Fabricantes

Crema para el cambio del pañal Albaricoque de Cattier 75ml Ver más grande

Crema para el cambio del pañal Albaricoque de Cattier 75ml

En esta Crema protectora para el cambio de pañal con Albaricoque, Cattier utiliza un tratamiento especialmente recomendado para pieles sensibles, irritadas y atópicas, como pueden ser la del bebé en la zona del pañal. Aporta bienestar y suavidad inmediatos, al tiempo que un aroma estimulante y refrescante, que devuelve vitalidad y confort.

certificado ecocert Crema para el cambio del pañal Albaricoque de Cattier 75mlcertificado cosmebio Crema para el cambio del pañal Albaricoque de Cattier 75ml

Más detalles

Cattier

091503

Nuevo producto

9,95 €

¿Qué debes saber sobre la Crema protectora del pañal con albaricoque de Cattier?

Crema protectora de pañal de albaricoque de Cattier es una pomada- crema formulada sin perfume ni conservantes para minimizar el riesgo de alergias. Son sus aceites esenciales los que combinados con maestría permiten aislar el culito del bebé de la fricción del pañal, de la orina y de las caquitas, prevenir irritaciones y ayudar a su desaparición si ya las tiene, además de aliviar el malestar y suavizar la piel.

Está formulada con unos componentes y aceites esenciales vegetales nutritivos y reparadores, regeneradores e hidratantes, que previenen la irritación, alivia el malestar y promueve la desaparición de las irritaciones:

- cera de abejas: deja un manto protector sobre la piel, antiséptico y antiinflamatorio. Rico en vitaminas y ácidos grasos esenciales para una piel suave y revitalizada. La cera de abejas previene que la piel se reseque. Esta cera protege de los agentes externos, actúa de barrera protectora y evita que pierda su humedad natural.

- aceite de ximenia: nutritivo, protector y formador de película, repara la piel dañada y debilitada. Ayuda a preservar la integridad de la pared celular y tiene efecto de reestructuración y antienvejecedor sobre la piel.

Muy rico en ácidos grasos insaturados (aproximadamente un 99 %). Altamente emoliente, hidratante, antioxidante. Es equivalente a la manteca de cacao. Sus ácidos grasos de cadena larga son un buen suavizante, para la nutrición e hidratantes, mientras ablanda y revitaliza la piel naturalmente. Con un alto contenido en yodo y otros minerales.

- bisabolol natural: es el componente activo principal de la manzanilla. Se ha utilizado por largo tiempo en los cosméticos por sus propiedades antiinflamatorias, curativas y calmantes, y antimicrobianas. Además protege la epidermis de ataques externos, adecuado para pieles muy sensibles (como la de los bebés).

- extracto de aceite de girasol Bio: rico en ácido oleico, nutritivo e hidratante, aporta flexibilidad a la piel.  Su vitamina E ayuda a rejuvenecer las células de la piel, y crea una capa protectora que la escuda de los daños provocados por el ambiente. Con propiedades antibacteriana y antiinflamatorias ayuda a combatir la aspereza y la irritación de la piel, gracias a sus ácidos grasos Omega 3.

- aceite de oliva bio: nutritivo, antioxidante. Usado como bálsamo, tonificante, hidratante y reparador de la piel, y como gran fuente de vitamina E, indispensable para una piel más saludable.

- manteca de cacao Bio: formador de película y protector, rico en vitamina E. Procedente de la agricultura ecológica, esta manteca de cacao conserva su aroma a chocolate. Muy efectiva en esta crema corporal. De textura consistente, que aporta a la crema, es muy rica en vitamina E, que es un poderoso antioxidante que protege a nuestras células de los radicales libres, con lo que conseguiremos prevenir la aparición de los signos de envejecimiento en nuestra piel. Muy nutritiva en pieles secas, ya que consigue penetrar en las capas más profundas de la piel, dotándola de una gran hidratación.

- manteca de albaricoque Bio: nutritiva, hidratante, regeneradora, rico en ácidos grasos esenciales. Es uno de los aceites más suaves y polivalentes. Tiene numerosas propiedades cosméticas, suaviza la piel y da al rostro un aspecto resplandeciente.

Muy tolerado por todo tipo de pieles, incluso las de bebés y las más sensibles. Por su olor neutro, su facilidad de uso, su buena relación calidad-precio y sus propiedades genéricas, es una excelente base para distintos preparados a base de aceites esenciales. Compuesto con ácidos grasos monoinsaturados como omega 9, otros poliinsaturados como omega 6, posee además provitamina A, y vitamina E.

- óxido de zinc: antiinflamatorio, forma una barrera protectora contra la humedad. Antiséptico y protector. Mineral esencial que se halla presente en prácticamente todas las células del organismo ya que participa activamente en su desarrollo, mantenimiento y reparación a través de la síntesis de colágeno y de proteínas. Además, en las células de las distintas capas de la piel es un mineral necesario.

Es habitual que también encontremos el óxido de zinc en crema para bebés. Pues entre los beneficios para la dermis que nos aporta es destacable su efectividad para curar la dermatitis del pañal. Además, suelen contener más ingredientes como vitaminas A, E y D y lanolina que ayudan a suavizar y regenerar la dermis. Estos no son sólo usados para la zona afectada por los pañales, sino que se pueden utilizar en casi cualquier parte del cuerpo en la que el bebé sufra una irritación, inflamación o rozadura. Es importante que apliquemos estas pomadas, cremas y lociones para los pequeños cada vez que los cambiemos de pañal, tras limpiar bien la zona, y mientras sigan afectados o el pediatra nos indique.

- tocoferol (Vitamina E): es un gran antioxidante en la fabricación y conservación de productos cosméticos, ya que mejora la estabilidad de los elementos grasos. Su vitamina E, de alta acción antioxidante contrarresta los radicales libres y protege contra los rayos UV, el humo y la contaminación, que degradan los ácidos grasos de la piel y el cabello, alterando su estructura. El tocoferol devuelve esa estructura perdida al cabello y toda su elasticidad.


Otras propiedades de la Crema para el cambio del pañal de Cattier

- crema especial para bebés, que está especialmente recomendada para promover la desaparición de irritaciones, provocadas por la fricción del mismo pañal, bien por provocadas por los restos de pipí y la permanente humedad que hieren una piel tan delicada como es la de esa zona.

- protege y repara el culito del bebé gracias a su fórmula con manteca de cacao bio, óxido de zinc y bisabolol, conocido por sus propiedades antisépticas, suavizantes y formadora de película.

- esta película que forman las mantecas utilizadas en esta crema, forman una barrera protectora y calmante que aísla la piel de la humedad y de la fricción del pañal.

- rica en aceites vegetales nutritivos y reparadores (ximenia, oliva bio y girasol bio) y en manteca de albaricoque bio, es altamente regeneradora e hidratante, previene la irritación, alivia el malestar y promueve la desaparición de las irritaciones.

- cuidado los veganos, pues contiene cera de abejas.

- siendo 100% natural, permite, por sus beneficios, su uso diario y continuado.

- presenta los prestigiosos sellos de certificación ecológica EcoCert y BioCosmetique, que nos aseguran que este producto: no ha sido testado en animales, no contiene alérgenos ni parabenos, no se han empleado organismos modificados genéticamente, sin fenoxietanol ni aceites minerales, sin perfumes artificiales ni derivados del petróleo. Y no posee conservantes ni colorantes artificiales.

- su sello BIO es garantía de cosmética natural y ecológica. Presenta un 60,6 % de su total de ingredientes de la agricultura ecológica, y un 100 % son de origen natural.


¿Cómo usar y aplicar la Crema protectora de pañal con albaricoque de Cattier?

Uso diario: Después del cambio de pañal, aplica generosamente la crema protectora sobre el culito, limpio y seco previamente. Prestad especial atención a las áreas enrojecidas y más irritadas. Ojo a los pliegues.

Consejo: Si la piel está muy irritada, aplica, recomendablemente, y antes de la crema el Linimento Bio de Cattier para cambios de pañal, con un algodón sin más o una toallita suave de algodón, sobre la piel del bebé, insistiendo en las zonas enrojecidas o irritadas. Y sin retirar el linimento, pues crea efecto protectora encerada, aplica encima la Crema Protectora con toque de albaricoque.


¿Por qué me gusta la Crema para el cambio de pañal de Cattier?

El autor del “Principito”, Saint-Exupery, decía que “todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan”....

Es curioso, nunca he olvidado mi niñez, y menos aún desde que he llegado a ser mamá y tengo a mi niño entre mis brazos. Y abrazarlo es recordar los cuidados, olores, ungüentos, caricias de las manos de mi madre... Eso mismo que quiero que recuerde mi hijo al crecer.

Cuando tienes hijos siempre intentas buscar lo mejor para ellos, te vuelves muy exigente con todo aquello que tenga relación con su mundo. Y para un bebé, la piel es mucho más que para nosotros. Los bebés son delicados y sensibles. Todo en ellos lo es. Su piel es más fina que la nuestra. Por eso, los productos que uso para cuidarlo deben ser serios, eficaces y también muy agradables.

Nuestros gustos y recuerdos infantiles siempre permanecerán con nosotros. Y al igual que yo como madre no he borrado los míos, aquellas texturas y olores con los que cuidaban mi piel son los que he buscado para mi hijo.

Jean-Jacques Rousseau lo expresaba mejor que yo ....”Lo que uno ama en la infancia se queda en el corazón para siempre”.... Y Cattier es lo que uso en el cuidado de mi hijo, y sus productos naturales. Ellos son parte de mi memoria. Hoy mi presente.

El momento del baño de mi niño es mágico, y el Gel de baño y champú con ese olor a nueces por el aceite de almendras dulces que contiene me recuerda al olor de las manos de mi madre. Es extremadamente suave como la piel de mi hijo, limpia todo el cuerpo y cabello de una pasada, y no irrita sus ojos. Y siempre que lo baño me devuelve una sonrisa, no sé si por su olor, su textura, mi cuidado y cariño con el que lo hago.... Utilizo este gel echándolo directamente en el agua, y percibo que no daño para nada su piel. Y uso poca cantidad, me da incluso para esos plieguecitos de la piel de las piernas, que quedan expuestos a caca o pipí y también la zona entre sus deditos de manos y pies. Me ayudo de una esponjita natural, como mi madre lo hacía conmigo.

Después de secarlo muy suavemente, uso los distintos productos de la misma línea que tengo para él. Con el Linimento Bio, con esa textura tan emulsionante, se lo paso por el cuerpo aportándole protección, con esa película sutil que deja en su piel, y lo uso también al cambiarle el pañal, abandonando las toallitas de siempre. Y pasa una noche “más segura”.

Si mi niño tiene alguna irritación o rojez más intensa utilizo la Crema de albaricoque, sobre el linimento, que protege más eficazmente esas zonas irritadas. Y lo uso también de preventivo, aún cuando las rojeces no sean exageradas, y percibo que mi hijo me devuelve un Gracias enorme con su sonrisa, siento el alivio en su malestar y le aporto mucha suavidad.

Alguna mañana, si dejo el bañito para relajarlo por la noche, tal como me recomendó el pediatra, utilizo la Leche Limpiadora de cara y cuerpo, para hidratarlo y darle ese masajito por todo el cuerpo, bien con un algodón, o bien directamente con mis manos....Su aroma relajante a azahar lo deja envuelto en una limpieza que me dan ganas, aún más, de achucharlo y apretarlo a mi, para que me deje llena de su olor a bebé....para sentirme feliz otra vez con su sonrisa.

Mi bebé vive invadido por la ilusión de mi mirada, de mis manos limpiándolo con esta emulsión ligera, protegiéndolo con esta crema cuando está irritado, o usando el gel completo al bañarlo.....

Y yo aplico la misma filosofía que mi bebé, dejarme invadir por los productos de Cattier para bebé, pequeñas cosas que me hacen despertar por la mañana con el espíritu que tenía cuando era niño.

La infancia te demuestra que no necesitas grandes cosas para disfrutar y ser feliz. Cattier y sus productos para bebé me recuerdan que la felicidad está en estas pequeñas cosas....y disfruto con ellas al igual que mi niño....


Composición:

Helianthus Annuus Hybrid Oil* (girasol), Cera Alba (cera de abejas), Zinc Oxide, Olea Europaea Fruit Oil* (oliva), Dicaprylyl Carbonate, Prunus Armeniaca Kernel Oil* (albaricoque), Theobroma Cacao Seed Butter* (cacao), Polyglyceryl-2 Dipolyhydroxystearate, Hydrogenated Apricot Kernel Oil*, Ximenia Americana Seed Oil (ximenia), Polyglyceryl-4 Oleate, Glyceryl Undecylenate, Bisabolol, Tocopherol. * Ingredientes procedentes de agricultura ecológica.

Opiniones