estres1

¿Cómo tratar el estrés con adaptógenos?

¿Cómo tratar el estrés con adaptógenos?

Feliz día a todos! Llevo unas semanas en la que se palpo el estrés (¡bueno cuando no!). El otro día en el coche dos casi se pegan por que uno le dió por detrás al otro en un semáforo ¡¡madre míaaa, la gente echa por sus poros cortisol ( ¡¡que es la hormona del estrés!!).

La verdad es que yo tampoco no me quedo atrás, trabajo, niños, casa, salidas… ¡uffff! todo va tan rápido. El tipo de vida que llevamos tan exigente o mejor dicho, nosotros mismos la hacemos exigente… ¡ES INFERNAL!  Hay veces que yo me pregunto: ¿Esto es calidad de vida? Pero no soy capaz de bajarme del carro.

El estrés nos supone una tensión física y emocional, yo no conozco a nadie que viva sin estrés, de hecho es bueno tener un poco de esa tensión para poner a nuestro organismo en guardia, para que actúe frente a los estímulos externos ¿¡ PERO TANTOOOO!?

Cuando vamos sobrepasados de estrés: estamos irritables, tenemos problemas de concentración, cansancio excesivo, problemas de sueño, dificultad para respirar, dolor en el pecho, si esta situación continua a lo largo del tiempo podemos llegar a tener agotamiento crónico.

Para evitar todo esto, esta semana os vamos a hablar de los adaptógenos, ¡¡que por cierto, son mis plantas favoritas!! y como dirían los entendidos en modo, son las “plantas de fondo de armario”, las que no nos deben faltar en nuestro botiquín casero.

¿Qué es un adaptógeno? o mejor dicho ¿Qué es una planta con propiedades adaptógenas?

Pues son aquellas plantas, que hacen que nuestro cuerpo aumente su resistencia tanto física, como mental frente a situaciones que nos pueden resultar estresantes, como puede ser el tipo de vida tan intenso que llevamos, como puede ser una enfermedad…

Lo que hacen los adaptógenos, es restablecer el equilibrio de nuestro organismo (cuando está estresado) y lo hacen de múltiples maneras, como puede ser actuando sobre el sistema inmunológico o en el endocrino… etc.

Lo curioso de estas plantas es que sólo actúan cuando en el organismo hay un desequilibrio real, restaurando las funciones alteradas por la situación estresante. Para que todos nos entendamos, cuando en épocas de vida duras (por su intensidad), nuestro cuerpo está haciendo un sobreesfuerzo, necesita mucha energía para aumentar la capacidad física, a su alterando el equilibrio de éste. Y por ello aparece la sensación de cansancio y fatiga!

Si tomamos un adaptógeno, éste aumenta la resistencia de nuestro cuerpo a dicha fatiga, se activan los mecanismos necesarios para restablecer el equilibrio y aportar energía, por lo que al día siguiente estaremos “como nuevos”. Además los adaptógenos hacen que nos recuperemos muy deprisa y por ello soy muy fan de estas maravillosas plantas!

Pues aquí tenemos los mejores representantes de las plantas adaptógenas que nos ayudarán contra el estrés:

  • Ginseng siberiano o Eleuterococo (Eleutherococcus senticosus), como ya hemos dicho es un adaptógeno y es recomendable tomarlo cuando hay situaciones de estrés tanto mental como físico. Esta planta mejora la capacidad de trabajo tanto mental como física. Si estás embarazada, eres madre lactante o eres menor de 12 años –  esta planta no es para tí.

A veces Gingseng Siberiano puede producir nerviosismo e insomnio, por ello es mejor tomarla por la mañana. ¡¡A mi me parece espectacular la capacidad de levantar el ánimo físico como mental, que tiene esta planta!! ME ENCANTA!! Os recomiendo que la utilicéis un par de meses y luego descanséis.

  • Ginseng Panax ginseng – ¡es el adaptógeno más conocido de todos! Se usa para síntomas de fatiga y decaimiento, mejora la capacidad de reacción frente a situaciones de estrés, está recomendado para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Para que sus efectos sean visibles, es necesario tomarlo un par de meses. Además se está haciendo estudios para embarazadas con unos resultados muy optimistas. A algunas personas les puede subir la tensión y provocar un cierto nerviosismo, se sabe que estos síntomas se minimizan si la raíz de ginseng se deja secar durante un par de años antes de manipularla, para obtener los extractos con los que se preparan los comprimidos.

  • Rodiola (Rhodiola rosea L ) es otro adaptógeno que mejora los síntomas de la ansiedad y lo suelo recomendar cuando es necesario tener un mayor rendimiento mental, como puede ser en época de exámenes, ya que aumenta la concentración y la memoria a corto plazo, también disminuye el cansancio.

En deportistas esta plnata ¡¡va genial!! ya que aumenta la fuerza muscular y la resistencia, ayuda a recuperar rápidamente después de una sesión buena de ejercicios. Si estás embarazada o das de mamar o eres menor de 18 años, no debes tomarla. A algunas personas le puede dar insomnio, nerviosismo, por lo que es mejor tomarla por la mañana.

  • Ashwagandha (Withania somnifera) le llaman el Ginseng Indio, combate el estrés,  la depresión y la ansiedad, (para mi es la planta de cabecera). Cuando estamos con este tipo de patología, nuestro organismo produce una hormona que se llama cortisol en grandes cantidades para restablecer el equilibrio de nuestro cuerpo, el problema viene cuando esta producción se hace crónica, desencadenando importantes cambios fisiológicos que antes hemos comentado.

Activa nuestro sistema inmunológico. En medicina ayurvédica, la Raíz de Ashwagandha se usa para mejorar la concentración y el rendimiento mental (¡¡por lo que para la época de exámenes, va de lujo!!). Mejora la pérdida de memoria que es uno de los síntomas del estrés. Mejora la calidad del sueño y disminuye la sensación de cansancio. Pero hay que tener cuidado ya que debido a la acción sedante e hipnótica, no se debe de usar junto a ansiolíticos, como benzodiacepinas.

Bueno termino ya, quizás la pregunta que nos deberíamos hacer es: ¿Por qué vamos tan rápido, nos lleva a algún sitio tanto estrés? Si dejamos cosas superfluas de lado ¿quizás seamos más felices?

Con estas preguntas en el aire os dejo hasta el próximo día, ¡¡eso sí, pensad en verde!!

Todas las plantas mencionadas en este post, las podréis encontrar aquí!

Referencias:

Chandrasekhar K, Kapoor J, Anishetty S. A prospective, randomized double-blind, placebo-controlled study of safety and efficacy of a high-concentration full-spectrum extract of ashwagandha root in reducing stress and anxiety in adults. Indian J Psychol Med. 2012; 34 (3): 255-62. doi: 10.4103/0253-7176.106022.

European Medicines Agency (EMA) – Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). Community herbal monograph on Eleutherococcus senticosus (Rupr. et Maxim.) Maxim., radix. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/680618/2013. Adopted: 25 March 2014.

Bystritsky A, Kerwin L, Feusner JD. A pilot study of Rhodiola rosea (Rhodax) for generalized anxiety disorder (GAD). J Altern Complement Med 2008; 14 (2): 175-80. doi: 10.1089/acm.2007.7117.

Categorie: Deportistas, Vida sana