Tienen la capacidad estas radiaciones, de atravesar las nubes en días nublados (80%). Los cristales de las ventanas. Estas radiaciones UVA, te deben de preocupar mucho.
  • ultravioleta B (UVB), recuerda B de bronceado. Estas radiaciones son las responsables de las quemaduras, de que tu piel se ponga rojísima.
  • infrarrojos A (IR-A) son los responsables de que cuando estas al sol, tengas esa sensación de calor. Éstos penetran muy profundo en tu piel y provocan el envejecimiento, las arrugas y flacidez.
  • luz visible de alta energía, la luz visible emitida por el sol está compuesta por una serie de rayos de luz de diferentes colores que contienen diferentes cantidades de energía.

¿Y cómo provoca todos estos desaguisados el sol? Pues:

  • produce la formación de radicales libres.
  • se activa una enzima, llamada metaloproteinasa de la matriz, que rompen las fibras de colágeno. Esto se traduce en flacidez y un aumento de la profundidad de la arruga.

Te bombardean con mensajes, “ponte fotoprotector todos los días del año, incluso si no vas a salir de tu casa”. ¿Por qué no haces caso? ¡Pero si es bien sencillo! Te levantas. Te lavas tu cara. Primero con un desmaquillante oleoso. Segundo con un desmaquillante acuoso. Luego el tónico. Después la crema hidratante. Y por fin… tu fotoprotector. Pero mira, si tu fotoprotector lleva una base hidratante. Si es así, te puedes saltar el ponerte tu crema hidratante. Yo cómo la tengo tan requete seca, sí que me la aplico.

Con el uso del fotoprotector evitas el envejecimiento prematuro de la piel. La aparición de arrugas. La piel laxa, fofa. Y por supuesto, tener más manchas que un dálmata.

¿Sabes que los fotoprotectores, se formulan con tres tipos de filtros?

Los filtros solares son sustancias que protegen tu piel de las radiaciones solares. Con ellos se evitas el envejecimiento. Es decir la aparición de arrugas, flacidez y manchas.

  • filtros químicos. Están formulados con compuestos químicos. Penetran en la epidermis y absorben los rayos ultravioletas. Tienen texturas fluidas y normalmente no suelen dejar una película blanca en la piel. Pero pueden producir problemas de alergias e intolerancias. Además de ser muy nocivos, para el medio ambiente.
  • filtros físicos o minerales. Son micro o nanopartículas a base de minerales, como el óxido de zinc, óxido de hierro, caolín, mica, talco o dióxido de titanio. Producen un efecto escudo sobre la piel (no se absorben), provocando que los los rayos UV reboten. No suelen producir alergias. Pueden dejar una película blanca sobre la cara. Búscalos que no vayan en nanopartículas. Para mi son los mejores. Los más saludables para tu organismo.
  • filtros biológicos son antioxidantes que impiden la formación de radicales libres  y estimulan el sistema inmunológico de tu piel. Lo que por tanto, previene la aparición de arrugas y el envejecimiento de tu dermis. Se utilizan vitaminas como la A (betacarotenos), C y E.

Para tu curiosidad, se suelen fusionar los filtros biológicos con los otros dos, para fabricar fotoprotectores de amplio espectro.

El objetivo de un fotoprotector es proteger la piel, no mejorarla. Para eso ya tienes otro tipo de cremas.

Si tienes arrugas es porque eres un poco dejada. Hay mucha información al respecto y todas coinciden, en que una persona permanentemente bronceada, tiene todas las papeletas, para tener la piel de una uva pasa en poco tiempo o lo que es peor desarrollar un cáncer de piel.

¿Tú eres una de esas personas, que piensan que el moreno es bonito?

Piensa en verde. Piensa en salud.

Referencias:

Puig L, Nadal C. Fotoprotección. Barcelona: Publicaciones Permayer; 1997.

Wilkinson JB, Moore RJ. Cosmetología de Harry. Madrid: Díaz de Santos; 1990.

La biblia del cuidado de la piel Dra. Anjali Mahto. 2019

Secretos de belleza coreanos, para una piel radiante. Charlotte cho. 2016

Summary
Envejecimiento, piel y arrugas
Article Name
Envejecimiento, piel y arrugas
Description
Hoy te hablaré de un tema, que preocupa a muchas mujeres - el envejecimiento de la piel y las arrugas. ¿Qué debes saber sobre el envejecimiento prematuro?
Author
Publisher Name
Apoteca Verde
Publisher Logo

Categorie: Belleza y cuidado corporal