como alimentar el cerebro

¿Sabes cómo alimentar a tu cerebro?

¿Sabes cómo alimentar a tu cerebro?

La pregunta es bien sencilla. ¿Sabes cómo alimentar a tu cerebro? ¿Sabes que si éste está bien nutrido, tendrás menos problemas de concentración, alteraciones del sueño, depresión, incluso de desarrollar enfermedades degenerativas? Pues sí. Cree, lo que te digo. Igual que alimentas tu cuerpo, para que este sano, alimenta tu mente.

¿Sabías que el 60% de la composición de tu cerebro son ácidos grasos?

Pero la principal comida de tu seso es glucosa. Si, simplemente azúcar. Es el primer consumidor de tu organismo. Pero no sólo de azúcar vive tu mente. Para que estés cognitivamente en forma necesitas alguna cosilla más. Aquí tenemos

1. Aminoácidos como

  • el triptófano, tu cuerpo no es capaz de sintetizarlo, por ello hay que tomarlo a través de la comida o de suplementos nutricionales. El triptófano es esencial, para la formación de las hormonas llamadas serotonina y melatonina. La serotonina como sabes es la hormona de la felicidad. Y gracias a ella:
        • tu estado anímico es estable.
        • puedes concentrarte
        • es precursor de la melatonina, hormona del sueño
        • activa tu actividad sexual.
  • la L tirosina tampoco lo puedes sintetizar. Es importantísima también pues es fundamental para la formación de dopamina, adrenalina, epinefrina y serotonina. Recuerda que la dopamina es una hormona, que se encarga de:
        • tu motivación
        • de buscar soluciones a los problemas
        • de la concentración y la memoria
        • te ayuda en la toma de decisiones
        • gracias a ella, expresas las emociones
        • es la responsable del placer
  • glicina es un aminoácido no esencial, es decir, tu organismo es capaz de sintetizarlo. Actúa como un neurotransmisor del sistema nervioso.
  • taurina es sintetizada por tu cuerpo a partir de cisteína y metionina, en tu hígado. Pero desgraciadamente, tienes una capacidad muy limitada. Además esta capacidad, estará mermada, si tienes estrés físico o emocional. Este aminoácido participa en el funcionamiento de tu cerebro, entre otros. La taurina va a impedir que tu cerebro se intoxique. En contra de la creencia popular, la taurina produce relajación y calma. Además es un maravilloso antioxidante.
  • glutamina es esencial para que tu cerebro, puede utilizar la glucosa como fuente de energía.

¿Te imaginas vivir sin estos aminoácidos tan importantes? ¿Qué harías sin motivación, sin poder dormir, sin concentrarte, con tu cerebro llena de tóxicos? Sería un caos tu vida.


2. Ácidos grasos omega 3, como es el DHA (decoxahenanoico) EPA, se ha visto, que un déficit de estos en tu cerebro, llegan a  producir deterioro cognitivo, depresión, estrés, agresividad, demencia, trastornos neurológicos… Pues forman parte de las membranas celulares. Si desde pequeños crecemos con un déficit de este tipo de ácidos grasos, se ha visto que en la vida adulta, puede haber trastornos neurológicos importantes. Este tipo de ácidos grasos, lo encontramos en el pescado azul, pero tienes que tomar grandísimas cantidades para cubrir las necesidades de tu cerebro, porque el nivel de mantenimiento sería tomar 1000-1500 mg/día.


3. Minerales. Son importantísimos. Se les llama nutrientes neuroselectivos. Sin ellos, en tu cerebro no se producirían ciertas reacciones químicas. Aquí tenemos:

  • Yodo, forma parte de la hormona tiroidea, tan importante en el embarazo para desarrollar el cerebro del futuro bebe y sus neuronas. Si tienes un déficit muy severo, puedes llegar a desarrollar trastornos neurodegenrativos.
  • Hierro, su carencia, puede producir que no llegue suficiente oxígeno a tu cerebro. No se producirá la formación de dopamina y serotonina (recuerda, son las hormonas de la felicidad), hormonas tiroideas. El déficit de hierro es nefasto para tu aprendizaje.
  • Zinc es indispensable para el metabolismo cerebral. Está muy relacionado con el desarrollo del hipocampo. Este es el responsable de que almacenes tus recuerdos nuevos. Para que te orientes bien. Para que regules las reacciones que tu cuerpo produce frente a situaciones de estrés.
  • Selenio es un gran antioxidante. Sobretodo, impide que se deterioren las funciones cerebrales.
  • Cobre es esencial. Su déficit puede hacer que no se transmita bien el impulso nervioso, retrasando todas las funciones cerebrales. Puedes llegar a tener un deterioro mental. Y sus bajos niveles se relacionan con enfermedades neurodegenerativas, como el parkinson, esclerosis múltiple… etc.

4. Neurotransmisores. Son los mensajeros de tu cerebro. Te destaco

  • dopamina es la encargada de la alegría. Se forma a partir de L-tirosina. La puedes encontrar en el pescado, los huevos, los frutos secos, la carne.
  • noradrenalina es la encargada de que mantengas la atención, de que te mantengas despierto y consciente. Se forma a partir de L tirosina o fenilalanina. Lo encuentras en los mismos alimentos que el anterior.
  • Serotonina, es la responsable de que tu estés contento, feliz. Para su formación se necesita aminoácidos como el L triptófano. Lo puedes encontrar en el plátano, semillas de sésamo, pipas de girasol…
  • acetilcolina, gracias a él regulas la atención y la memoria. Asimilas nueva información. Y cuida tu estado de ánimo. Se forma a partir de colina. Lo encuentras en los huevos de corral y el hígado.
  • GABA es el responsable de minimizar el estrés y la ansiedad. Sus bajos niveles se relacionan con depresión, alzheimer, esquizofrenia, bipolaridad… Se forma a partir del ácido glutámico, que se encuentra en la verduras de hoja verde, cebolla, huevos de corral…
  • Taurina

5. Glucosa se obtiene de los alimentos que tu comes y va por la sangre hasta tu cerebro. Cuando comes, los niveles de glucosa en tu sangre, aumentan. Esto provoca que tu páncreas, sintetice insulina. Gracias a esta, la glucosa puede entrar dentro de tus células, digamos que la insulina es una especie de llave. Y es usada para producir energía, por que ¡imaginate tu cerebro, sin energía! El centro de operaciones de tu cuerpo, sin “electricidad para mantener los ordenadores de tu organismo encendidos y poder seguir realizando operaciones básicas, como andar, hablar, o incluso respirar…”.

Esto es lo que pasa, cuando tienes una HIPOGLUCEMIA. La falta de glucosa en las células de tu cerebro, que te puede producir visión borrosa, irritabilidad, temblores, hambre… si esto persiste en el tiempo, puedes entrar en coma. Tu cerebro desconecta todas las funciones. IMPENSABLE ¿verdad?

Por eso cuando tu cerebro detecta que tiene poca glucosa, te manda una señal de hambre para que metas alimentos, que luego transformará en glucosa en el intestino. Recuerda, que el exceso de glucosa, tu organismo lo transforma en grasa… ¡por si algún día necesita un aporte de energía y tú, no metes alimentos en tu cuerpo! Ten presente, que este es el mecanismo, por el que engordas.


6. Por último, me gustaría que supieras, lo importantísimo que es el sueño. Es verdad, que no es un alimento para tu cerebro. Pero sí es fundamental para que tu seso, se LIMPIE. Sí, como lo oyes. Por la noche tu sesera, se limpia de todas las sustancias tóxicas, como son las placas beta-amiloides. Esta limpieza se produce, gracias al sistema glinfático (descubiero en el 2012). Gracias a él, se reciclan todos los desechos de tu cerebro. Los cuales son transportados por el líquido cefalorraquideo. Se ha asociado las placas beta amiloides, a enfermedades como el Parkinson, Alzheimer… Por tanto es fundamental, que tengas bien tus niveles de melatonina, para que descanses por la noche, y tu sistema glinfático trabaje de forma óptima. Además la melatonina es un potente antioxidante.

Aquí tienes una pautas de cómo cuidar tu cerebro. Alimentándolo bien. Y durmiendo. La verdad es que no hay más. Sencillo.

¿Te apuntas a pensar en verde?

Referencias:
Fundación natura fundation as YT, Bagchi M, Bagchi D, Preuss HG. Safety of 5-hydroxy-L-tryptophan. Toxicol Lett. 2004;150(1):111-22

Davis JM, Alderson NL, Welsh RS. Serotonin and central nervous system fatigue: nutritional considerations. Am J Clin Nutr. 2000;72(2 Suppl):573S-8S

Meyers S. Use of neurotransmitter precursors for treatment of depression. Altern Med Rev. 2000;5(1):64-71

Lima L, Obregon F, Cubillos S et al. Taurine as a micronutrient in development and regeneration of the central nervous system. Nutr Neurosci. 2001;4(6):439-43.

Cardinali DP, Furio AM, Brusco LI. Clinical aspects of melatonin intervention in Alzheimer’s disease progression. Current Neuropharmacology. 2010;8(3):218–227.

Karbownik M, Reiter RJ. Antioxidative effects of melatonin in protection against cellular damage caused by ionizing radiation. Proc Soc Exp Biol Med, 2000;225:9–22.

Kayumov L, Brown G, Jindal R, Buttoo K, Shapiro CM. A randomized, double-blind, placebo-controlled crossover study of the effect of exogenous melatonin on delayed sleep phase syndrome. Psychosomatic medicine. 2001;63:40–48.

Lewy AJ, Ahmed S, Jackson JM, Sack RL. Melatonin shifts human circadian rhythms according to a phase-response curve. Chronobiol Int 1992;9:380-392.

Summary
¿Sabes cómo alimentar a tu cerebro?
Article Name
¿Sabes cómo alimentar a tu cerebro?
Description
¿Conoces la importancia de alimentar bien tu cerebro? En este post te cuento porque y como mejorar el funcionamiento y darle más energía a tu cerebro.
Author
Publisher Name
Apoteca Verde
Publisher Logo

Categorie: Vida sana